monedas

Dólar en Colombia: el peso que resiste no es solo por las elecciones

La divisa estadounidense batalla por ganarle terreno a la moneda nacional. Le está pegando más el precio del petróleo y las decisiones de la FED.


Una sorprendente resistencia ha tenido el peso colombiano frente al dólar, moneda que abrió este viernes en 3.925 pesos, desde una Tasa Representativa del Mercado de 3.912,15 pesos (la que rige para esta jornada).

El precio promedio del dólar, según la información de la Bolsa de Valores de Colombia, fue de 3.922,49 pesos en las primeras horas, pero luego bajó a 3.912,40 pesos. Mientras que en la jornada, ha habido compradores que han pagado máximos de 3.935 pesos por la divisa.

Con base en el precio último negociado hasta las primeras horas del día, de 3.913,07 pesos, se da la idea de que el dólar podría seguir en una tendencia estable sin que se acerque más hacia techos que lleven a superar la barrera de los 4.000 pesos.

Los analistas de mercado pronosticaron desde tempranas horas que el dólar podría tener una presión alcista en Colombia. Los vaticinios no solo se basan en la expectativa que hay frente a las elecciones, tema que finalmente no le ha pegado tanto a la moneda. En parte, porque sigue llegando dinero al país en la denominación estadounidense, pese a los temores que muchos expresan, frente a los dos candidatos que se disputan la silla en la presidencia de la República: Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

La llegada de divisas está proviniendo de las remesas, muchas de las cuales, son dineros que los colombianos residentes en el exterior o los amigos envían hacia acá. Eso permite que la moneda estadounidense esté disponible en el mercado, lo que reduce la presión al alza en el precio, por ley de oferta y demanda.

La visión técnica

Sobre el comportamiento del dólar en Colombia está ejerciendo más peso el precio del petróleo, que sigue en niveles superiores a los 100 dólares por barril. En este viernes 17 de junio, el crudo de referencia Brent, que es el que aplica para Colombia, se cotiza en 118,76 dólares, mientras que el WTI está en 115,88 pesos.

En la actualidad, el dólar en Colombia está enfrentando tres fuerzas principales, según los analistas de la firma Alianza. La primera de ellas es el clásico patrón preelectoral, por el cual, los expertos han planteado un rango de 3.800-4.200 pesos por dólar. La moneda colombiana ha resistido. A escasas 40 horas de las elecciones no llega a los 4.000 pesos.

También está el tradicional patrón de fin de ciclo económico, dónde el dólar puede subir hasta 800 pesos en poco tiempo, indicaron los analistas de Alianza.

Y el tercer peso que carga el dólar es la muy conocida relación de la moneda con su materia prima (el petróleo), donde por fin se dan señales de que esa variable si importa y “tenemos el mejor año de dólar relativo en Colombia versus el resto del mundo, un comportamiento que no veíamos hace 15 años”, expresaron los expertos de Alianza.

El ángulo político

Desde el ángulo político han sido muchos los pronósticos que mencionan al dólar. Que lo suben las encuestas, que si puntea este o el otro candidato se mueve. En fin, se hacen cuentas con lo que pasaría en el dólar si, en un eventual resultado que diera como ganador a Gustavo Petro, Colombia entrara en un proceso de eliminación de la exploración petrolera. Como se dejan de recibir ingresos, tanto por exportaciones de hidrocarburos, como por regalías, la moneda podría escasear en el mercado local, lo que llevaría a su encarecimiento, sostuvo la Andi.

Lo cierto es que, por el momento, el dólar está tranquilo, con pocas presiones provenientes de las elecciones. “El choque electoral termina con las elecciones, donde lo que históricamente tiende a pasar es un ajuste fuerte en la moneda en la dirección del ganador y que en el caso más extremo (el Perú de Castillo) se prolonga solo unas semanas más. En otras palabras, después del 19 de junio esperaríamos un ajuste fuerte y la reconexión completa de nuestra moneda con los temas económicos”, indicaron los expertos de Alianza.

Y agregaron que, una vez lo político se pasa al puesto de atrás (a la espera de nombramientos de ministros de hacienda y sus anuncios de políticas), esperaríamos un mercado obsesionado con la recesión global y para el caso de la región su efecto suavizado gracias a la fuerza de las materias primas.

Por lo pronto, el actual gobierno prepara ya el presupuesto general de 2023 que le deja listo al gobierno entrante. Para el documento, ya hace cuentas con proyecciones de la moneda, la cual, cerraría en promedio en 2022 con un precio de 3.924 pesos.