nacion

Tribunal Superior del Atlántico ordena retirar placa conmemorativa del nuevo puente Pumarejo

La obra fue inaugurada en diciembre de 2018 con la presencia del presidente Iván Duque y un buen número de funcionarios y políticos.


Por incumplir un decreto presidencial, que prohíbe a todos los funcionarios del Estado colocar placas conmemorativas cuando se inaugura una obra pública, el Tribunal Superior del Atlántico ordenó retirar la que fue instalada en el nuevo puente Pumarejo, que conecta al departamento del Atlántico con el Magdalena.

La decisión del Alto Tribunal es el resultado de un proceso legal, iniciado el año pasado por parte de los abogados Roberto Tapias y Fernando Borda, quienes también le solicitaron al acalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, desmontar unas 40 placas que están instaladas en diferentes sitios de la ciudad y en las que aparecen los nombres del algunos funcionarios.

Esta petición fue hecha, según los abogados, para dar cumplimiento al Decreto 2759 de 1997, que prohíbe instalarlas. En el caso del Pumarejo, el tribunal dio la orden para retirar la placa al presidente Iván Duque, a la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, y al alcalde de Barranquilla.

La ley establece exactamente la prohibición para “la colocación de placas o leyendas, o la erección de monumentos destinados a recordar la participación de los funcionarios en ejercicio, en la construcción de obras públicas, a menos que así lo disponga una ley del Congreso”.

El decreto, firmado por el entonces presidente Ernesto Samper y su ministro del Interior, Carlos Holmes Trujillo, prohíbe también “la designación, con el nombre de personas vivas, de las divisiones generales del territorio nacional, los bienes de uso público y los sitios u obras pertenecientes a la nación, los departamentos, distritos, municipios o a entidades oficiales o semioficiales”.

Sobre el caso del puente Pumarejo, el abogado Borda dijo, en diálogo con Emisora Atlántico, que habían sido notificados en las últimas horas y que “el fallo del tribunal da un término no mayor a los 30 días de la ejecutoria para retirar la placa. En términos generales lo que pide es hacer cumplir el decreto presidencial”.

Respecto a los otros casos de placas en las obras de Barranquilla, el abogado señaló que están esperando el pronunciamiento del juez administrativo, de quien depende la decisión, al tratarse de intervenciones hechas por el Distrito. El único en el que ya hubo un fallo fue en el de la placa instalada en el Parque Tívoli, en el norte de la ciudad, porque este fue hecho con recursos del Gobierno nacional.

En La Línea

En noviembre del año pasado, el mismo Tribunal Administrativo del Atlántico ordenó quitar la enorme placa que fue instalada en el túnel de La Línea, inaugurado los primeros días de septiembre, en la que apareció el nombre del presidente de la República, incluso más grande que el nombre de la obra; además, incluía a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, a la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, y al director del Invías, Juan Esteban Gil Echavarría, así como a los gobernadores del Tolima, José Ricardo Orozco Valero, y del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas.

“La esperanza de un país con emprendimiento, legalidad y equidad para todos”, es el mensaje que se lee bajo la leyenda “Túnel de La Línea, el túnel de los colombianos”, se podía leer en la placa instalada.

El fallo sobre la placa del túnel de La Línea se dio por una petición instaurada por el abogada barranquillera Marla Gutiérrez, quien en ese momento indicó que “ningún funcionario, ningún presidente o ningún político está sobre la ley” y que “las obras no pertenecen a nadie más que no sea el pueblo. “De hecho, hay dos placas en el Túnel de La Línea: una que tiene los nombres de los trabajadores, que se llama “Héroes de La Línea”, y la otra placa que es la del presidente Duque, que es la que nosotros pedimos que se retire”, dijo la joven en diálogo con SEMANA a finales del año pasado.