Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/1996 12:00:00 AM

SIGUE EL RUGIDO

ARDILA LULLE COMPROBO QUE ERA EL UNICO COMPETIDOR CAPAZ DE MORDERLE UN PEDAZO IMPORTANTE DEL MERCADO CERVECERO A SU RIVAL SANTODOMINGO

SIGUE EL RUGIDO SIGUE EL RUGIDO
Como en toda 'guerra' que se respete, los dardos van de lado y lado. Y en el caso de la cerveza, los protagonistas tienen inundado el campo de batalla: la publicidad. Nunca como en los últimos meses los colombianos habían recibido tanta información sobre el rico mercado de la pola. Desde cuando comenzó a rugir la Leona en enero del año pasado los colombianos han soportado inmensos avisos de página entera en la prensa que les cuentan a cada rato cómo va el codiciado mercado. Después de tantos datos, la única conclusión es que aunque Ardila Lülle no logró su intención de quedarse con la mitad del mercado del centro del país en solo un año, sí comprobó que era el único competidor capaz de morderle un pedazo importante de la torta cervecera a su tradicional opositor, el Grupo Santo Domingo. Según los datos de impuestos al consumo de cerveza, donde mejor le ha ido a Leona es en Boyacá, pues ya tiene el 49,2 por ciento de la torta. Sin embargo sus competidores siempre han alegado que, a pesar de que paga los impuestos en un determinado departamento, vende la cerveza en otros donde aún no tiene distribución, de manera que es muy difícil calcular cuánto tiene realmente. El de Bogotá ha sido un mercado difícil Leona arrancó con el 43 por ciento del pastel de la amarga en abril de 1995 y fue bajando a medida que pasaba el año. Sin embargo ha logrado recuperarse un poco en 1996, y mientras comenzó enero con el 12,7 por ciento, ya va en el 18,2 por ciento. Ese, sin duda, es un porcentaje poco despreciable, aunque aún no es suficiente para que Ardila cumpla con su meta de ser el león de la cerveza. Ahora sus ojos están puestos en Santander, y para conquistar paladares lanzó hace dos semanas su cerveza en Bucaramanga.Pero lo mejor de la guerra es que no sólo la han peleado los dos grandes. En agosto del año pasado se les unió la venezolana Polar, con una inversión en distribución por 10 millones de dólares para importar 'pola' directamente y venderla en la Costa Atlántica, un mercado que el contrabando ya había cautivado. Lo mejor es que le ha ido tan bien _entre agosto y noviembre vendió la importante cifra de 4,0 millones de unidades_ que ya está buscando un lote para comenzar a construir una planta a mediados de 1996, con la cual atizará aún más la llama de la competencia.Como en toda pelea, en la de las cervezas también hubo ya un lastimado. Se trata de la cervecería tolimense Ancla, que se lanzó sola a vender la agria en 1994 con la intención de morder mercado, y aunque se acercó al 1,0 por ciento del total el año pasado, se metió en un ambicioso plan de expansión que complicó su situación y la llevó a pasar unos tragos amargos, pues la iliquidez la tuvo a punto del concordato. No obstante, todo parece indicar que ya encontró el camino hacia la recuperación, lo que le permitirá sobreaguar en la espuma del mercado cervecero. En la lucha por la pola tampoco faltaron las ampliaciones, pues los dardos siguieron en el campo de las gaseosas, aunque no con tanta fuerza, y se fueron con todas las garras al mundo de la malta desde septiembre, cuando Ardila Lülle lanzó su propia marca. A pesar de que se trata de una hija de la pola, tiene sus propios consumidores y contó con sus propios lemas de batalla. En el fondo, la pregunta que surge tras un año de vaivén en el mundo de la amarga es de dónde sale gente para tal número de competidores. La respuesta puede ser que con tanta publicidad e información el mercado de la cerveza se ha ampliado, ya no es el de 1.650 millones de litros, que movía unos 930 millones de dólares al año y era dominado casi en su totalidad por las marcas de Bavaria. Ahora para todos hay espacio, pues los colombianos parecen estar tomando más pola y los tiempos en que era sólo uno el amo y señor de la atractiva espuma se han quedado atrás.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com