inversionistas

MinMinas y la Ocde exploran nuevos desarrollos de bioenergía en Colombia

Según la Ocde, Colombia puede articularse con el sistema financiero para impulsar esta industria.


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) hizo varias recomendaciones este miércoles para que Colombia fortalezca la industria de producción bioenergética y aproveche ciertas materias primas que actualmente se desechan por falta de equipos para poderlas transformar.

Por medio del Programa de Movilización de Inversión y Financiamiento de Energía Limpia (Cefim) en Colombia, la Ocde publicó su informe sobre Condiciones propicias para el financiamiento y la inversión en bioenergía en Colombia, que representa una valiosa herramienta técnica para seguir avanzando en la transición energética del país.

Este documento demuestra que los desarrollos identificados en bioenergía en el país se han concentrado en biocombustibles para transporte y en el uso de bagazo de caña para cogeneración de electricidad y calor en las industrias de azúcar y palma.

Así mismo, el estudio destaca el potencial de Colombia para el desarrollo de fuentes de energía alternativas que no solo aprovechen los mencionados desarrollos, sino que exploren otros materiales dentro de la economía circular y alternativas de residuos orgánicos.

Miguel Lotero, viceministro de Energía, señaló que “desde el ministerio seguiremos trabajando para poder apoyar nuevos desarrollos en bioenergía que tomen como referente las experiencias de otros países, tal como aquellas analizadas en este estudio y que reflejan las valiosas oportunidades que hay para el sector”.

Así mismo, adelantó que el Gobierno trabajará con base en las recomendaciones del informe para, en articulación con el sistema financiero, apalancar recursos que nos permitan potenciar la inclusión de nuevas tecnologías y modelos de negocio para el despliegue de la bioenergía en Colombia.

Como parte del trabajo del actual Gobierno para impulsar la transición energética y la movilidad sostenible, desde 2018 se han llevado a cabo varias estrategias como la publicación de la Política de Crecimiento Verde de 2018, la Estrategia Nacional de Economía Circular de 2019 y la Ley de Transición Energética en 2021.

Más de $3 billones para 11 proyectos de energía renovable

Desde octubre del año pasado, el Ministerio de Minas y Energía culminó la subasta de energías renovables por medio de la cual adjudicó 11 proyectos solares que deberán comenzar a cumplir sus obligaciones de suministro de energía a partir de enero de 2023.

Según el ministerio, los 11 contratos adjudicados tienen obligaciones por cerca de 800 megavatios (796,3 megavatios), que equivalen al consumo de energía de 800.000 familias colombianas.

“De esta manera, el país multiplicará por más de 100 veces la capacidad en energías renovables no convencionales que tenía en agosto de 2018, pasando de menos de un 1 % a más del 15 % en 2023″, dijo el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.

Además, los contratos adjudicados representan inversiones por alrededor de $3,3 billones y generarán cerca de 4.800 empleos en los nueve departamentos en los que se construirán los proyectos de generación de energía solar.

“El éxito de esta nueva subasta demuestra que la transición energética de Colombia es una realidad, consolidándose como el legado para el presente y el futuro del país en materia energética. Además, esta transición será una herramienta clave para tener una matriz eléctrica más resiliente y avanzar en la lucha contra el cambio climático”, dijo el ministro Mesa.

Los departamentos en los que estarán ubicados estos proyectos de energía son: Antioquia, Meta, Cundinamarca, Magdalena, Tolima, Norte de Santander, Caldas, Atlántico y Córdoba.

Los 11 proyectos adjudicados deberán comenzar a cumplir sus compromisos de suministro de energía a partir de enero de 2023, representando una reducción de 465.000 toneladas de CO2 al año, aportando además al cumplimiento de la meta de reducir en un 51 % las emisiones del país al año 2030.

Los contratos tienen un período de 15 años y fueron adjudicados entre nueve empresas generadoras y 53 comercializadores. El precio promedio ponderado de asignación de los acuerdos fue de $155,8 por kilovatio hora. Las firmas a las que fueron adjudicados los proyectos son EDF Energy, Solarpack, Enel Green Power, TWSolar, Celsia, EPM, Canadian Solar, Genersol y Urrá.