Tendencias
Planta de Alpina.
Planta de Alpina. - Foto: Archivo Semana.

comercio

Alpina desmintió cierre de la planta de acopio en Sopó, Cundinamarca

Aunque la comunicación es verdadera, corresponde a información del pasado 11 de mayo y ha sido usada fuera de contexto.

Durante los últimos días ha venido circulando en redes sociales un comunicado de prensa de Alpina en el que se asegura que la planta de acopio del municipio de Sopó (en Cundinamarca) se cierra debido a los efectos del paro nacional.

Sin embargo, la empresa explicó que, aunque la comunicación es verdadera, corresponde a información del pasado 11 de mayo y ha sido usada fuera de contexto, pues hasta el pasado lunes 17 de mayo la planta “sigue operando”.

“Nuestro acopio en la planta de Sopó estuvo suspendido el pasado 11 mayo y así se les informó a los ganaderos. Sin embargo, se ha venido reestableciendo gradualmente desde entonces la planta no ha parado, seguimos operando y nuestro compromiso con nutrir a Colombia es más fuerte que nunca”, manifestó la compañía en su cuenta de Twitter.

Varias personas han compartido el comunicado en redes sociales como si fuera actual, lo cual ha generado desinformación entre la comunidad.

En la comunicación enviada la semana pasada, la gerente de aprovisionamiento de Alpina, Ana María Gómez, explicó que es “muy difícil anunciarles en el día de hoy (martes 11 de mayo) que debemos cerrar el acopio de la planta de Sopó, pues las manifestaciones han bloqueado el acceso a esta planta, imposibilitando el acceso de la leche, materias primas y empleados”.

En el texto, la directiva manifestó que Alpina es respetuosa frente a la protesta social, “siempre y cuando se respete el derecho fundamental al trabajo y la seguridad alimentaria”.

“Esperamos que el Gobierno y los manifestantes logren llegar a una pronta solución, para restablecer nuestra operación, y continuar trabajando de la mano de ustedes”, dice el documento, en el que se agradece la comprensión “en estos momentos tan complejos para el país”.

Duque ordenó desbloquear vías en el país

El presidente Iván Duque anunció el lunes que dio la orden de desplegar toda la máxima capacidad de la fuerza pública para desbloquear las vías del país.

El mandatario aseguró que estas acciones se llevarán a cabo en estricto apego a los derechos humanos y el respeto por la ley.

“Hemos dado instrucciones a todos los niveles de fuerza pública para que en los territorios de Colombia desplieguen su máxima capacidad operacional, para que dentro de la proporcionalidad y del estricto cumplimento de los derechos humanos le permitan a todos los colombianos recuperar la movilidad”, dijo Duque durante una intervención que fue difundida a través de varios canales.

“Tenemos que ser claros. Hemos visto en nuestro país bloqueos en vías, carreteras que han afectado a millones de colombianos y la afectación que ha traído para el abastecimiento de las ciudades. Este tipo de prácticas son ilegales y están censuradas en nuestro código penal”, subrayó el mandatario.

Igualmente agregó que “los derechos de los colombianos deben protegerse, sin titubeos. Y además no existe en Colombia, ningún derecho a obstaculizar vías, ningún derecho a afectar los derechos de los demás, ningún derecho a limitar la alimentación, el abastecimiento y el bienestar de nuestras familias”.

El presidente aseguró que se avanzará en los desbloqueos en coordinación con los alcaldes y gobernadores del país.

“Hemos trabajado con todos los niveles de Gobierno, gobernadores y alcaldes en su función de orden público, para poder avanzar en el desbloqueo y permitir la normalidad y la tranquilidad de los ciudadanos”, dijo Duque, quien subrayó que “detrás de muchos de estos bloqueos hay un interés criminal de afectar y de sabotear”.

Cabe mencionar que gremios de todo el país han indicado que se han presentado millonarias pérdidas por cuenta de los bloqueos en todo el país, en el marco del paro nacional.

Por ejemplo, según el Ministerio de Agricultura, el sector ha perdido más de $1,7 billones por esta razón; mientras que en general las manifestaciones han generado pérdidas por $10 billones.