Tendencias
Joe Biden
"Hay un 25% de la población que nos está haciendo mucho daño" Joe Biden a personas que se niegan a vacunarse contra el coronavirus (AP Foto / Evan Vucci) - Foto: AP

coronavirus

“Hay un 25 % de la población que nos está haciendo mucho daño”: Joe Biden a personas que se niegan a vacunarse contra el coronavirus

El mandatario norteamericano aseguró que la gente debe inmunizarse para salvar sus vidas y de la que los rodean.

La reducción del ritmo de vacunación en los Estados Unidos tiene preocupadas a las autoridades sanitarias de ese país, situación que se presenta esencialmente por la negativa de miles de personas a hacerlo porque no creen en el inmunizante.

A pesar del llamado a que la población acuda a los puntos de vacunación, mucha gente se resiste. Incluso se han hecho campañas que incluyen beneficios económicos y reducción en el precio de algunos productos y servicios a quienes se inmunicen.

Ante esta situación, el presidente de EE.UU., Joe Biden, reiteró que su país vive una “pandemia de no vacunados” que comprometen al sistema de salud que enfrenta una difícil situación por la atención de quienes resultan contagios con el coronavirus.

El mandatario urgió a los ciudadanos para que se inmunicen cuanto antes, tras señalar que deben hacerlo “para salvar sus vidas y las de los que los rodean”.

“Aún tenemos 70 millones de estadounidenses que no se han dado ni siquiera una dosis. Y para peor, tenemos funcionarios electos que trabajan para minar, con información falsa, la lucha contra el coronavirus. Esto es inaceptable”, dijo el mandatario.

Enfatizó en su llamado al entregar cifras preocupantes sobre el porcentaje de personas que no se han vacunado: “Hay un 25% de la población que nos está haciendo mucho daño”.

“Los no vacunados abarrotan nuestros hospitales, desbordando las salas de urgencias y las unidades de cuidados intensivos, sin dejar espacio para que alguien con un ataque al corazón o una operación de cáncer pueda recibir la atención que le salvaría la vida, porque los lugares donde podrían recibir esa atención están abarrotados, no están disponibles”, señaló.

En ese sentido, destacó la necesidad de que la mayor parte de la población esté inmunizada, al recordar que muchas personas han atravesado por el dolor de perder a seres queridos que se negaban a ser vacunados, por lo que insistió en que deben hacerlo por su propia salud y por la de quienes los rodean”.

Así mismo, hizo un llamado a los mayores de 65 años y a las personas con comorbilidades que hayan recibido la segunda dosis de la vacuna de Pfizer hace más de seis meses para que acudan a los puntos de inoculación para que les sea aplicada la dosis de refuerzo.

“Si se vacunó con Pfizer en enero, febrero o marzo de este año y tiene más de 65 años, vaya a buscar la dosis de refuerzo. O si tiene una condición médica como diabetes o es un trabajador de primera línea de la salud o maestro, puede obtener un refuerzo gratuito ahora”, señaló.

Agregó que “tenemos las herramientas para vencer a la covid-19 si nos unimos como país y utilizamos las herramientas que tenemos”.

En ese sentido, el jefe de Estado de EE. UU., aseguró que señaló que hay 65 millones de estadounidenses elegibles para recibir la tercera dosis de refuerzo, tras anunciar que se vacunará nuevamente tan pronto como sea posible.

Así mismo, pidió a los estadounidenses que recibieron las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson que “esperen su turno en la fila” antes de recibir una dosis de refuerzo, y pronosticó que pronto habrá más orientación sobre esos preparados.

Vacunación en Estados Unidos. Win McNamee/Getty Images/AFP (Photo by WIN MCNAMEE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)
Vacunación en Estados Unidos. (Photo by WIN MCNAMEE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP) - Foto: Getty Images via AFP

Como se recuerda hace un par de días los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomendaron las dosis adicionales para las personas de 65 años o más, los residentes de asilos de ancianos y las personas de 50 a 64 años con enfermedades subyacentes.

La decisión establece que esa dosis de refuerzo se administraría una vez que hayan pasado al menos seis meses desde que recibieron su última inyección de Pfizer.

Autoridad de salud de EE. UU. respalda vacuna anti-covid de refuerzo para trabajadores en riesgo

Entre tanto, los CDC ignoraron este viernes su propio panel de expertos para respaldar la administración de una dosis de refuerzo de la vacuna anti-covid de Pfizer en personas que tienen una alta exposición al virus debido a sus trabajos.

El jueves por la noche, un comité de los CDC se negó a incluir a esta población, que comprende a profesores o empleados de supermercados, entre los beneficiarios de la dosis de refuerzo.

Pero la directora de la institución, Rochelle Walensky, se pronunció en contra de esa resolución, una decisión poco común.

“Durante una pandemia, incluso en condiciones de incertidumbre, debemos tomar medidas que creemos serán las más beneficiosas”, dijo en un comunicado, recordando que los CDC deben basarse en “datos complejos y, a menudo, imperfectos”.

Una tercera dosis para “personas con alto riesgo de contraer la enfermedad”, especialmente debido a su trabajo, así como para otras poblaciones en riesgo, como los ancianos, es “la mejor manera de atender las necesidades de la nación en el terreno de la salud pública”, añadió Walensky.

Esta dosis de refuerzo será entonces recomendada para personas de 65 años o más, así como para aquellas de entre 18 y 64 años con factores de riesgo de desarrollar una forma grave de la enfermedad.

Estos cambios reflejan las vacilaciones y divisiones en la comunidad científica en torno a la necesidad de una tercera dosis de la vacuna anti-covid.

De hecho, la opinión del comité de expertos sembró un poco más de confusión sobre la campaña de refuerzo de vacunación en Estados Unidos.

En un comienzo, a mediados de agosto, la administración de Joe Biden anunció que una vasta campaña de refuerzo de las vacunas de Pfizer y Moderna sería lanzada a partir del 20 de septiembre para todos los adultos, sin distinción.

Sin embargo, la semana pasada los expertos rechazaron esa posibilidad.

Pero como todas las vacunas se compran y distribuyen a través del gobierno estadounidense, la forma en que se administran está sujeta a las detalladas directrices de los CDC.

Con información de AFP.