Dólar
Primer préstamo de políticas de desarrollo otorgado por el Banco Mundial para la migración transfronteriza. - Foto: Getty Images

banco mundial

Aprueban préstamo del Banco Mundial a Colombia por US$500 millones para apoyar la integración social y económica de migrantes venezolanos

Este es el primer préstamo de políticas de desarrollo otorgado por el banco en la migración transfronteriza.

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó este martes un préstamo por US$500 millones con el objetivo de brindar un apoyo a la estrategia del Gobierno de Colombia para la integración social y económica de los migrantes de Venezuela en el país.

De acuerdo con la entidad multilateral, se trata del primer préstamo de políticas de desarrollo (DPL) del Banco Mundial centrado exclusivamente en la migración transfronteriza, con el foco puesto tanto en la integración de la población migrante en condiciones de vulnerabilidad, como en las áreas de acogida.

El préstamo será complementado por una contribución de US$26,4 millones del Mecanismo Global de Financiamiento Concesional (GCFF).

La operación busca fortalecer el marco legal e institucional para la integración de los migrantes en el mediano y largo plazo en Colombia, el segundo país del mundo que más personas migrantes en condiciones vulnerables acoge en su territorio.

Esto se lleva a cabo a través del apoyo a la adopción de políticas públicas que son clave para la integración social y económica de esta población, en especial la introducción del Estatuto de Protección Temporal (EPT) para los migrantes venezolanos.

“Esta es una operación de gran relevancia para Colombia, la cual permitirá que, desde el Gobierno nacional, se aseguren recursos para dar continuidad a las estrategias de recuperación y crecimiento económico equitativo e inclusivo”, destacó Alejandra Botero Barco, directora general del Departamento Nacional de Planeación.

“Además, ratifica el acompañamiento del Banco Mundial a los esfuerzos del Gobierno encaminados a avanzar en la protección e inclusión social de la población migrante, de tal forma que pueda integrarse a actividades productivas, y a la oferta social del Estado, lo que a su vez se traducirá en prosperidad para el país”, agregó.

Esta operación respaldará el EPT, una política migratoria del Gobierno colombiano que permite regularizar a los migrantes, integrarlos a la sociedad y ofrecerles acceso a educación, salud y trabajo formal.

Lo anterior incluye la regularización de más de 1,74 millones de venezolanos bajo este estatuto y la integración de más de 700.000 al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Adicionalmente, el proyecto apoyará la vacunación de más de 1 millón de venezolanos, así como el acceso a subsidios de renta para mejorar las condiciones de las viviendas en las principales áreas receptoras.

El proyecto también busca fortalecer los mecanismos de coordinación entre el nivel nacional y subnacional para atender las necesidades de la población migrante y reducir sus vulnerabilidades. Incluye, además, acciones para asistir a los migrantes más vulnerables, como la población indígena, la población transexual y los menores de edad.

Colombia es un ejemplo mundial en su respuesta a la migración venezolana, presentando soluciones realmente innovadoras que permiten la integración de niños, niñas, jóvenes, mujeres y hombres venezolanos. Este enfoque es más adecuado desde el punto de vista de desarrollo, pues la integración de esta población puede aportar al crecimiento del país”, dijo Mark R. Thomas, director del Banco Mundial para Colombia, México y Venezuela.

“Este proyecto, además de ser una gran oportunidad de desarrollo para el país, va a contribuir a mejorar la calidad de vida tanto de los migrantes venezolanos como de las comunidades de acogida”, añadió.

Desde el inicio del éxodo venezolano en 2015, el Banco Mundial ha movilizado su experiencia global para apoyar a los países de acogida en el proceso de integración de la población migrante. Colombia ha trabajado en la integración desde la comprensión de que la migración gestionada adecuadamente es una oportunidad de desarrollo.