Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/2003 12:00:00 AM

Barreras de acero

Barreras de acero Barreras de acero
La Organizacion Mundial del Comercio (OMC) dijo la semana pasada que las salvaguardias que ha impuesto Estados Unidos a las importaciones de acero son ilegales. La reacción de la Casa Blanca ante la decisión de la OMC fue, en principio, desafiante, pero al final de la semana quedó claro que a George W. Bush le tocará encontrar la forma de aplacar a los exportadores extranjeros de acero y a la industria local. De no hacerlo Europa, en retaliación, impondría mayores aranceles a exportaciones de productos estadounidenses, que suman más de 2.200 millones de dólares, desde barcos hasta textiles y jugo de naranja. Los consumidores de acero en Estados Unidos tampoco están contentos pues dicen que, por los onerosos aranceles, están pagando el acero a precios muy altos. Las políticas de Estados Unidos frente al acero, que los críticos de Bush suelen citar como ejemplo de su arrogante posición en las negociaciones comerciales, tendrán que cambiar próximamente.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.