Mujeres en América Latina. (Photo by Camilo Freedman/APHOTOGRAFIA/Getty Images)
Mujeres en América Latina. (Photo by Camilo Freedman/APHOTOGRAFIA/Getty Images) - Foto: Getty Images

empleo

Más de 118 millones de mujeres en América Latina podrían caer en la pobreza si no se toman medidas

La pandemia provocará una reducción de los niveles de ocupación de las mujeres que representa un retroceso de al menos diez años, según la Cepal.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicó un informe sobre el panorama laboral femenino en América Latina y reveló que, de no tomarse las medidas necesarias en la región, más de 118 millones de mujeres podrían caer en la pobreza debido a la pandemia.

Según evaluaciones de impacto realizadas por la Cepal y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), existen algunos sectores económicos que presentan mayor riesgo de impacto en términos del volumen de la producción y del empleo como consecuencia de las medidas adoptadas para frenar los contagios; estos resultan ser, además, segmentos de la economía “altamente feminizados” como el comercio, las industrias manufactureras, el turismo y el servicio doméstico.

Los sectores en riesgo alto concentran alrededor del 56,9 % del empleo de las mujeres y un 40,6 % del empleo de los hombres en América Latina. Otra de las alertas es que algunos de los sectores que se encuentran en mayor riesgo no solo emplean a la mayoría de las mujeres ocupadas en la región, sino que además se caracterizan por altas tasas de informalidad, bajas remuneraciones y bajos niveles de calificación.

“La crisis generada por la pandemia de la covid-19 impactó negativamente en la ocupación y en las condiciones laborales de las mujeres en América Latina y el Caribe, generando un retroceso de más de una década en los avances logrados en materia de participación laboral”, explicó el informe publicado este jueves.

En ese sentido, la Comisión estima que la tasa de desocupación de las mujeres terminó 2020 en 22,2 %, lo que implica 12,6 puntos porcentuales de variación interanual. La mayor caída de la actividad económica se dio en el segundo trimestre de 2020, lo que tuvo una fuerte repercusión en las tasas de desempleo y participación que se evidenciaron en algunos países de la región.

Por otra parte, una caída del PIB del 7,7 % en América Latina y un aumento del desempleo de 10,4 puntos porcentuales tendrían un efecto negativo sobre los ingresos de los hogares para la Cepal. “Si se considera la sobrerrepresentación de las mujeres en los hogares pobres, alrededor de 118 millones de mujeres latinoamericanas vivirán en situación de pobreza”, indicó el informe.

Por esta razón, los investigadores señalaron que es urgente movilizar recursos públicos con el fin de implementar medidas para hacer frente a la covid-19 desde una perspectiva de género. En este sentido, las políticas fiscales contracíclicas son claves por su potencial para sostener la demanda, orientar recursos a la inversión y crear empleo a fin de mejorar las oportunidades para las mujeres, según la organización.

“Las mujeres de la región son parte crucial de la primera línea de respuesta a la pandemia”, manifestó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, quien explicó que un 73,2 % de las personas empleadas en el sector de la salud son mujeres, quienes han tenido que enfrentar condiciones de trabajo extremas como extensas jornadas laborales, que se suman al mayor riesgo al que se expone el personal de la salud de contagiarse del virus.

“Todo esto en un contexto regional en el que persiste la discriminación salarial, pues los ingresos laborales de las mujeres que trabajan en el ámbito de la salud son un 23,7 % inferiores a los de los hombres del mismo sector”, señaló Bárcena.

Por otra parte, el estudio remarca que el trabajo doméstico remunerado, que se caracteriza por una alta precarización y por la imposibilidad de ser realizado de forma remota, ha sido uno de los sectores más golpeados por la crisis.

En 2019, previo a la pandemia, alrededor de 13 millones de personas se dedicaban al trabajo doméstico remunerado (de las cuales el 91,5 % eran mujeres). En total, este sector empleaba a un 11,1 % de las mujeres ocupadas en la región.

No obstante, en el segundo trimestre de 2020 los niveles de ocupación en el trabajo doméstico remunerado cayeron 24,7 % en Brasil; 46,3 % en Chile; 44,4 % en Colombia; 45,5 % en Costa Rica; 33,2 % en México, y 15,5 % en Paraguay.

Cabe mencionar que a junio de 2020 Costa Rica, con 30,4 %, y Colombia, con 24,6 %, fueron los países de la región más afectados en este sentido de toda la región.