infraestructura

¿Cuánto costó al país restablecer la energía del Puente Pumarejo luego de que le robaran hasta los cables?

El Invías confirmó que ya se recuperó totalmente la iluminación del nuevo puente Pumarejo.


Este domingo se conoció que el nuevo Puente Pumarejo cuanta con el 100 % del restablecimiento de su iluminación. Las obras ejecutadas se iniciaron después de que la infraestructura sufriera hurtos en sus instrumentos y cableado. “La recuperación total de la iluminación demuestra el interés de la entidad por poner en servicio infraestructura en óptimas condiciones, pese a condiciones de seguridad ajenas a su objetivo”, dijo el Instituto Nacional de Vías (Invías) en un comunicado.

La entidad señaló que mediante un convenio interadministrativo con la sociedad Alumbrado Público de Barranquilla (Apbaq) se logró el objetivo con una inversión de 3.200 millones de pesos. Todo por cuenta de personas inescrupulosas que hurtaron los instrumentos y el cableado que permiten su correcto funcionamiento y que generaron su deterioro.

Aclaran en el comunicado que los problemas de seguridad no son competencia de Invías. “La iluminación por segunda ocasión de esta imponente infraestructura, que comunica a los departamentos de Atlántico y Magdalena, es muestra de que en el sector trabajamos de forma permanente pensando en los transportadores y las comunidades. Para lograr este objetivo invertimos un total de 3.200 millones de pesos en un convenio interadministrativo con la sociedad Alumbrado Público de Barranquilla, así ratificamos que este Gobierno trabaja en equipo pensando en el bienestar de los colombianos”, dijo la ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez.

Este puente fue inaugurado en diciembre de 2019. Fue el mismo presidente Iván Duque Márquez quien puso en servicio la infraestructura que requirió una inversión de 800.000 millones de pesos.

El director general del Invías, Juan Esteban Gil Chavarría, realizó una inspección a las obras y señaló que “el puente Pumarejo es la obra de infraestructura de transporte más importante que ha entregado el presidente Iván Duque aquí en el Caribe. Durante la época del covid-19″, advirtiendo que para ese entonces la obra estaba completamente iluminada, pero después de su puesta en servicio fue vandalizada en diferentes oportunidades, una de las más graves durante las protestas sociales de 2021 y por problemas de seguridad existentes en la zona ajenos la competencia de Invias.

“Toda vez que robaron y hurtaron las luminarias, los cables y los sistemas de control de iluminación, por mucho tiempo el puente estuvo totalmente apagado. Sin embargo, con el compromiso del Gobierno nacional y la Alcaldía de Barranquilla logramos un acuerdo para reconstruir todas las luminarias, todo el sistema de control, de cableado y nuevamente el puente está encendido. Además, generamos unos elementos de seguridad para garantizar que esta iluminación sea sostenible y permanente”, informó.

Definitivamente se finalizaron las obras de iluminación en las vías vehiculares y peatonales de la estructura, así como las obras de mantenimiento de la iluminación inferior de las pilas y la iluminación instrumental del puente.

Se realizaron obras que incluyeron la reposición de luminarias y cables, así como obras de protección para evitar nuevos hurtos que incluye el reforzamiento con lámina metálica de las tapas de las cajas de los registros eléctricos.

El Invías, por medio de un comunicado, hace un llamado a la ciudadanía y a las autoridades locales para velar por la integridad del nuevo puente Pumarejo para evitar nuevos hurtos y actos vandálicos que atenten contra su correcta operación y ponen en riesgo la seguridad de usuarios, comunidad y transportadores.

Es de resaltar que esta obra se ha visto involucrada en otras inconformidades, tanto así que un año atrás, el Tribunal Superior del Atlántico ordenó retirar la placa conmemorativa del nuevo puente Pumarejo.

Por incumplir un decreto presidencial, que prohíbe a todos los funcionarios del Estado colocar placas conmemorativas cuando se inaugura una obra pública, la decisión del Alto Tribunal es el resultado de un proceso legal iniciado el año pasado por los abogados Roberto Tapias y Fernando Borda, quienes también le solicitaron al acalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, desmontar unas 40 placas que están instaladas en diferentes sitios de la ciudad y en las que aparecen los nombres del algunos funcionarios.