EL REGRESO DEL SILBO


Los colegiales de la isla canaria de La Gomera tendrán dentro de muy poco una nueva
materia: aprenderán a silbar. Pero no se trata de cualquier trino de imitación de pájaro, sino del silbo gomero,
un lenguaje existente en la Gran Canaria desde el período prehispánico, que era muy útil para superar las
dificultades de comunicación propias del terreno, quebrado y lleno de desfiladeros y montañas. El 'silbo
gomero' consiste en modular cada sílaba como un silbido, para lo cual se utilizan la boca, los dedos, que se
introducen en la misma, y las manos, que se usan como bocina. El complejo sistema de sonidos permite
tener 'conversaciones' hasta a tres kilómetros de distancia. Las autoridades educativas canarias
consideran prioritario rescatar esta peculiaridad no sólo por razones culturales sino prácticas.