especialistas

Principales alternativas médicas contra el cáncer

En Colombia hubo avances significativos en los tratamientos oncológicos. Sandra Franco, jefe del Centro de Oncología de la Clínica del Country, cuenta cuáles son los más importantes.


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer causa cada año la muerte de cerca de 9,6 millones de personas en el mundo. Por eso, la medicina trabaja incansablemente para combatir esta enfermedad. En los últimos diez años ha habido avances significativos en los tratamientos oncológicos que mejoran la calidad de vida de los pacientes y prolongan su sobrevida.

Sandra Franco, oncóloga y jefe del Centro de Oncología de la Clínica del Country, explica que estos descubrimientos han cambiado la forma en la que los especialistas diagnostican y tratan la enfermedad para ayudar a disminuir el uso de quimioterapia. Por ello es que desde hace diez años, con la apertura del Centro de Oncología, en la clínica se vienen implementando innovadores procedimientos como:

La inmunoterapia: es considerado el tratamiento más novedoso contra el cáncer. Se basa en estimular el sistema inmunológico del paciente con el fin de que este sea capaz de controlar la enfermedad. Los procesos más utilizados son los inhibidores de punto de control, anticuerpos terapéuticos, transferencia adoptiva celular y vacunas. Estos tienen efectos secundarios diferentes a los asociados a la quimioterapia.

Lea también: El cáncer sería la principal causa de muerte en un futuro

Pruebas genómicas: permiten analizar los genes que pueden estar implicados en la patogénesis de la enfermedad. Con estos exámenes se puede perfilar la huella genética de un tumor, evidenciando las alteraciones en el ADN que ayudan a su crecimiento y el grado de agresividad. Esto permite aplicar tratamientos dirigidos a estas anormalidades específicamente y en algunos tumores facilita determinar el pronóstico a largo plazo y la necesidad o no de tratamientos como la quimioterapia. En el caso del cáncer de mama, hoy son pruebas estándar que ayudan a identificar el pronóstico de la enfermedad. Gracias a ellas es posible disminuir un 70 por ciento la utilización de quimioterapia en cáncer de seno temprano.

Terapias blanco o dirigidas: con anticuerpos monoclonales u otros medicamentos denominados inhibidores de tirosin quinasa se ataca directa y exclusivamente a las células malignas de acuerdo con las características que presentan y que las distinguen de otras. De esta manera se reduce o detiene la propagación de la enfermedad.

Oncogenética: posibilita la identificación de ciertas predisposiciones hereditarias al cáncer. Aunque la mayoría de tipos de esta enfermedad suceden por factores aleatorios, se ha comprobado que hay ciertas mutaciones genéticas en los tumores que son hereditarias. Si se identifica una predisposición de este tipo, es posible prevenir la enfermedad.

Debido a los beneficios de la oncogenética, la Clínica del Country inauguró en 2012, en Bogotá, un programa dedicado a ofrecer asesoría genética en alto riesgo y cáncer heredo familiar. Hasta la fecha, son más de 3.000 los pacientes atendidos y 2.125 las pruebas genéticas solicitadas.

Le puede interesar: La batalla de Luis Parada, el biólogo molecular colombiano que lucha contra el cáncer

“Estamos en la capacidad de evaluar aproximadamente entre 29 a 30 genes en las personas, cuando hace unos años solo se realizaban pruebas genéticas en dos genes relacionados con el cáncer de mama y de ovario: el BRCA1 y BRCA2. Este incremento ha permitido poder detectar en un mayor número de personas, y con mayor precisión, si tienen genes que aumentan el riesgo de heredar o padecer de algún cáncer”, comenta la doctora Franco.

Investigación permanente

La Clínica del Country ha realizado más de 57 estudios clínicos en donde se han evaluado las terapias más importantes que hoy se utilizan para tratar el cáncer. “Los estudios realizados en nuestro centro de investigaciones son los mismos que se hacen en los mayores centros oncológicos del mundo y esto nos ha dado la posibilidad de ofrecer a pacientes colombianos el acceso a las nuevas terapias antes de que estén disponibles en Colombia de manera rutinaria”, puntualiza Franco.

Actualmente, la institución amplió su cobertura a la zona de Colina, que inauguró su centro de detección temprana y diagnóstico precoz de cáncer de seno, cáncer ginecológico, de piel y próstata, con la disponibilidad de un servicio de oncología y una unidad de quimioterapia para el tratamiento de aquellos pacientes con casos positivos para malignidad.