empresas

Alcaldía de Bogotá ya no venderá el 9,4 % de las acciones que tiene en el GEB

La compañía esperaba conseguir aproximadamente $ 2 billones por la venta de estas acciones, que estaba prevista para finales de este año.


La Secretaría de Hacienda le solicitó al Grupo Energía Bogotá (GEB) suspender el proceso que se adelantaba para vender el 9,4 % de las acciones que tiene el Distrito en la compañía, a través de la cual esperaba conseguir aproximadamente $ 2 billones, que serían destinados, entre otras cosas, a la segunda línea del Metro de Bogotá.

“En desarrollo del contrato interadministrativo suscrito entre la Secretaría Distrital de Hacienda y el GEB, y como resultado de las labores de exploración adelantadas por los asesores para determinar la viabilidad de enajenar el 9,4 % de las acciones suscritas y pagadas del GEB de propiedad del Distrito Capital de Bogotá, la Secretaría Distrital de Hacienda solicitó al Grupo Energía Bogotá la terminación anticipada del contrato”, dice el anuncio que hizo la compañía.

La decisión de suspender esta venta se tomó a raíz de la incertidumbre que hay actualmente en el mercado y porque la acción del GEB está muy por debajo de su precio. Actualmente se cotiza en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) a $ 1.990, con un alza del 1,02 %, cuando en enero pasado llegó a estar sobre los $ 2.600.

En abril de este año, el presidente del Grupo Energía Bogotá (GEB), Juan Ricardo Ortega, había asegurado que entre septiembre y octubre de este año se esperaba cerrar la venta del 9,4 % de las acciones.

Incluso, como parte del proceso, ya se habían sostenido reuniones con banqueros nacionales e internacionales como Goldman Sachs y JP Morgan para presentarles la estrategia de la compañía. Además, los fondos de pensiones en Colombia habían mostrado un posible interés en comprar esta participación accionaria.

Grupo Energía Bogotá reveló su interés por ISA
El GEB, una compañía de transmisión de energía, tiene presencia en Colombia, Brasil, Perú y Guatemala. - Foto: Archivo

GEB adquirió cinco concesiones de transmisión de energía en Brasil

El Grupo Energía Bogotá dio un nuevo e importante paso en su proceso de expansión en Latinoamérica y acordó la adquisición del 100 % de las acciones ordinarias de cinco concesiones de transmisión de energía eléctrica en el noreste de Brasil.

Se trata de las concesiones Esperanza Transmissora de Energia, Odoyá Transmissora de Energia, Transmissora José Maria de Macedo de Eletricidade, Giovanni Sanguinetti Transmissora de Energia y Veredas Transmissora de Energia, que están en los estados de Bahia, Ceará, Minas Gerais, Paraíba, Piauí y Rio Grande do Norte.

Estas concesiones entraron en operación comercial entre el 2017 y 2021, y suman 20 subestaciones y 2.416 kilómetros de líneas de transmisión. Serán adquiridas directamente y por medio de sus filiales Argo Energia Empreendimentos e Participações y Gebbras Participações.

AfiniaGrupoEPM
Las concesiones entraron en operación comercial entre el 2017 y 2021 y suman 2.416 kilómetros de líneas de transmisión. - Foto: AfiniaGrupoEPM

La adquisición de estos activos, por cerca de US$ 834 millones, le permitirá a Argo duplicar su tamaño, que ya tiene 1.743 kilómetros de líneas de transmisión y 13 subestaciones totalmente operativas en los estados de Ceará, Maranhão, Minas Gerais, Pernambuco, Piauí y Rondônia, en una concesión a 30 años.

Las cinco sociedades serán adquiridas en un 62,5 % por parte de la filial Argo y el restante, directamente por GEB a través de su vehículo de inversión Gebbras. Argo contará con una capitalización pari-passu (50 % - 50 %) de sus socios GEB y Red Eléctrica Brasil Holding (REB), filial de la sociedad española Redeia (antes Grupo Red Eléctrica) para efectuar esta inversión.

Juan Ricardo Ortega señaló que con esta inversión la compañía sigue cumpliendo las metas del plan estratégico corporativo en uno de los mercados más atractivos para el sector de transmisión de energía eléctrica como Brasil y que tiene en operación más de 162.000 kilómetros de líneas de transmisión y un gran potencial en energías renovables.

“Es un paso importante, no solo para la compañía sino para Colombia, donde tenemos que pensar en la energía como nuestro sector con mayor proyección internacional; podemos ser el pilar de la interconexión latinoamericana y el motor de la electrificación de las Américas”, subrayó Ortega.