bancos

Davivienda: varios usuarios han reportado fallas en la página, ¿qué se sabe?

Clientes del banco afirman que el dominio de la página está vencido.


Clientes del Banco Davivienda reportan fallas en la página web oficial del banco, pues al intentar ingresar al sitio, este aparece como no disponible.

Al entrar en la página aparece un mensaje de la empresa de tecnología Network Solution que dice que la página está “en construcción”, lo que significa que está “generada automáticamente para un dominio que aún no está adjunto a un sitio web activo”.

“Esta página reemplaza las páginas de error ‘no encontrado’ y notifica a los visitantes que pronto habrá un sitio web”, explica el sitio web.

De acuerdo con los usuarios, la página no funciona en el momento, puesto que el dominio de la misma se encuentra vencido.

La respuesta del banco fue: “En este momento nuestra página web www.davivienda.com presenta intermitencia en el acceso en algunos operadores de telecomunicaciones. Lo invitamos a hacer sus tracciones por App Davivienda”.

Esta caída en su servicio web llega poco después de varios reclamos por fraude que ha recibido la entidad. Frente a esto, Davivienda informó en días pasados que de las 49 millones de transacciones que la entidad bancaria lleva a cabo en promedio al mes a través de todos sus canales, el 0,068 % corresponde a una reclamación por una actividad presuntamente fraudulenta. Mientras que de los 16,6 millones de clientes que acumulan Davivienda y DaviPlata, 0,042 % son los que reclaman.

“Con respecto a los casos presentados recientemente en los medios, encontramos como factor común que se trata del robo de información confidencial de sus productos y servicios bancarios por parte de los delincuentes a los clientes, ya sea por llamadas o visitas a sus casas. Una vez los delincuentes obtienen esa información, proceden a hacer uso de los productos con el Banco”, dijo la entidad bancaria mediante un comunicado

“Aclaramos que en ningún caso nuestras aplicaciones Davivienda Móvil y DaviPlata fueron vulnerados. La anterior modalidad de los fraudes que obedecen a la recolección de información de los clientes por parte de los delincuentes es denominada ingeniería social y se da por fuera de los canales del Banco”, agregó.

En entrevista con SEMANA Noticias, Maritza Pérez, vicepresidenta ejecutiva de Banca Personas y Mercadeo de Davivienda, indicó que cuando ocurren este tipo de casos suelen revisarlos uno por uno y, dado el caso en que el cliente no quede conforme con la evaluación, “podemos volver a revisarlo”, afirmó.

“Combatir esta amenaza es nuestro compromiso y lo que nos reta para que nos anticipemos y logremos vencerlas, fortaleciendo nuestra oferta de valor continuamente. Todo esto en colaboración con nuestros usuarios, quienes deben estar alerta en el cuidado y protección de su información personal”, aseguró la entidad bancaria.

Las alarmas sobre este tema se encendieron luego de conocerse el caso de Juan Carlos Hernández, habitante de Sogamoso, ubicado en el departamento de Boyacá, a quien contactaron por teléfono, desde un número que aparentaba ser proveniente de una entidad bancaria, el pasado 21 de diciembre. Le indicaron cuál era el cupo de su tarjeta, corroboraron sus datos personales y agendaron una visita para entregarle una nueva tarjeta.

Llegó el día de la cita y la “asesora” se identificó con su carnet como trabajadora del Banco Davivienda, con todo aparentemente en regla, por lo que Hernández le permitió ingresar a su domicilio. Ya en la sala del apartamento, llenaron unos papeles. El habitante de Sogamoso le facilitó la tarjeta a la mujer y en un abrir y cerrar de ojos ella decidió cortar la tarjeta con unas tijeras, no sin antes quedarse con el chip, que a fin de cuentas es lo que vale en este tipo de plásticos.

Caída la noche, estando en su domicilio, a Hernández le empezaron a llegar notificaciones a su celular con unas compras en establecimientos, y entonces fue cuando se percató de lo ocurrido. Al día siguiente se comunicó con Davivienda y en ese momento le contestaron que se trataba de “un caso ajeno a la entidad”, por lo que no responderían por lo sucedido.