macroeconomía

¿Estados Unidos tendrá una nueva alza en las tasas de interés?

La Fed aseguró que hará todo lo posible para frenar la inflación.


Los responsables de la Reserva Federal (Fed) aseguraron estar decididos a frenar la inflación estadounidense y la mayoría estimó en su última reunión que varias alzas adicionales de tasas de interés de medio punto porcentual serán “probablemente necesarias”.

Las alzas de medio punto, por encima de las habituales de un cuarto de punto, serán “sin duda apropiadas en próximas reuniones”, según extractos de las actas de la última reunión a inicios de mes, publicados el miércoles.

Los responsables de la Fed quieren “llevar rápidamente la política monetaria a una trayectoria neutra”, que no estimule ni desacelere la economía, e incluso, si es necesario, adoptar una política más severa, que podría pesar sobre la economía, si las perspectivas lo justifican, añaden las minutas.

“Todos los participantes reafirmaron su fuerte compromiso y su determinación para tomar las medidas necesarias para restablecer la estabilidad de los precios”, detalla el documento.

Subir las tasas de referencia tiene como efecto encarecer el costo de los créditos que la banca comercial otorga a sus clientes particulares o profesionales, lo que apunta a desacelerar la demanda y por tanto la presión sobre los precios.

Los responsables de la Fed, durante su reunión del 3 y 4 de mayo, subieron las tasas en medio punto porcentual, y estas se encuentran ahora en un rango del 0,75 al 1,00 %. El comité monetario, instancia de decisión de la Fed para su política monetaria, quiere continuar con las alzas para alcanzar un nivel “neutro” de entre 2,00 y 3,00 %.

En otra etapa mayor de la normalización de la política monetaria, la Fed comenzará a reducir su balance desde el 1 de junio, luego de que durante la pandemia comprara títulos con el fin de inundar de liquidez el mercado y permitirle continuar.

La inflación interanual en marzo había alcanzado su nivel más alto en 4 décadas, llegando a 8,5 %, previo a una ligera baja en abril cuando llegó al 8,3%, según el índice de precios al consumido (CPI).

La Fed privilegia otra medida de la inflación, el índice PCE, cuyos datos para el mes de abril serán publicados el viernes, y que también registró su cifra más alta desde 1982, cuando en marzo alcanzó el 6,6 %

Déficit fiscal de EE. UU. bajará a USD 1 billón este año

El déficit fiscal de Estados Unidos, que alcanzó durante la pandemia cifras récord desde la Segunda Guerra Mundial, bajará a un billón de dólares este año, según la estimación de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), publicada el miércoles -25 de mayo-.

El déficit fiscal llegó a cerca de 2,8 billones de dólares el año pasado a raíz de los gastos faraónicos del gobierno federal para mantener a flote la economía estadounidense tras el impacto provocado por la pandemia de la covid-19.

Si bien el déficit fiscal disminuye drásticamente, aún se mantiene a un nivel “importante de acuerdo con los datos históricos” y debería aumentar a lo largo del próximo decenio, subrayó el director de la CBO, Phillip Swagel, en un comunicado.

La CBO prevé que el déficit disminuirá de nuevo el próximo año, pero enseguida aumentará para alcanzar el 6,1% del producto interior bruto (PIB) en 2032, lo que es muy superior a los déficit promedio registrados a lo largo de los últimos 50 años, aseguró Swagel.

El déficit federal había alcanzado un nivel récord de más de 3 billones de dólares a lo largo del ejercicio 2020, cuando la pandemia del covid se había propagado en Estados Unidos.

Para evitar que la economía se hundiera en una recesión duradera, la administración del entonces presidente Donald Trump había presionado al Congreso para adoptar un paquete de dos billones de dólares de gasto para ayudar a los estadounidenses, en especial aumentando los subsidios de desempleo y los préstamos a pequeñas empresas.

El Congreso había aprobado después un programa de ayuda de urgencia adicional por 1,9 billones de dólares, esta vez con el impulso de la administración de Joe Biden. La CBO además vaticinó que la inflación elevada permanecería aún durante el resto de 2022.

*Con información de AFP.