macroeconomía

Atención: Ecopetrol y Petrobras confirman descubrimiento de gas natural en el Caribe colombiano

El hallazgo se dio en el pozo exploratorio Uchuva-1, perforado a 76 kilómetros de la ciudad de Santa Marta.


Ecopetrol y Petrobras anunciaron este viernes el descubrimiento de una acumulación de gas natural con el pozo exploratorio Uchuva-1, perforado en aguas profundas en Colombia, a 76 kilómetros de la ciudad de Santa Marta, con una columna de agua de aproximadamente 830 metros.

El pozo Uchuva-1 fue perforado en el bloque Tayrona, en el que la estatal brasilera Petrobras es operador con una participación del 44,4 %, mientras que Ecopetrol tiene el 55,6 % restante del contrato.

Ecopetrol aseguró que este resultado es “el fruto de las acciones del contratista para potencializar el uso de datos mediante la aplicación de nuevas soluciones tecnológicas en geología y geofísica, además de la experiencia en operaciones en aguas profundas”.

La apertura de esta nueva frontera está alineada con el pilar estratégico de Ecopetrol para maximizar el valor de su portafolio, con foco en exploración de activos de aguas profundas y ultraprofundas. Además, el resultado alcanzado aumenta las perspectivas de desarrollo de una nueva frontera de exploración y producción en el norte del Caribe colombiano.

“Este descubrimiento es muy significativo para Ecopetrol y Colombia porque ratifica la importancia del Caribe como una de las principales fuentes de gas para nuestro país. Nos satisface mucho abrir esta nueva frontera en una zona cercana a Chuchupa-Ballenas, campos de gas que han marcado la historia de nuestras operaciones costa afuera por cuatro décadas y han contribuido de forma importante con la “gasificación” del país”, dijo el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón.

Petrobras es el operador del bloque Tayrona con una participación del 44,4 % y Ecopetrol tiene el restante 55,6 % restante.
Petrobras es el operador del bloque Tayrona con una participación del 44,4 % y Ecopetrol tiene el 55,6 % restante. - Foto: Ecopetrol

Petrobras dará continuidad a las actividades del bloque Tayrona con el objetivo de validar las dimensiones de la nueva acumulación de gas encontrada en pozo Uchuva-1.

La perforación del pozo Uchuva comenzó el pasado 27 de abril y marca la reactivación de las operaciones de Ecopetrol en el mar Caribe luego de cinco años. Su más reciente actividad había sido a finales de 2017 cuando se estrenó como operador en el offshore (costa afuera) con la perforación del pozo Molusco-1, que resultó seco, es decir, no se encontró una cantidad de gas que fuera económicamente viable.

El hallazgo más reciente que había tenido Ecopetrol en el mar Caribe se registró en mayo de 2017 cuando anunció el hallazgo de gas en Gorgon-1, el mayor descubrimiento en 28 años y que junto a los pozos Kronos y Purple Angel, forman la Provincia Gasífera.

Ecopetrol también está en el proceso de reactivar operaciones en otros cuatro bloques que tiene en el Caribe colombiano de la mano de su socio Anadarko Colombia Company, subsidiaria de Oxy. Para ello, en días pasados se firmó la cesión parcial de los contratos de exploración COL-1, COL-2, COL-6 y COL-7, ubicados frente a las costas de los departamentos del Magdalena, Atlántico y La Guajira.

En virtud del acuerdo suscrito entre las compañías, Ecopetrol adquirió el 40 % de los derechos de exploración y producción en los bloques, mientras el 60 % restante seguirá bajo el control de Anadarko que, a su vez con base en su experiencia, mantendrá su condición de operador.

Las evaluaciones geológicas de estos cuatro bloques, realizadas con base en información sísmica de última tecnología adquirida en el área por Anadarko, indican la posibilidad de acumulaciones importantes de hidrocarburos bajo diferentes conceptos geológicos en este sector de la Cuenca Colombia, lo que de confirmarse constituiría un evento transformacional de la industria petrolera colombiana.

Las empresas prevén explorar las áreas mediante la adquisición de muestras del fondo marino y la perforación de un pozo exploratorio, sujeto a las autorizaciones regulatorias y a la culminación de los estudios técnicos. Ecopetrol aseguró que este pozo representa un importante reto tecnológico, ya que se haría en aguas profundas.