Tendencias
Dólar
Dólar - Foto: Getty Images - Alan Schein Photography -

dólar

¿Quiénes se benefician y quiénes pierden con la cercanía del dólar a los $4.000?

Una de las razones para que la divisa siga ganando terreno es la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos empiece a subir la tasa de política monetaria.

El 2020 fue el año en el que el dólar de Estados Unidos alcanzó máximos históricos en Colombia, pues superó por primera vez los $4.000 por culpa de la pandemia del coronavirus y la salida de capitales extranjeros.

La incertidumbre sobre el futuro del comercio mundial hizo que los inversionistas sacaran su capital de las economías en desarrollo (como la colombiana) y se refugiaron de la volatilidad en activos como el oro y el dólar, lo cual hizo que el dólar de Estados Unidos ganara fuerza en todo el mundo.

A medida que el mundo iba aprendiendo a luchar contra la pandemia y se iban eliminando las restricciones de movilidad, la incertidumbre de los inversionistas fue mermando y los capitales volvieron a las economías emergentes, por lo que el dólar empezó a perder terreno.

Pese a que el mundo ya se encuentra llevando a cabo los respectivos procesos de vacunación contra el coronavirus, y que la recuperación económica también está en marcha, en las últimas semanas el dólar de Estados Unidos ha vuelto a ganar terreno, sobre todo a las monedas emergentes.

Y es que este lunes el dólar en Colombia ha alcanzado un máximo de $3.994,70, el valor más alto que ha registrado la divisa en lo que va del año. El promedio de negociación es de $3.985,94, mientras que el mínimo se ubica en $3.970.

Sin embargo, el incremento en el precio de esta moneda representa buenas noticias para algunos y no tan buenas para otros.

Un caso de aquellos que se benefician con este incremento son los productores de café del país, pues el café se cotiza en la bolsa de Nueva York, sumado a que la libra cerró este lunes al alza con un precio de US$1,79.

En términos generales, los expertos advierten que las exportaciones se verían afectadas para bien de manera directa, pues algunos de los insumos para los productos que se venden afuera del país se compran en pesos, pero se venden en dólares.

Por el contrario, para quienes no cae bien la noticia de un dólar a $4.000 o más es para quienes importan, es decir para aquellos empresarios y comerciantes que pagan los insumos en la divisa estadounidense y venden sus productos en la moneda local.

Así mismo, los turistas que viajan al exterior también sentirán más el golpe de la tasa de cambio, pues también deberán comprar y pagar en dólares más productos.

Del mismo modo, respecto a la razón por la que esto se esté dando, el economista jefe de Corficolombiana, Julio Romero, explicó: “La tasa de cambio está reflejando principalmente la fortaleza global del dólar. Los datos recientes del mercado laboral de EE. UU. apuntan a una recuperación importante que es interpretada por los inversionistas como una señal de que la Reserva Federal podría empezar a reducir el estímulo monetario más pronto”.

Y es que dicho posible incremento en la tasa de política monetaria generaría que los inversionistas nuevamente saquen sus capitales de las economías emergentes (como la colombiana) y la lleven a EE. UU. pues la rentabilidad ya sería mayor. Esta fuga de divisas sería lo que seguiría presionando la divisa al alza.

“Hay fuertes expectativas de posibles anuncios relacionados a la normalización de la política monetaria en Estados Unidos. Esto es algo que se podría llegar a anunciar en septiembre y es lo que genera esa volatilidad”, dijo el director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, Juan David Ballén.

El elevado valor del dólar, si bien es positivo para los exportadores, para gran parte de la población colombiana es perjudicial porque los precios de ciertos bienes que utilizan insumos importados puede aumentar. A este fenómeno se le conoce como pass-through y es cuando el alto valor del dólar influye y genera un incremento en la inflación.

Sin embargo, pese a los altos niveles del dólar (incluso cuando en 2020 superó los $4.000) el Banco de la República ha dado un parte de tranquilidad en repetidas ocasiones, asegurando que el pass-through de la tasa de cambio a la inflación en el país es bajo.

De otro lado, otros expertos creen que el peso colombiano está sobre- reaccionando al movimiento del dólar y que el dólar está hasta $200 por encima de su valor de equilibrio.

“Nuestros estimativos sugieren que el peso colombiano ha sobre-reaccionado al movimiento global del dólar y se encuentra un 5,2 % (aproximadamente 200 pesos) por encima de los niveles que son consistentes con los registros actuales de DXY y CDS a 10 años”, dijo Corficolombiana en un informe.

Los analistas también coinciden en que el avance de la variante delta del coronavirus es otra de las razones que tiene al dólar tan fuerte en Colombia.

“El repunte reciente responde a un renovado apetito por activos refugio en un contexto de mayor incertidumbre por el avance en el contagio por coronavirus a nivel global. La variante delta, más contagiosa que sus antecesoras, podría ser especialmente nociva para la recuperación de la actividad económica en las economías emergentes en donde el proceso de vacunación ha sido más lento que en las economías avanzadas”, dijo Corficolombiana.

La mayoría de analistas proyecta que el dólar terminará el 2021 en un rango entre los $3.700 y $3.900.