Tendencias

Home

Cultura

Artículo

Las rencillas internas y los problemas familiares casi acaban con la banda, pero Sepultura sigue girando, sigue grabando y sigue tocando por cuenta de la persistencia de este guitarrista nacido en São Paulo en 1968.
Las rencillas internas y los problemas familiares casi acaban con la banda, pero Sepultura sigue girando, sigue grabando y sigue tocando por cuenta de la persistencia de este guitarrista nacido en São Paulo en 1968. Estos días, Kisser se siente lleno de energía, joven de espíritu . En esta foto de 2006 posó con chaqueta negra pero también con la camiseta del Sao Paulo FC, el club de sus amores. - Foto: getty images

música

“Es nuestro mejor momento como músicos”: charlamos con Andreas Kisser sobre Sepultura, música, fútbol y política

Por: Alejandro Pérez Echeverry

Figura del metal latinoamericano y mundial, el guitarrista brasileño viene con su banda al Knotfest en Bogotá y habló con nosotros del legado de la agrupación, de la defensa de los derechos indígenas que plantea desde sus letras y sonidos y sobre los efectos positivos de dejar el alcohol.

El carnaval de música pesada llamado Knotfest regresa por tercera vez a Bogotá este diciembre, con casa nueva en el estadio El Campín y sus alrededores, y conciertos que atraerán la atención del mundo entero, como la reunión de los integrantes vivos de Pantera, Phil Anselmo y Rex Brown, con el guitarrista Zakk Wylde y el baterista Charlie Benante. Pero hay más. Al festival se suman el regreso de Judas Priest, la primera vez de Bring Me The Horizon en el país y un puñado de bandas aclamadas, entre las cuales se cuentan Sepultura, de Brasil; Venom, del Reino Unido, y Trivium, de Estados Unidos.

Desde que Andreas Kisser entró a formar parte de Sepultura con los hermanos Cavalera, a finales de los años ochenta, la banda brasileña alcanzó techos mundiales con un sonido pesado y rápido que se fue alimentando cada vez más por las sonoridades tribales de su país y los problemas del mismo. Ahora sin los Cavalera, pero con un grupo que sigue impulsando sus límites, la banda continúa latiendo. Con ese repertorio que hizo de Sepultura un acto mundial y con años más de composiciones y experiencias, Kisser regresa al país a amplificar la huella de una banda que, gracias a su determinación, se rehusó a apagarse por cuenta de conflictos internos. Hablamos con Kisser, desde su búnker en São Paulo. Esto nos dijo.

SEMANA: Gojira pasó por Colombia, y es una de las muchas bandas que los citan como influencia. ¿Piensa en esa influencia histórica de su banda?

A.K.: Es lindo mirar a la influencia que Sepultura tiene todavía en bandas más jóvenes como Gojira y en la historia, porque incluso Slipknot nos mencionaba cuando empezó. Es increíble haber dejado una marca así. Todavía hoy tocamos la historia de Sepultura en nuestros conciertos. Navegamos lo más antiguo y tocamos lo nuevo, de discos como Quadra (2020), que está influenciando a mucha gente hoy. Nos sentimos bien cargando esta responsabilidad de mantener la música de Sepultura y su espíritu mientras hacemos cosas nuevas, y siempre estudiando para tocar mejor. Es genial hacer lo que amamos y, después de esta pandemia, volver al escenario a tocar en un festival increíble como el Knotfest junto a Pantera, Judas Priest y más...

SEMANA: Judas fue una influencia importante. Cuéntenos de esas memorias sobre compartir cancha con esa gente que lo inspiró…

A.K.: En el primer Rock en Río en el que tocamos, en 1991, tocamos con Judas Priest por primera vez. Ellos llevaban el Painkiller. Tocaban Guns N’ Roses, Megadeth. Y nuestro camerino estaba al lado del de Judas. Y Rob Halford vino a visitarnos en nuestro camerino, el Dios del Metal mismo, en persona, y quiso hablar con nosotros, saber de Sepultura. Fue increíble. Y en otras giras nos encontramos con ellos. En una, hablando con Glenn Tipton, me dijo que nuestro disco Chaos A.D. fue una influencia para él. Que un dios de la guitarra que hasta hoy es de mis grandes influencias me dijera eso, fue algo que ni siquiera alcancé a soñar.

SEMANA: Ese disco, ‘Chaos A.D.’, partió la historia de muchos en dos. ¿Qué piensa cuando lo recuerda?

A.K.: Para Sepultura fue igual. Creativamente, era un momento muy bueno para la banda y trabajamos el disco en Rockfield Studios (en Gales), donde Led Zeppelin, Black Sabbath, Queen y tantos otros habían grabado. La influencia de la música británica era muy fuerte, no solo por Sabbath, Deep Purple o Zeppelin, también por bandas como New Model Army y The Mission. Fue una época muy fuerte, en la que Sepultura buscaba un sonido más original. Hasta Arise, se nos comparaba mucho con Slayer, con Possessed, Sodom, Kreator, otras bandas más thrash, y eso era bueno porque formamos parte de esa ola y nos influenció, pero en ese trabajo empezamos a utilizar los sonidos más brasileños, los ritmos, las percusiones. Los temas tenían algo más de groove, no eran tan rápidos. Ahí encontramos finalmente un sonido propio que, hasta hoy, nos ha abierto un camino diferente.

En vivo, Sepultura revisita muchos éxitos que lanzó en los noventa con los hermanos Cavalera, pero también suma música de sus trabajos más recientes.
En vivo, Sepultura revisita muchos éxitos que lanzó en los noventa con los hermanos Cavalera y suma música de sus trabajos más recientes. - Foto: getty images

SEMANA: Ya ha estado con Sepultura más tiempo que sus fundadores, los Cavalera. Háblenos de la evolución y del sonido de la banda en el álbum ‘Quadra’.

A.K.: Este trabajo incluye un poco de todo lo que hicimos en nuestra historia. La idea musical vino de ahí. Dividimos el disco en cuatro partes. La primera es más old school, más thrash. La segunda es más groove, más percusiva, estilo Chaos A.D. y Roots; la tercera es un poco más progresiva y técnica, con instrumentales; y la parte cuatro es un poco más melódica, estilo Pink Floyd, con más espacio.

Nuestra propia historia forma parte de este trabajo, pero vista desde la creación actual de Paulo, Derrick, Eloy y mía. Creo que es nuestro mejor momento como músicos, como compositores. Yo me siento mejor como guitarrista y músico que cuando tenía 24 o 25 años. Tengo más energía que nunca. Dejé el alcohol hace dos años, casi tres, y esto ha mejorado mucho mis condiciones de trabajo. Quadra es la consecuencia de este momento, del sentimiento de tener grandes músicos al lado y una organización con nuevos managers, una cosa más separada de la familia, un poco más profesional, porque Sepultura ha sufrido mucho cuando ha trabajado entre familia. Es muy complicado.

"Yo me siento mejor como guitarrista y músico que cuando tenía 24 o 25 años. Tengo más energía que nunca. Dejé el alcohol hace dos años, casi tres, y esto ha mejorado mucho mis condiciones de trabajo"

SEMANA: Unir trabajo, familia, amigos, es muy difícil...

A.K.: Lo es, pero finalmente tenemos una organización que funciona.

La historia con los hermanos Cavalera no terminó bien, pero esa alineación original indudablemente dejó una huella impresionante. ¿El lado positivo? Los seguidores de la increíble música que crearon juntos pueden verla tocada por dos bandas en sus respectivas giras: Sepultura y Cavalera Conspiracy. - Foto: getty images

SEMANA: Recién hubo elecciones en Brasil. ¿Qué tanto se mezcla la música y la política?

A.K.: Hablar de política siempre termina mal. Es como la religión. La gente siempre se ve en necesidad de elegir un lado, derecho, izquierdo, centro, norte, sur... y se olvida de mirar al presente, de lo que el país y sus ciudadanos necesitan para hacer las cosas juntos. Necesitamos trabajar juntos, no necesitamos dividir o repartir, como se suele repartir la gente en la política. “Si estás en un lado, no puedes estar en el otro”, se dice. No, esto es Brasil y estamos todos juntos, así sea difícil de verlo...

"En nuestra música, nosotros ponemos nuestras ideas, muy políticas. Principalmente sobre los indígenas acá en Brasil, que intentamos ayudar como podemos para parar la invasión de tierras, los asesinatos y las cosas que han sucedido en este Gobierno"

En nuestra música, nosotros ponemos nuestras ideas, muy políticas. Principalmente sobre los indígenas acá en Brasil, que intentamos ayudar como podemos para parar la invasión de tierras, los asesinatos y las cosas que han sucedido en este Gobierno, que realmente fue muy malo. Quizá podemos cambiar. Llega un nuevo viejo presidente, Lula, y debemos empezar a trabajar para poner a Brasil de vuelta a un camino de progreso, de desarrollo y evolución. Porque hemos pasado un periodo muy difícil. No solo Brasil, el mundo vive tiempos difíciles...

SEMANA: Su São Paulo FC perdió la final de la Copa Sudamericana, pero Brasil va al Mundial y tiene muchas posibilidades...

A.K.: São Paulo llegó a una final, no la jugó bien. El rival, Independiente del Valle, jugó mucho mejor, un fútbol increíble y ganó merecidamente. Así es el fútbol. Sobre la Copa Mundial, Brasil está fuerte con Tite, que trabaja muy bien. Si Neymar juega serio, enfocado en la Copa, hay grandes chances de que Brasil sea campeón. Somos uno de los favoritos, pero siempre están los europeos...

SEMANA: En la música no se compite, nadie tiene que ganar. O mejor, todos ganan. ¿Qué le ha sorprendido musicalmente que recomiende a sus seguidores?

A.K.: En este reciente Rock en Río quedé sorprendido. Pude ver conciertos de artistas que nunca había visto y que no tienen nada que ver con metal, artistas más pop que me gustaron mucho. Jessie J se presentó con un guitarrista brasileño, Mateus Asato, que es increíble, y fue un concierto fantástico. También pude ver a Dua Lipa, y me encantó verla. Es increíble, entrega un concierto fantástico. Su presencia en la tarima es muy sensual y sus canciones, muy bien hechas. En general, no soy un cazador de músicas nuevas. Me llega naturalmente.

"Pude ver a Dua Lipa, y me encantó. Es increíble, entrega un concierto fantástico. Su presencia en la tarima es muy sensual y sus canciones, muy bien hechas"

SEMANA: Cuando escucha música en su auto, ¿qué escucha?

A.K.: En mi auto me gusta escuchar pódcasts, entrevistas con gente. No me gusta tener los audífonos puestos o escuchar música siempre. Me encanta el sonido natural de las cosas, de la gente, de los carros, de la naturaleza y cosas así. Eso me influencia un poco más. Leer y platicar con las personas también. Con respecto a la música, estoy siempre estudiando o tocando con alguien, aprendiendo algo nuevo. O refrescando las cosas de Sepultura, ya que empezamos gira pronto en México, y por eso practico lo que pude haber olvidado. Pero sí escucho mucho Black Sabbath, cosas antiguas, Iron Maiden, que son siempre muy lindas de escuchar, no les pasa el tiempo.

SEMANA: ¿Alguna memoria de Colombia?

A.K.: Siempre me fue muy bien allá. Me encantó Medellín, cuando nos presentamos por primera vez. Y claro, Rock al Parque es una experiencia increíble. Y con De La Tierra abrimos un concierto para Metallica en Bogotá, y eso se quedó en mi memoria.

SEMANA: ¿Hay reto en armar la lista de canciones para un festival?

A.K.: Es un proceso tranquilo. Tenemos un setlist de headliner y, dependiendo del festival, tenemos sets de 40 minutos, de una hora, de una hora y quince minutos, y ahí tenemos posibilidades. E incluimos temas que sabemos que tenemos que tocar, Roots, Arise, y temas nuevos.

SEMANA: Hay una polémica sobre cuántas grabaciones (backing tracks) usan las bandas en vivo. Mucha gente considera que es un engaño al público, otra gente lo ve como una adición natural. ¿Cómo le ve usted?

A.K.: Para mí hay ‘backing tracks’ de ‘backing tracks’... es decir, Sepultura ha utilizado backing tracks de sonidos de orquesta, de los violines que integramos en Quadra, por ejemplo, porque no tenemos cómo llevar la orquesta a todos nuestros shows en vivo. Pero son pocas cosas, el resto es en vivo y en directo. Para mí, usar un back track de una línea vocal, eso es demasiado, obviamente, es casi ver un video clip, un doblaje, no un concierto.