Tendencias

Home

Empresas

Artículo

consumo

Propinas en restaurantes: adiós al cobro fijo obligatorio, el consumidor decide si paga y cuánto

La Superintendencia de Industria y Comercio emitió una circular en la que aclara la manera en que los negocios le pueden solicitar ese pago alrededor del cual ratifica que es voluntario. La norma rige a partir del 5 de noviembre y su incumplimiento conduce a millonarias multas.

Son muchos los colombianos que se sienten incómodos y a veces impotentes cuando el mesero de un restaurante les dice “¿está de acuerdo en incluir la propina?”. Un sí a esa pregunta implica que le cobrarán el 10 % del valor que el usuario ha consumido en el lugar, por lo que la Superintendencia de Industria y Comercio emitió una circular en la que aclara las reglas que rigen alrededor de ese gasto que, por demás, termina encareciendo el servicio de restaurantes, que, de por sí, está más costoso por cuenta de la inflación de los alimentos.

Si bien es cierto que la propina es el pago adicional por un servicio que el consumidor considera que le prestaron de manera adecuada, en muchos restaurantes prácticamente lo volvieron obligatorio, pues aunque le pregunten al cliente, es un momento incómodo que termina con un ‘si’.

Por esa razón, la SuperIndustria estableció que dicho cobro no podrá venir incluido en la cuenta, como se hace en la mayoría de los casos. “El establecimiento puede sugerir el valor de la propina, siempre que no supere el 10 % del valor del servicio prestado, y se le debe preguntar al consumidor, cuando este solicita la liquidación de su cuenta, si desea incluirla en la factura o si desea pagar una cuantía diferente”, dice la circular.

La entidad de control fue enfática en señalarle a los consumidores que el ciudadano puede decidir en cualquier momento, inclusive, no pagar la propina, o modificar su cuantía según su criterio. En la actualidad, se había convertido prácticamente en un cobro más en la cuenta del consumo en el restaurante, por lo que muchos usuarios terminaban aceptándolo, aún sin estar satisfechos con el servicio recibido, que es la finalidad de la propina.

Además, agrega la SuperIndustria, aunque ya le hayan expedido la factura, si no le preguntaron antes, los ciudadanos podría solicitar que le eliminen el cobro.

Logo Superindustria
Logo de la Superintendencia de Industria y Comercio - Foto: Superindustria

Otras disposiciones

De igual manera, mediante avisos fijados a la entrada del establecimiento, en las cartas con los menús y en las listas de precios, se debe informar a los consumidores sobre la voluntariedad de la propina y su destinación, indicó la superintendencia.

En consecuencia, además de preguntarle al consumidor si está de acuerdo con que se le incluya la propina, deberán informarle que tiene derecho a no pagarla o a modificarla, establece el documento emitido este miércoles.

También le puede interesar:

¿Dónde reclamar?

Para los establecimientos que prestan servicio de comida es clave que tengan en cuenta que, cualquier incumplimiento de las disposiciones emitidas, llevará a la imposición de multas que pueden ascender hasta a los 2.000 salarios mínimos.

Y los consumidores no pueden olvidar que, en el momento de tener algún inconveniente con la aplicación de las normas, podrán acudir a la SuperIndustria, a través de sus canales de atención telefónica o por el correo institucional contactenos@sic.gov.co.

¿Desde cuándo?

Estas disposiciones entrarán a regir dentro de los dos meses siguientes a su publicación en el Diario Oficial, es decir, desde el 5 de noviembre de 2022.

¿Para qué es la propina?

Hay que recordar que la propina es el aporte que el cliente le da al trabajador por el servicio prestado. Sin embargo, los restaurantes empezaron a establecer una especie de bolsa común que, según expresan, posteriormente les reparten entre todos los trabajadores. Ese aporte es una especie de estímulo al buen desempeño de quien prestó el servicio y para ello debe ser. En algunos casos, meseros y personal de servicio en restaurantes, denunciaban que lo usaban para otros fines.