Foto de referencia sobre teletrabajo
Foto de referencia sobre teletrabajo - Foto: Getty Images

trabajo remoto

Consultora advierte que empresas están proponiendo el regreso a las oficinas porque no supieron liderar el trabajo remoto

Los grandes retos que tienen las compañías y los líderes es entender los mecanismos del trabajo remoto y saber aplicarlos de manera correcta.

La adopción del trabajo remoto en Colombia aumentó casi en un 400 % de acuerdo con cifras de MinTic y, para finales del 2021 había más de 209.000 teletrabajadores en el país, según el sexto Estudio de Percepción y Penetración en entidades colombianas realizado por este Ministerio.

No obstante, cada vez más empresas deciden retornar al modelo tradicional – aunque muchas compañías no requieren de la presencialidad -, y en la mayoría de los casos se debe a las brechas que existen por parte de los líderes en su capacidad de liderar (gerenciar, inspirar y desarrollar) en el modelo remoto o incluso hibrido.

De acuerdo con War Room la principal razón por la cual las empresas están volviendo a la presencialidad es por la falta de aptitudes de los líderes y jefes en los entornos remotos. Como repuesta a este fenómeno, la experta Valeria Schiavo, Associated Consultant de War Room, explicó que la solución es capacitar a los líderes en estrategias de liderazgo para equipos en el modelo hibrido y remoto.

Los grandes retos que tienen las compañías y los líderes, de acuerdo con la experta, es entender los mecanismos del trabajo remoto y saber aplicarlos de manera correcta. “Conceptos claves como gestión del tiempo, motivación, objetivos y reuniones de cultura son inexistentes en la agenda de los jefes que deciden volver a la oficina.”, dijo Schiavo, quien enfatizó, que obligar a regresar a las personas a la oficina, sino es estrictamente necesario, es un retroceso en los modelos de trabajo y colaboración.

Por otra parte, las empresas que excluyen las modalidades de tele-trabajo están siendo percibidas como lugares menos atractivos por parte de los trabajadores o posibles candidatos. De hecho, Schiavo, afirma que esto supone un costo altísimo en rotación de personal, clima laborar, desgaste personal y disminución de la productividad.

“Los líderes que obligaron y obligan a sus equipos a volver a las oficinas no entienden el nuevo paradigma del liderazgo. Quieren tener a sus equipos “bajo control”, sin darse cuenta que están ocasionando el efecto contrario”, dijo Schiavo.

De acuerdo con un análisis de Microsoft, el 85 % de los líderes aseguran que el cambio al trabajo remoto o híbrido ha dificultado confiar en que sus empleados son productivos. Por esta razón, Schiavo, comparte unos puntos clave que deben tener los líderes para generar buenas prácticas en el trabajo remoto.

¿Qué hacer para mejorar el liderazgo en modelos híbridos y remotos?

Es importante que los líderes tengan en su agenda objetivos claros que deben llevar a cabo sus equipos remotos. Es decir, trazar una hoja de ruta específica y concisa que permita gestionar a los trabajadores y designar tareas sin caer en uno de los errores más comunes que son las reuniones sin sentido.

Por otra parte, es importante saber delegar a los equipos de trabajo actividades y tareas puntuales “muchos líderes envían un mensaje equivocado a sus colaboradores cuando no saben delegar, y esto se percibe como una inseguridad que tiene el líder sobre la responsabilidad que dio al trabajador”, expresó la consultora, quien enfatizó, que este tipo de conductas llevan al estrés laboral.

¿Cómo se puede generar compromiso en un espacio remoto? Un punto muy importante para dar frente a esta falta de motivación son las reuniones de cultura y las sesiones personalizadas que deben proponer los líderes de las empresas. Estos espacios están destinados a conversar acerca del estado emocional de las personas y de las aspiraciones de los trabajadores. Son espacios que no deben faltar en el cronograma mensual de actividades.

Asimismo, el líder debe mantener una comunicación asertiva y respetuosa con las personas, además, de siempre propender a tener los objetivos de los equipos por encima de los propios.

“El desafío más grande que tienen hoy en día los líderes es el de poner los objetivos de los equipos por encima de los propios. Cuando un líder utiliza como medio a sus colaboradores para satisfacer sus propias aspiraciones y objetivos, el espacio de trabajo se convierte en lugar de desmotivación.”, concluyó Salas.