Home

Economía

Artículo

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, y Santiago Montenegro, presidente de Asofondos.

gobierno

¿El Gobierno permitirá que colombianos retiren parte del ahorro pensional?

El Ministro de Hacienda aseguró que están examinando esta propuesta, que les permitiría a los cotizantes acceder a este dinero en medio de la crisis. Asofondos dice que la mejor opción para la actual coyuntura es usar las cesantías.

¿Estaría de acuerdo con que se permita el retiro parcial de los ahorros pensionales durante la actual crisis?

Esta polémica propuesta -que no ha sido vista con buenos ojos desde los círculos académicos y gremiales- está siendo debatida en el Ministerio de Hacienda.

Así lo confirmó el ministro Alberto Carrasquilla, quien aseguró que: "Hemos tenido muchísimos avances, no tenemos la decisión tomada todavía, pero ya se han tenido (reuniones) en el Ministerio de Hacienda y hemos hablado con los fondos de pensiones (...). Estamos examinando esa importante propuesta".

La idea es simple: permitirles a los colombianos tomar una parte de los recursos que tienen ahorrados en los fondos privados de pensiones, con el fin de solventar la actual crisis del coronavirus.

Esa puerta, sin embargo, no se abriría para todos los ciudadanos. Según fuentes del Gobierno, la iniciativa solo se avalaría en casos puntuales y siempre y cuando se cumpla con una decena de condiciones, tal y como opera actualmente el retiro de cesantías.

Lo anterior, no obstante, es apenas una de las ideas que se han contemplado en el Ministerio de Hacienda, que viene estudiando el tema desde hace varias semanas, con base en las propuestas de diferentes sectores.

En abril pasado, la firma Integral Soluciones Pensionales planteó que se abriera la posibilidad de retirar hasta el 10 por ciento de los ahorros para la jubiliación. Sin embargo, dicen que los recursos no llegarían directamente a los ciudadanos.

"El mayor riesgo es que, al entregar el dinero al afiliado sin compromiso de retorno, millones de colombianos verían comprometida cualquier expectativa de tener una pensión de vejez".

En contraste, señalan que los 28 billones de pesos que se liberarían del régimen de ahorro individual con solidaridad (RAIS) serían a título de deuda a cargo del Gobierno.

Es decir, quedarían en manos del Ejecutivo, que podría usarlos para mitigar la crisis de la covid-19, con el compromiso de que los devuelva en el momento en que las personas lleguen al momento de pensionarse.

De esta forma, agregan, se podrían destinar 22 billones de pesos a proteger el 40 por ciento de los empleos que están en riesgo de perderse y 1 billón adicional para aumentar la cobertura del ingreso solidario. Los 5 billones restantes permitirían darle recursos al sector de la salud. 

Si bien el presidente de Perú, Martín Vizcarra, rechazó la idea para permitir el retiro parcial de los ahorros pensionales, el Congreso de ese país aprobó el proyecto a finales de abril pasado.

Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, aseguró que desde el Gobierno no les han comunicado esta propuesta. Y agregó que "para atender la actual emergencia la mejor opción son las cesantías, en donde hay más de 16 billones de pesos con 9 millones de afiliados, que son los mismos beneficiarios de los fondos de pensiones".

En cualquier caso, para que el retiro parcial de las pensiones sea una realidad, el Gobierno tendría que tramitar una ley o -en un caso extremo- expedir un decreto con fuerza de ley, con base en una nueva emergencia económica.

Caso peruano

Colombia no sería el primer país en tomar una medida como esta en la actual coyuntura de la pandemia. En Perú ya es un hecho. A finales de abril, el Congreso peruano promulgó una ley que permite que los aportantes retiren hasta el 25 % (o un máximo equivalente a 3.750 dólares) de sus fondos de pensiones invertidos en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Según cuentas del gobierno peruano, el primer retiro habilitado supuso darles acceso a los aportantes a unos 2.473 millones de dólares, es decir, cerca de 9 billones de pesos.

El gremio de las AFP de ese país dijo, en su momento, que la retirada de ese dinero los obligará a liquidar hasta un 30 por ciento de los fondos a su disposición, en un contexto global en el que las bolsas siguen golpeadas, a pesar de su recuperación en las últimas semanas.

A la fecha, la Asociación de AFP (AAFP) de Perú registra que 2,7 millones de personas han accedido al mecanismo de retiro de hasta 3.750 dólares, mientras que 280.000 ciudadanos han solicitado acceder al 25 % de sus recursos pensionales.

Perú registra 7,5 millones de afiliados en las AFP, quienes tienen ahorrados unos 46.000 millones de dólares para sus pensiones.