cultura

Édgar Vivar reveló que Televisa perdió los derechos de personajes de Chespirito

El actor que interpretó al Señor Barriga dio a conocer que a partir del 31 de julio los derechos pertenecen a la familia de Roberto Gómez Bolaños.


Este fin de semana hubo conmoción en Latinoamérica luego de que se conociera que "El Chavo del 8", "El Chapulín Colorado" y otras producciones de Chespirito se dejarían de emitir mientras se resuelve una disputa legal entre los hijos de Roberto Gómez Bolaños y Televisa por estas licencias.

Édgar Vivar, quien interpretó al Señor Barriga, el Ñoño y el Botija, manifestó que los derechos de los personajes ya no pertenecen a la popular cadena de televisión mexicana y que una cesión negociada por el Grupo Chespirito, encabezada por los hijos del comediante, culminó el 31 de julio de 2020.

Esto explicaría el motivo por el que los programas creados por Gómez Bolaños dejaron de verse el pasado fin de semana en los canales latinoamericanos, incluidos los colombianos.

Vivar hizo la revelación en una entrevista con René Franco para el programa "La Taquilla" y esto querría decir que los canales pueden negociar con la familia la emisión de los programas.

Sin embargo, hay un vacío legal si se tiene en cuenta que al parecer Televisa es dueña de los programas que realizó con Chespirito, pero no de los personajes que ahora le pertenecen a los hijos de Gómez Bolaños.

Roberto Gómez Fernández, hijo de Roberto Gómez Bolaños, dio a conocer la situación por medio de una publicación en Twitter en la que manifiesta que espera que se resuelva pronto para que las series vuelvan a ser vistas.

"Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté "Chespirito" en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos", explicó Gómez Fernández.

Florinda Meza, quien interpretó a Doña Florinda, y viuda del comediante, también se refirió a la situación manifestando que no tiene que ver con las negociaciones. Además, señaló que es una noticia triste teniendo en cuenta que en estos momentos de dificultad es cuando más se necesita a "El Chavo".

"Aunque no tengo nada que ver, porque inexplicablemente no he sido convocada a las negociaciones, creo que justo ahora, cuando el mundo más necesita diversión, hacer eso es una agresión hacia la gente", escribió la actriz.

"Además, va en contra de sus propios intereses comerciales, porque en este momento queremos ver todo aquello que nos recuerde un mundo que fue mejor. "Chespirito" ya es un programa de culto. Es parte del ADN de los latinos, lo llevamos en la memoria genética", escribió.

"Pretender eliminarlo de tajo es una medida poco inteligente. Es triste comprobar cómo en tu propia casa, a la que le has dado millones de dólares, es donde menos te valoran", concluyó Meza.

Mientras tanto, STB, la empresa que transmite las series de "Chespirito" en Brasil, fue una de las pocas que se refirió a la situación y manifestó en un comunicado el motivo de la ausencia de la serie.

"La suspensión se debe a un problema pendiente de resolver con el titular de los derechos de las historias", expresó la compañía al medio "Omelet".