ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
Galería
En imágenes: El triste espectáculo de los circos

Luisa Danier tiene 59 años, 57 de ellos han transcurrido bajo la carpa de un circo. Ha sido bailarina, alambrista, payasa, acróbata e, incluso, parte del show suicida de cuatro motociclistas girando a altas velocidades dentro de una esfera. Hoy espera con paciencia el final del aislamiento. “Esta es una de las pruebas más difíciles de mi vida”, dice. Foto: Guillermo Torres SEMANA

1/13

Juan Carlos Morales mide solo 1,55 centímetros, pero se considera un gigante para sacarle sonrisas a la gente. Como el circo cerró, decidió de la mano de su hija Beatriz alternar lo que sabe hacer con vender tapabocas y narices de payaso. Tiene un proyecto a corto plazo: “Estamos trabajando en un show de circo a domicilio. Uno que haga reír a los niños a través de las ventanas de las casas”, dice. Foto: Guillermo Torres SEMANA

2/13

En una improvisado toldo, bajo la carpa central del circo, los bailarines rusos Ekaterina Kakina (24 años) y Ruslan Guseinov (25 años) pasan los días de cuarentena escuchando rap y cocinando lo que les llega por solidaridad. “Amo las frutas de Colombia”, dice Ruslan a través de una aplicación de traducción en su celular. Foto: Guillermo Torres SEMANA

3/13

El circo Las Vegas Fantasy ha recorrido el país decenas de veces. Antes de la cuarentena, se presentó en Bogotá. En Chía estaría un par de semanas y luego seguiría su camino hacia Medellín. Foto: Guillermo Torres SEMANA

4/13

Por la pandemia y la intempestiva orden de cancelar todo tipo de reuniones y presentaciones, el circo quedó armado. Hoy, la carpa no solo es el hogar de varios artistas, sino también el de sus familias. Foto: Guillermo Torres SEMANA

5/13

Maquillarse es casi un ritual, aún cuando no haya presentación. “Es la manera de sentir que seguimos vivos”, dice Carlota Danier dentro de uno de los cuatro contenedores en los que se mueve el circo de un lugar a otro. Foto: Guillermo Torres SEMANA

6/13

La adrenalina que esparcían los malabaristas de la muerte, o el asombro del público tras los imposibles trucos de magia, parecieran nunca haber existido. En vez de eso, el circo luce hoy silencioso, casi agonizante. Foto: Guillermo Torres SEMANA

7/13

Antes de llegar a Colombia para bailar sobre hielo, Ruslan Guseinov trabajaba en Moscú como organizador de eventos. “Somos artistas y tenemos un espíritu fuerte. Sabemos superar las dificultades. Luego recordaremos todo esto con una sonrisa”, dice justo antes de salir de la carpa a rebuscarse unas monedas disfrazado de oso. Foto: Guillermo Torres SEMANA

8/13

Este domingo, artistas circenses de varios de los circos más grandes del país harán una maratónica presentación virtual para recolectar fondos. “Es la esperanza que tenemos para que el circo siga vivo”, dice uno de los artistas que vive en un contenedor. Foto: Guillermo Torres SEMANA

9/13

Bajo la carpa del Vegas Fantasy, en Chía, viven hoy 32 personas, incluidos cinco niños y dos bailarines rusos que no hablan español. A menudo, personal de la Alcaldía los visita para examinarlos y llevarles mercados y kits de aseo. Foto: Guillermo Torres SEMANA

10/13

Jesús García no tiene talento circense alguno. Sin embargo, su trabajo puede ser el más osado de todos: mantenerles el ánimo arriba a las cerca de 60 personas que vivían del circo y que atraviesan momentos difíciles. “Les digo que esto pasará y les doy ánimo”, dice este migrante venezolano que hace las veces de administrador en época de pandemia. Foto: Guillermo Torres SEMANA

11/13

Con la taquilla cerrada, los artistas deben salir a conseguir dinero para el sustento diario. Caracterizando la serie de televisión rusa Masha y el Oso, o clásicos de Walt Disney, cada uno de ellos puede recolectar hasta 30 mil pesos diarios. Foto: Guillermo Torres SEMANA

12/13

Juan Carlos Morales siempre ha sido payaso. Él pertenece a una familia que ha llevado el circo en su ADN durante más de cuatro generaciones. “Tengo fotos de mi abuela montada sobre una mula en algún circo en el Valle del Cauca. Ella gritaba: !Todos al circo, hoy gran función!”, cuenta al lado de su hija malabarista. Foto: Guillermo Torres SEMANA

13/13

04

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1993

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall