fracking

Primer piloto de fracking de Ecopetrol en Colombia será perforado en 2023

La compañía presentará la solicitud de la licencia ambiental del proyecto Kalé antes de que termine el 2021, mientras que la del proyecto Platero será presentada en 2022.


En entrevista con SEMANA, el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, dio detalles sobre el avance que viene haciendo la compañía en los proyectos pilotos de fracking que se llevarán a cabo en el país.

Es de mencionar que Ecopetrol ya tiene adjudicados dos proyectos pilotos de fracking, los cuales son Kalé y Platero, ubicados en el Municipio de Puerto Wilches, Santander.

Según Bayón, este año se presentará la solicitud para la licencia ambiental del proyecto Kalé, mientras que en el 2022 se hará el trámite para el proyecto Platero.

“La solicitud de licencia ambiental de Kalé, probablemente, se presente a la autoridad antes de finalizar este año y la de Platero la iríamos a presentar a inicios del otro año”, dijo Bayón.

De acuerdo con la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), el tiempo promedio en el que se ha dado respuesta a las licencias ambientales ha sido de 65 días hábiles, cuando la norma tiene como límite 90 días hábiles.

Teniendo en cuenta lo anterior, Ecopetrol espera que el primer proyecto piloto se esté perforando en 2023.

Vamos a entregar las solicitudes (ambientales) y dependerá de cuándo nos den las licencias, porque eso va a tomar algunos meses. Muy probablemente estemos perforando los pozos en el 2023, eso es algo que aún es incierto, pero creemos que ese año se puede dar la perforación y el fracturamiento de esos pozos”, explicó Bayón a este medio.

Es de mencionar que autoridades harán un monitoreo a distintas variables ambientales con el fin de hacer valorar el impacto y las consecuencias de los pilotos de fracking.

En caso de que se dé luz verde a la exploración y explotación comercial del fracking en Colombia, la ANH prevé que existe el potencial para ampliar las reservas de petróleo desde los 6,3 años actuales hasta un rango de entre ocho y 22 años, mientras que en gas las reservas podrían incrementar desde 8,1 años hasta entre 35 y 50 años.

“Estamos trabajando de lleno en esos pilotos hace tiempo. El piloto tiene una etapa previa a la operación y después una etapa concomitante en la que recogemos información. Llevamos más de 300 reuniones con las comunidades, y, como lo hemos dicho en varias ocasiones, la idea no es hacerlo rápido sino hacerlo bien”, dijo Bayón.

Recientemente, el Consejo de Estado negó la medida cautelar que suspendía de manera provisional el desarrollo de los pilotos de fracking en el país, mientras que el Congreso también negó un proyecto de ley que buscaba prohibir esta práctica.

¿Quiénes pueden hacer los pilotos de fracking?

Cuatro empresas son las que están habilitadas por la ANH para llevar a cabo los proyectos pilotos de fracking en Colombia: Ecopetrol, ExxonMobil, Drumond Energy y Tecpetrol Colombia.

Semanas atrás, la ANH le dio el visto bueno a Tecpetrol Colombia para que pudiera desarrollar pilotos de fracking en el país.

Tecpetrol es la filial argentina del grupo energético italo-argentino Techint, el cual tiene presencia en Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

ConocoPhilips había sido habilitada para hacer pilotos de fracking, pero por “decisiones de la matriz” y las afectaciones de la pandemia del coronavirus, la empresa decidió abstenerse de seguir con ese tipo de proyectos en Colombia.

Voces en contra del fracking

Entre tanto, la semana pasada, ambientalistas y organizaciones de la sociedad civil se movilizaron en contra de los pilotos de fracking. Las manifestaciones se extendieron a varias regiones de Colombia y alrededor de 20 países en todo el mundo.

Durante las manifestaciones, también se llevó a cabo Agua Piloto, un producto que tiene como fin sensibilizar a la población de los impactos que traería la exploración y la explotación de hidrocarburos.

‘Agua Piloto: el sabor del futuro’ es un producto embotellado que muestra un líquido sucio y que en la etiqueta asegura que contiene “uso de inmensas cantidades de agua, impactos en la salud, contaminación del aire, agrava la crisis climática, uso de químicos tóxicos, radioactividad, violencia en los territorios y destrucción de la biodiversidad”.