pantallas

Streaming musical: rock latino, bandoneón global, resistencia cítrica, cumbia rebajada y blues de mujer

Por: Alejandro Pérez Echeverry

Netflix disecciona ‘Hurt’ de NIN, mapea el rock latinoamericano y presenta a la madre del blues y una aspirante al Óscar llena de cumbia rebajada. En HBO Go, Piazzolla pesca en la vida, mientras que el Festival Urbano canaliza la resistencia en FB Live y DirectvGo ostenta a Lennon y más titanes.


*Por Alejandro Pérez

Si el streaming de películas, eventos y documentales sobre música hacen parte de sus intereses (y si toma un descanso estos días de final de año o tiene algo de tiempo libre por matar) dele una oportunidad a estas producciones.

Alexis Play en el Festival Urbano 2020
Alexis Play en el Festival Urbano 2020. Foto: FB Live de Cartel Urbano - Foto: Cartel Urbano

Resistiendo la naranja: Festival Urbano 2020 de Cartel Urbano - Facebook Cartel Urbano

Entre el 9 y 12 de diciembre tuvo lugar el Festival Urbano 2020, que Cartel Urbano llevó al mundo aprovechando el FB Live como plataforma. Agitando banderas de resistencia, el evento mezcló conversatorios, muestras de video expandido, y presentaciones musicales en vivo, que en su mayoría aún se pueden ver en sus redes. En un año duro para la cultura independiente, olvidada por políticas naranjas y sus convocatorias, el FU2020 y su ‘Estado Cítrico’ plantearon un postulado multicolor lleno de arte reaccionario. Así probó que hay llamas que no se apagan. Hubo muchos puntos altos a lo largo de cuatro días: Caverna encendió Asilo Bar; la jornada en Def Jamaica cerró con una tanda rotunda con Keke Minowa, Flaco Flow y Alexis Play; en Matik Matik una propuesta como Radamel (imposible de ver y de dejar de ver al tiempo) resultó vibrante; y La Tímbrika y Romperayo la rompieron en Latino Power.

Historia de un clásico: Song Exploder. Hurt. Nine Inch Nails - Netflix

Netflix lanzó una nueva tanda de (cuatro episodios de) ‘Song Exploder’, la serie que disecciona una canción con su creador/a. El ápex llegó esta segunda temporada con Trent Reznor, creador de Nine Inch Nails, repasando Hurt. Con esa canción, el músico estadounidense cerró su frenético y oscuro The Downward Spiral, disco que lanzó en 1994 y lo propulsó al mundo entero. Con ella también cierra la mayoría de conciertos de su banda (la mayoría, pues en Colombia un episodio técnico nos la robó en Estéreo Picnic 2014). Muchos conocieron Hurt en la voz de Johnny Cash, que la retomó y le dio una dimensión impresionante. El hecho no pasa desapercibido, y es abordado con reverencia, así como la memoria de haberla cantado con David Bowie. Hay mucho qué disfrutar: el sonido juega un papel esencial, las pistas y los secretos detrás de ellas son fascinantes. Pero, en el fondo, no se necesita más que escuchar a Reznor mirando al pacífico y pulsante desequilibrio de su himno con perspectiva histórica y personal. Eso hace de este capítulo “televisión obligada”. R.E.M. entregó el punto alto en la primera temporada con Losing My Religion, y Alicia Keys, Ty Dolla $ign y Lin Manuel Miranda, tan popular por estos días en Colombia, protagonizaron los otros episodios. Natalia Lafourcade, Dua Lipa y The Killers completan la segunda temporada.

Las dimensiones de un genio: ‘Piazzolla: Los años del tiburón’ - HBOGo

En este poderoso documental vemos a la figura revolucionaria de Astor Piazzolla desde los ojos de su hijo Daniel. Este supervisa detalles de una gran muestra que se hará en honor a su padre y, en ese marco, desempolva y comparte unos cassettes de viejas conversaciones entre su hermana y su padre (ambos fallecidos ya). El relato dibuja al músico, al hombre de familia, al talento; nos hace parte de su reacción a las críticas y nos plantea muchos de los matices de una vida dividida entre su país natal y Nueva York, ciudad que era tan parte de él como su bandoneón. Entre la veneración del mundo y el rechazo que Argentina supo hacerle sentir, Daniel pinta a un Astor marcado por sus complejos de infancia, el apoyo incondicional de su padre, y una filosofía de vida que creía en quemar el pasado para avanzar. Escuchar hablar al maestro de la fuerza física equivalente que le exige pescar tiburones y comandar su instrumento no es menos que cautivante, y así, lo que suman las conversaciones que escuchamos y el material de archivo que vemos. De esto se sirve el documental para sumar capas musicales y realidades familiares que van del recuerdo feliz al dolor: el personaje de Diana, hermana de Daniel e hija de Piazzolla, resulta en su propia ley una presencia grande que intriga. En su exploración franca de la vida de un genio musical, ‘Los años del tiburón’ no se calla detalles que muchos descartarían por pudor. Daniel comparte como, ante una muerte tan dura, alguien le mencionó un pacto que Astor habría firmado con el demonio reminiscente al de Robert Johnson. También descubrimos que el famoso Nonino trabajó 14 años para un gánster en Nueva York y Nonina tenía un alambique en casa en la época de la prohibición.

Astor Piazzolla Los años del tiburón HBOGo
Astor Piazzolla Los años del tiburón HBOGo - Foto: HBO

¿Rompen algo? - ‘Rompan todo: La historia del rock en América Latina’ - Netflix

Producida por Gustavo Santaolalla (cuya presencia es casi omnipresente), la serie documental de seis capítulos compila muchas anécdotas, voces y perspectivas. No las compila todas, no cubre todos los frentes, no menciona a todos los grupos y personajes que debería si se tratara de un recuento enciclopédico, pero gracias a una edición ágil, se consume fácil y sirve de punto de partida. ‘Rompan todo’ traza una línea obligada entre el marco sociopolítico y la escena en la que pioneros y bandas legendarias comenzaron a cantar en español desarrollaron sus exploraciones en Latinoamérica (aunque el foco está centrado en México y Argentina). Una parte de la crítica le ha castigado ser un documental de rock sin la transgresión digna del género, otra (y sí, se cuelan Maná, Don Tetto, y La Ley, y otros, y a veces parece una edición de ‘casas de rockeros cómodos) pero las reacciones del resto del mundo y del público general son menos inclementes. Para los cientos de millones de consumidores de Netflix que no habitan en esta región y no han crecido con el género, Los Saicos, Almendra, Soda Stereo, Los Abuelos de la Nada, Aterciopelados, Los Fabulosos Cadillacs, Café Tacvba y centenas de bandas mencionadas no figuraban en el radar y ahora lo hacen. Por eso, no sobra esta producción. Y por recordar la eterna y maravillosa ‘Pachuco’ de La Maldita Vecindad.

Cumbia rebajada y sentimiento - ‘Ya no estoy aquí’ - Netflix

Dirigida por Fernando Frías de la Parra, YNEA toca temas de identidad individual y grupal, y retrata la migración forzada con todo el desarraigo que acarrea, la añoranza que arrastra y la agresividad que presenta. México postuló la película a los premios Óscar, y la decisión se entiende. A través de su protagonista, hace al espectador parte de las tribus urbanas de Monterrey que laten al ritmo de la cumbia rebajada (en este caso, de una particular llamada los terkos). Los diálogos y actuaciones francas completan una película que impresiona con sus encuadres, su cruda y hermosa fotografía y sus secuencias de baile. La cultura tribal en medio de la violencia (inspirada fuertemente en las cumbias de Lisandro Meza, que suenan con reverencia), el golpe de ojo desde las zonas deprimidas de Monterrey, que de lejos miran a la ciudad más opulenta, nos recuerdan que esta historia se origina en México pero podría darse en Medellín, Armenia, o centenas más de ciudades a lo largo de este enorme continente, lleno de subculturas orgánicas en riesgo de desaparecer ante las balas y el ánimo de homogeneizar todo.

Ya no estoy aquí - Fernando Frías de la Parra
Ya no estoy aquí - Fernando Frías de la Parra - Foto: Netflix

Un teatro que suena y duele - ‘Ma Rainey’s Black Bottom’ - Netflix

No es fácil ver a Chadwick Boseman en su último papel antes de morir, porque puede que sea el mejor; interpreta a Levee, un trompetista marcado por episodios devastadores con enorme talento y un brío arrogante que molesta a sus más experimentados colegas de banda: Toledo, pianista, Cutler, trombonista, Slow Drag, contrabajista, y la única diva y estrella en la sala: Ma Rainey. En una sesión de grabación en Chicago, la banda acompaña a Rainey, a quien por su voz e impacto, llamaron ‘La madre del blues’ en los años 20. La cantante conocía la industria musical y le respondía con el mismo utilitarismo que esta le aplicaban a los talentos negros. Viola Davis es sencillamente espectacular en el papel y, seguramente, junto con Boseman, recibirá una nominación al premio Óscar. En el género de películas que nacen del teatro y brillan en la pantalla (‘Who’s Afraid of Virginia Woolf’ sigue siendo mi favorita), este estreno de Netflix emociona desde su corazón musical, su retrato de las grabaciones en vinilo de comienzos de siglo XX y, en especial, sus diálogos llenos de puja y dolor. En todo el roce artístico y humano que confluye en ese estudio de grabación, y por medio de interpretaciones memorables, se retrata la opresión de un pueblo.

Otras menciones: ‘Soul’ de Pixar en Disney +, ‘The Sound of Metal’ en Amazon Prime y ‘Lennon’s Last Weekend’ en DirectvGo

‘Soul’, la esperada cinta musical de Pixar se estrena el 25 de diciembre en Disney + y marca la primera vez que Trent Reznor y Atticus Ross suman banda sonora para una cinta animada. Lo han hecho, entre otras, en ‘The Social Network’, ‘Gone Girl’, ‘Mank’, y la serie ‘Watchmen’ de HBO.

‘El sonido del metal’, en Amazon Prime. Riz Ahmed es un baterista de metal que pierde su oído. La cinta ha recibido reseñas excelentes y ya está disponible en ese servicio de streaming.

Si cuenta acceso a DirectvGo, su servicio OnDemand está cargado de programas y documentales interesantes sobre música y discos específicos de The Beatles, Pink Floyd, Black Sabbath, Queen, The Beach Boys, así como conciertos impresionantes de Iron Maiden, Roger Waters, Nick Mason y muchísimo más artistas (en muchos otros géneros también la oferta es buena, pero en rock clásico es especialmente interesante).