Ministra de Salud y Protección Social, Carolina Corcho Mejía.
Ministra de Salud y Protección Social, Carolina Corcho Mejía. - Foto: Ministerio de Salud y Protección Social

reforma tributaria

Reforma tributaria: una parte del recaudo será invertido en salud, asegura la ministra Carolina Corcho

La funcionaria indicó, además, que el Gobierno trabajará en una reforma estructural al sistema de salud.

La ministra de Salud, Carolina Corcho Mejía, aseguró durante su participación en una audiencia pública del Congreso de la República, realizada en Manizales, que la reforma tributaria aportará importantes recursos al sector salud; los cuales serán encaminados a fortalecer el sistema y sus servicios esenciales, garantizando así un mayor acceso a la población colombiana.

Según indicó la funcionaria del Gobierno Petro, de los 20 billones de pesos que se esperan recaudar una vez entre en vigor la nueva tributaria, “un tercio” de esos recursos será para impulsar las transformaciones que pretenden realizar en el sistema de salud del país.

“La reforma tributaria nos da un recaudo de 20 billones de pesos, les quiero informar que en esa adición presupuestal, la tercera parte de eso que da la reforma tributaria se va para salud”, afirmó.

En ese sentido, los recursos que se recibirán por la reforma tributaria y que representarán para la salud un poco más de 6 billones de pesos, estarían orientados a cubrir el aumento de la Unidad de Pago por Captación (UPC), y los recursos que deje de percibir la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres) por la reducción del 50 % en el Soat.

Sobre esto último, Corcho Mejía sostuvo que “nadie quedará desprotegido y será atendido con normalidad en todas las clínicas y hospitales”, al tiempo que recalcó que esto tampoco afectará a los regímenes especiales, como son El Magisterio, la medicina prepagadas, universidades, las Fuerzas Militares y el Inpec.

Por su parte, manifestó que con los cambios que se esperan realizar en el sector salud, a partir de la reforma que se contempla llevar a cabo, “el sistema de salud no se va a acabar” y que, por el contrario, lo que se pretende es hacer transformaciones importantes “sobre lo construido”.

En ese sentido, indicó que la reforma estructural a la salud se centrarán en dos aspectos fundamentales: el primero, orientado a “replantear la intermediación financiera y administrativa de los recursos públicos de la salud”; y el segundo, dignificar y formalizar a los trabajadores del sector. “El capital más importante de un sistema de salud es el humano”, expresó.

Sostuvo además que se hace necesario atender la deuda que tienen las Entidades Promotoras de Salud (EPS) con hospitales y clínicas, que ronda los 50 billones de pesos y donde afirmó que “no se puede permitir” que esta siga aumentado, debido a los efectos negativos que representa tanto para las finanzas pública, como para la calidad de los servicios de salud que reciben los colombianos.

Al respecto, y con base en cifras reportadas por la Superintendencia Nacional de Salud, la ministra Corcho indicó que “las EPS liquidadas adeudan 27 billones de pesos. En el caso de las EPS en proceso de liquidación, la deuda sería de 5 billones. En total, la deuda de las EPS que están con la red pública de hospitales y clínicas es de 16.6 billones”.

“Queremos que estos recursos lleguen de forma eficiente y transparente a los hospitales y clínicas y que los trabajadores/as de la salud tengan condiciones laborales dignas”, apuntó.

La ministra insistió en señalar que todas las acciones que se pretenden adelantar en torno a la reforma a la salud, se busca hacerle frente a un sistema que actualmente es inequitativo y que castiga a los más pobres y humildes; por lo que el esfuerzo que realizará va direccionado a que la población más vulnerable acceda a los servicios de las redes hospitalarias y que los recursos no se van a secretarías de salud, gobernadores y alcaldes.

Se prevé que el proyecto en torno a esta reforma a la salud en el país sea presentada en enero del próximo año.