salud

Por aumento de salario mínimo, hospitales piden subir la UPC con la que se financia la salud de cada persona

El Gobierno planteó aumentar 4,66 puntos a la UPC de régimen contributivo y 5,57 para la del subsidiado.


Empieza el movimiento con todo lo que sube de la mano con el incremento del salario mínimo y que, de paso (en algunas ocasiones) absorbe el beneficio de un aumento en el ingreso de los trabajadores.

El gremio de hospitales y clínicas, ACHC, bajo la dirección de Juan Carlos Giraldo, hizo varias peticiones para el sector hospitalario, en el contexto del incremento del salario mínimo acordado en la comisión tripartita que se encargó de la negociación, en donde se estableció la cifra de 10,07 %.

Giraldo expresó que, previendo ese indicador, más la proyección de la inflación, que cerraría el 2021 cercana al 6 %, no es viable el incremento propuesto por el Gobierno para la Unidad de Pago por Capitación (UPC) con la cual se financia el plan para la atención en salud de cada colombiano.

El dirigente del gremio de hospitales y clínicas recordó que la propuesta oficial de incremento de la UPC para el caso del régimen contributivo es de 4,66 % y para el régimen subsidiado, de 5,57 %. Desde su perspectiva, esa cifra no sería suficiente, si se quiere hacer un incremento salarial al personal de salud, el cual se cubre con ese ingreso (la UPC). En consecuencia, dicho aumento debería estar entre 7 % y 8 %.

Por un ‘pacto social’

Desde la perspectiva del directivo del gremio, lo que está proponiendo la ACHC es una especie de ‘pacto social’, pues aunque siempre que se renueva el valor de la UPC, “el sector hospitalario termina subsidiando al Gobierno y a las EPS, para poder responderle a los trabajadores”.

Con esas aseveraciones, Giraldo se refiere a que la Unidad de Pago por Capitación, que es el valor anual que se reconoce por cada uno de los afiliados al sistema de salud para cubrir las prestaciones de servicios del Plan Obligatorio de Salud (POS) en los regímenes contributivo y subsidiado, no llega en su totalidad al final de la cadena (el que presta el servicio).

Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas
Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas - Foto: Guillermo Torres

Una cascada virtuosa

En consecuencia, el directivo de la ACHC explica que, si bien ese gremio es partidario de que se incremente el salario mínimo, pues es justo para la población trabajadora, también es cierto que ese costo lo tiene que asumir alguien. En este caso, se trata de los hospitales y clínicas, que siempre se encuentran al debe, en parte, por el esquema de pagos que rige en Colombia.

Por esa razón, además de una propuesta de incremento como la mencionada, que sobrepase entre 3 y 4 puntos a la lanzada por el Gobierno, Giraldo dice que será necesario que exista lo que él llama “una cascada virtuosa”. Eso no es más que trasladar en su totalidad las tarifas de las UPC a las IPS (prestadores de salud), para que ellas, a su vez, puedan hacer el traslado del incremento en el salario a los trabajadores de la salud.

Se estima que la mitad de ocupados vinculados al sector salud tiene relación con el salario mínimo. Ahí están los auxiliares, técnicos, administrativos y personal de soporte.