Irene Vélez será la ministra de Minas y Energía del gobierno de Gustavo Petro
Irene Vélez será la ministra de Minas y Energía del gobierno de Gustavo Petro - Foto: Foto suministrada a SEMANA.

economía

La respuesta de MinMinas sobre polémica por contrato de asesoría de Ecopetrol para revisar posible importación de gas desde Venezuela

La funcionaria del Gobierno Petro afirmó que el proceso es normal y que está encaminado a revisar los acuerdo comerciales que se vieron afectados por la ruptura de las relaciones entre los dos países.

Luego que caerse la moción de censura que cursaba en el Congreso de la República contra la Ministra de Minas y Energía, Irene Vélez; la responsable de la cartera minero-energética del país aprovechó el escenario para referirse a la polémica que generó un contrato de asesoría jurídica firmado por Ecopetrol y que está encaminado a revisar futuros negocios de importación de gas desde Venezuela.

El documento conocido por SEMANA indica que Ecopetrol firmó con la empresa Eversheds Sutherland un contrato para “el servicio de asesoría jurídica internacional externa en aspectos legales, regulatorios y mercado Oil & Gas venezolano para negocios que puedan desarrollarse principalmente para la compra, importación y servicio de transporte de gas natural a Colombia y contratos suscritos, entre otros”.

Al respecto, la representante Carolina Arbeláez, quien reveló esta polémica en medio del debate de moción de censura contra la Ministra, afirmó que el contrato con esta empresa española, con domicilio en Madrid, “demuestra el negocio que se está cocinando para comprar, importar y distribuir gas desde Venezuela. Está en riesgo la soberanía y seguridad energética, pretenden hacer negocios con la riqueza de los colombianos”.

Sin embargo, Vélez sostuvo que el proceso adelantado por Ecopetrol tiene por finalidad revisar los “términos legales y jurídicos” de un acuerdo comercial del 2007 entre la petrolera colombiana y PDVSA, el cual, quedó suspendido tras la ruptura de las relaciones diplomáticas entre los dos países. Asegurando, además, que, en ningún momento, se ha informado que esto derivará de una importación de gas desde el vecino país hacia Colombia.

“El contrato que se expuso a la opinión pública durante el debate de moción de censura, no es un contrato para importar gas. Es un contrato para revisar el contrato que se firmó en el 2007. Es decir, es un contrato de revisión de los términos legales y jurídicos de ese acuerdo comercial que había entre las dos empresas”, afirmó.

Sostuvo que las claridades al respecto las debe entregar Ecopetrol. No obstante, señaló que con la reanudación de las relaciones entre Colombia y Venezuela son muchos los acuerdos y/o contratos comerciales que se están revisando “¿por qué? por que después de muchos años de estar rotas las relaciones con el vecino país, las estamos recuperando. Esto quiere decir que todos los acuerdo comerciales que se hayan roto, a partir de la ruptura de las relaciones diplomáticas, están en revisión y es normal”, explicó.

En esa línea, destacó la Ministra el caso de “Monómeros”, donde manifestó que desde el actual Gobierno se vienen “realizando esfuerzos para asegurar que Colombia tenga provisión de fertilizantes a menor costo, comparado con lo que implica la importación desde países europeos”. Aclarando, que los acuerdos comerciales con Venezuela no solo involucran aspectos minero-energéticos, sino también de exportación de bienes y servicios que están siendo atendidos por otras carteras del Gobierno, como el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Prohibición del Fracking

Vélez se mostró complacida el resultado que dejó, en primer debate, el proyecto de ley que prohíbe la práctica del fracking en Colombia. Allí, sostuvo que se debe trabajar “para evolucionar en unos acuerdos que nos permitan ampliar este consenso, para incluir yacimientos no convencionales, toda vez, que ellos tienen también unos impactos sobre el territorio en términos de sismicidad, y en término de acuíferos subterráneos”.

Por eso, indicó que esta administración no solo le apunta a la prohibición del fracking, sino también de otras técnicas de explotación de petróleo y gas que empleen procedimientos no convencionales; al tiempo que alabó la decisión que salió del primer debate, y que calificó como un paso importante que desde el Congreso se da, de cara a ese objetivo de Gobierno.

Contratos de exploración y explotación

Finalmente, la Ministra de Minas reiteró que no ha contemplado “terminar de tajo” con la exploración y explotación en el sector petróleo y gas. Recordó que hay 381 contratos firmados, donde 118 están orientados hacia ese tipo de actividades y que el Gobierno va a respetar lo ya acordado y lo que se derive de estos procesos. “En los próximos 10 años, estaremos escuchando de esas empresas y de esos proyectos, resultados respecto a recursos que puedan convertirse en reservas de gas y petróleo”, apuntó.

“Aquí estamos haciendo una transición energética que es segura, gradual y progresiva. Ahora, bien, es verdad que estamos en una transición energética porque estamos convencidos de que la descarbonización tiene que hacerse nacional y que a nivel global esos compromisos de descarbonización implican que tomemos responsabilidad desde la política pública”, puntualizó.