El profesor que transforma la educación con aplicaciones y un estadio de fútbol.
La búsqueda de los cupos escolares, uno de los desafíos que enfrentan los padres en Colombia cada año, está teniendo también impactos económicos para los hogares colombianos, así advierte un estudio académico. - Foto: Hugo Echeverry

educación

Este es el costo que representa para las familias colombianas la búsqueda de cupos escolares

Los resultados se desprenden de un estudio realizado por el Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Pontificia Universidad Javeriana.

Se aproxima un nuevo año y con este uno de los dolores de cabeza de los padres de familia, el pago de las matrículas y demás costos derivados de la educación de los hijos. Y no es menor esta preocupación, porque estos costos se suman a una larga lista de obligaciones que deberán atender los jefes o responsables del hogar, una vez entre en vigor la Reforma Tributaria.

El Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Pontifica Universidad Javeriana, se dio a la tarea de analizar este fenómeno de impacto para las finanzas de los hogares colombianos, donde los resultados dejan en evidencia cómo las diversas variables en torno a la búsqueda de los cupos escolares, no solo golpean los ingresos de los padres de familia; sino que tiene un impacto significativo en los hogares de escasos de recursos, donde la mayoría subsiste de actividades relacionadas con la informalidad.

Para entender el impacto de los costos en la búsqueda de cupos escolares, es necesario tener en cuenta, en primer lugar, los ingresos que devenga un colombiano promedio. En el caso del estudio, se analizan los ingresos que reciben más de 12 millones de colombianos a quienes se les paga el salario mínimo; frente a otra parte importante de la población que genera ingresos por cuenta propia, es decir, que viven de la informalidad.

Así las cosas, se indica que “el ingreso laboral mensual promedio de los ocupados en el sector informal en el año 2021 fue de $725.439; es decir, $24.171 diarios. Por otro lado, en el sector formal, un salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV) para el 2021 era de $908.526 y $30.084 diarios; pero ascendía a $41.070, sumando todas las prestaciones de Ley”.

Entonces, si sobre los datos mencionados, los padres de familia asumen el costo de las fotocopias e impresiones que, por lo mínimo, pueden tener un valor de $2.000 diarios. Y si a esto, se le agrega el costo del transporte en $5.000 (valor diario aproximado de ida y vuelta en el sistema de trasporte de Bogotá –SITP). Esto deja en evidencia que, estos $7.000 diarios representan ya un faltante en los ingresos para los padres de familia, donde el que vive de la informalidad es el que más afectaciones sufre por este concepto.

“Teniendo en cuenta que para el año 2021 aproximadamente el 39,3 % personas en Colombia mensualmente vivía con menos de $354.031 ($11.801 por día) y el 31% con menos de $690.524 ($23.017 por día), para muchas familias la búsqueda de cupos escolares puede ser la diferencia entre comer o no comer; luego, el costo de la ineficiencia de la asignación de cupos lo sufren las familias y principalmente los más pobres”, destaca el estudio de la Pontifica Universidad Javeriana.

Contrastando lo anterior con las cifras del 2016, donde se registraron 1,1 millones de estudiantes nuevos matriculados; en otras palabras, hubo alrededor de 1,1 millones de procesos de búsqueda de cupos escolares. Esto, significa que, bajo el supuesto de que cada proceso lo realizó cada padre de familia, “el costo agregado de la búsqueda de cupos en un año puede ser al menos de $26.588 millones de pesos”, revela el estudio.

“Es un costo elevado si se compara con los recursos del SGP -Sistema General de Participaciones- que en promedio fueron distribuidos en el año 2021 a los municipios por concepto de calidad ($512 millones a gratuidad educativa y $534 millones a matrícula oficial)”, enfatiza el LEE.

Ante este panorama, el estudio realiza varias recomendaciones a fin de mejorar las condiciones para la búsqueda de cupos escolares, no siga siendo un golpe para las familias colombianas, en especial, las de escasos recursos. Entre estas recomendaciones, se destaca la necesidad de mejorar las plataformas de información por parte de las Secretarías de Educación y del Ministerio de Educación Nacional (MEN), para que los padres de familia pueda realizar la búsqueda de los cupos, asignación y procesos de matrícula, de manera más sencilla.

“Este informe encuentra que es un hecho generalizado en gran parte de las Secretarías de Educación, que la asignación de los cupos está principalmente en manos de lo que el padre de familia bien pueda hacer al contactar a la institución educativa y que varios cupos resultan de una elección forzada, más que de una reflexionada y con suficiente información”, se indica en el documento.

Y se añade que “la falta de mejoras en los mecanismos de asignación de cupos escolares, junto con la falta de un correcto flujo de información entre escuelas y familias, provoca ineficiencias que se contabilizan en pérdida de tiempo, recursos y la posibilidad de educarse en colegios de calidad para algunos estudiantes”.

En Colombia, al año se deben asignar cerca de 7 millones cupos escolares en el sector oficial, de los cuales, cerca del 15 % corresponden a cupos de estudiantes nuevos.