exportaciones

Los exportadores colombianos no se sienten muy cómodos con el dólar tan alto

A varias de las industrias exportadoras les toca importar los insumos y materias primas para sus productos, por lo cual se han visto afectados por la devaluación del peso.


Durante las últimas semanas el peso colombiano ha perdido terreno en relación con el dólar de Estados Unidos, llegando incluso a pasar de los $4.000.

Si bien, a priori, la devaluación es beneficiosa para las compañías que venden sus productos en el extranjero, muchas de estas industrias necesitan importar materiales para hacer sus productos y ahí se ven afectados por el alto valor del dólar.

En entrevista con SEMANA, el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina, dijo que lo mejor sería tener una tasa de cambio más estable para el sector.

A uno le gusta más un dólar que responda a las condiciones de productividad de la economía, que si se fortalece sea porque la economía se está fortaleciendo. Esta devaluación lo que está mostrando es que la economía está golpeada: tenemos un déficit en la cuenta corriente originado en el déficit de la balanza comercial y ahí la tasa de cambio actúa como variable de ajuste”, dijo.

Añadió que la falta de productividad local de algunos bienes y productos es una de las razones de por qué las compañías deben importar insumos para sacar adelante sus productos.

Es verdad que el dólar alto beneficia a los exportadores, pues reciben muchos más pesos por cada dólar, pero esto no es generalizado porque muchos exportadores necesitan importar materias primas o insumos que no se producen en el país o que se producen de manera insuficiente”, dijo Díaz.

Para el presidente de Analdex, un dólar más estable estaría alrededor de los $3.600 y $3.700, valor en el que la divisa no se ubica desde abril de este año, antes de que el país perdiera el grado de inversión por parte de Fitch Ratings.

“El fortalecimiento del dólar se ha dado en todo el mundo por la incertidumbre que está teniendo la economía internacional alrededor de la pandemia y luego de la pérdida del grado de inversión, eso llevó a que algunos capitales salieran”, explicó el funcionario.

¿Qué sectores son los beneficiados?

De acuerdo con el presidente de Analdex, los sectores exportadores que más se benefician de la depreciación del peso son aquellos que no necesitan de importaciones para desarrollar sus productos.

El sector agrícola - industrial, que tiene un componente nacional mucho más fuerte, es uno de los que más se ve beneficiado. Los sectores que no tienen ese componente importado en su producción se ven beneficiados, estamos viendo cómo el café está teniendo un buen precio y una buena tasa de cambio, eso ayuda”, dijo.

Por otra parte, aquellas industrias en las que la cadena de producción necesita de insumos y materias primas importadas, son las que no sacan provecho de la tasa de cambio alta, pues se elevan los costos para producir los productos.

La industria manufacturera es una de las que se está viendo afectadas porque debe importar una parte de sus materias primas y sus insumos”, dijo Díaz.

El presidente de Analdex también recomendó a los exportadores que están aprovechándose de la devaluación hacer coberturas cambiarias, para que puedan seguir obteniendo altos ingresos por las ventas de sus productos.

“Es el momento de que los exportadores hagan coberturas sobre el precio del dólar, es el momento de asegurar esa tasa de cambio para las exportaciones que vienen”, dijo.

¿Cómo aumentar las exportaciones?

Colombia se ha caracterizado por tener un déficit de la balanza comercial (cuando las importaciones son mayores que las exportaciones) que ha venido aumentando durante los últimos años.

Según Javier Díaz, las exportaciones del país no han podido crecer de la manera adecuada porque la normativa que hay en Colombia impide que esto suceda.

“Tenemos que hacer que exportar sea rentable, tenemos que desregular. Este es un país con mucha regulación en la parte de comercio exterior y hacer este tipo de comercio es muy difícil por la normativa. Tenemos que facilitar el comercio, hacer que el comercio sea fácil y no costoso”, dijo.

Sobre las propuestas de colocar aranceles a las importaciones que llegan al país, Díaz indicó que esto sólo sería perjudicial para el comercio internacional de Colombia.

La protección (aranceles a importaciones) hace que nos volvamos flojos y no seamos competitivos, que nos quedemos en el mercado local y no salgamos. Esa protección no es benéfica para las exportaciones, uno debe competir y eso no se hace con los aranceles”, dijo.

Finalizó afirmando que la elevada tasa de cambio está dando una “protección natural” a los productores locales.

“La tasa de cambio está dando una protección natural al mercado, la devaluación que hemos tenido protege de manera natural y le da competitividad a los productores locales que compiten con importados”, dijo.