tendencia

Punto final

Según el FMI, ya se acabó la recesión. El fuerte 'tirón' de China e India está impulsando la economía del mundo. En Latinoamérica, Venezuela presenta el peor balance.


El mundo puede dejar de pronunciar, por ahora, la temida palabra recesión. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que las condiciones de la economía global han mejorado antes de lo que se había anticipado en abril pasado, y que la recesión ha terminado.

Según los nuevos pronósticos del organismo, varias economías están mostrando signos que llevarán a que el mundo sólo presente una contracción del 1,1 por ciento este año y que para 2010 haya un crecimiento del 3,1 por ciento. Estados Unidos, la primera potencia mundial y donde comenzó la crisis, terminará 2009 con un caída del 2,7 por ciento, pero volverá a crecer en 1,7 por ciento en 2010.

Los pronósticos del organismo ratifican lo que varios analistas ya habían señalado en el sentido de que lo peor de la crisis ya pasó y que se entró en la senda de la recuperación.

También se confirma el importante papel que empezaron a desempeñar China e India. Al comienzo de esta crisis, hace casi dos años, muchos se preguntaron si estos dos países harían contrapeso para evitar una caída mayor de la economía global. La historia está mostrando que puede ser así. De acuerdo con el pronóstico del Fondo, los mercados asiáticos van mucho más acelerados. China se expandirá este año 8,5 por ciento y 9 por ciento el próximo año. India también empujará con el 5,4 por ciento esperado para 2009.

Pero para ser esta la salida de la recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial, los analistas del FMI no lucían muy triunfalistas la semana pasada en Estambul, donde sesionaba su asamblea.

El motivo es que la recuperación será muy lenta. Según el FMI, el hecho de poner punto final a la recesión no debe engañar a los gobiernos y hacerles pensar que se puede cantar victoria. La recuperación está sustentada en el fuerte gasto público y por esto los gobiernos tienen que mantener sus programas de estímulo económico para alentar el consumo y evitar que se detenga la tendencia.

En América Latina también se observan señales positivas. A partir del segundo semestre del año, en algunos países del área se ha comenzado a acelerar la recuperación. De acuerdo con el FMI, el año terminará en rojo para la mayoría de países, con excepción de Perú, que terminará con 1,5 por ciento.

Colombia tendrá una caída del 0,3 por ciento, peor de lo previsto hace cinco meses, pero el gobierno piensa que gracias a las obras públicas, el país logrará terminar el año en el terreno positivo.

Ahora bien, 2010 marcará la entrada en la senda del crecimiento para la casi totalidad de los países de la región. El único que continuará con una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) será Venezuela, con el 0,4 por ciento.

Según el FMI, Colombia crecerá 2,5 por ciento el próximo año, inferior a otros países como Perú o Chile, que estarán por encima del 3 por ciento.

Sin duda para los colombianos es un crecimiento muy pobre y hasta desalentador, pues el país necesita bajar la tasa de desempleo que, según los datos revelados esta semana, se ubica en el 13,1 por ciento para las ciudades (1,7 puntos más alta que el año anterior). La esperanza es que con la reducción en las tasas de interés que ha propiciado el Banco de la República y la baja inflación, se acelere el proceso positivo a partir de ahora. Y se esperaría que, al menos, en esta Navidad regrese la confianza y así despierte el nuevo año. n