Tendencias

en video

¿Quiere ir a vivir a Alemania?, nueva ley busca atraer especialistas

Este país ahora cuenta con una nueva normatividad que facilitará la entrada de nuevos profesionales. Esto es lo que se necesita para poder aplicar.

Contrariamente a la legislación anterior, un trabajador cualificado o especializado no necesariamente es una persona que posee un título universitario. Actualmente, este término también se aplica a aquellos que tengan un certificado de formación profesional. El programa de formación debe durar al menos dos años, y el título debe ser reconocido como equivalente o similar a un título alemán. El objetivo del gobierno es terminar con el proceso de reconocimiento en tres meses, luego que se hayan presentado todos los documentos necesarios. Una visa de trabajo se emitirá luego de cuatro semanas.

¿Quién puede trabajar en Alemania?

En principio, los solicitantes fuera de la Unión Europea pueden trabajar en Alemania si tienen un contrato con una empresa con sede en Alemania y si poseen las cualificaciones necesarias para el empleo. La nueva ley ha dejado de lado un punto clave: los solicitantes fuera de la UE solo pueden aceptar un trabajo si no hay un ciudadano alemán o de la UE que pueda llevar a cabo el empleo. 

Sin embargo, la nueva ley excluye a los solicitantes con cualificaciones inferiores al nivel de formación profesional. Pero, pueden emigrar si poseen un contrato o una oferta de un empleador alemán. El empleador tiene que capacitar al solicitante y dentro de dos años éste debe tener un certificado de nivel profesional.

¿Qué más se necesita?

A los trabajadores se le otorga el permiso de residencia por cuatro año o por la duración del contrato. Luego de los cuatro años el solicitante puede aplicar a la residencia permanente. Durante el periodo de búsqueda de trabajo se les permite la entrada a Alemania, pero deben demostrar que tienen solvencia económica y un nivel intermedio de alemán (nivel B2). 

La nueva ley también aplica a los extranjeros que quieren obtener un título profesionales o académico en Alemania. Los estudiantes deben presentar un diploma de un colegio y éste debe ser equivalente a uno de Alemania. Pero no deben ser mayores de 25 años. Después de trabajar durante dos años en Alemania, las personas de esta categoría pueden solicitar la residencia permanente.

Los trabajadores mayores de 45 años deben demostrar que ganan un mínimo de 3.685 euros al mes en su trabajo en Alemania, o que poseen los fondos necesarios para su futura jubilación.

Reglas especiales para habilidades especiales

En los sectores en donde hay una aguda escasez de trabajadores cualificados se facilitó el proceso para emigrar a Alemania. Por ejemplo, los médicos, especialistas en TI o enfermeros certificados no necesitan que las autoridades alemanas reconozcan sus cualificaciones. Solo deben demostrar que poseen cinco años de experiencia en el rubro.

Sin embargo, los empleadores están obligados a asumir la responsabilidad financiera hasta por un año. Incluyendo los gastos de repatriación de los empleados que hayan cancelado el contrato y que se nieguen a abandonar Alemania de manera voluntaria.

Los miembros de la familia están permitidos

Los trabajadores pueden migrar con sus esposas e hijos menores. Pero deben demostrar que pueden mantenerse económicamente y que la vivienda tiene un tamaño adecuado, ya que no pueden recibir beneficios estatales. Organizaciones, como Caritas, han criticado este punto, alegando que esto destrozaría las familias. 

¿Son bienvenidos los refugiados y solicitantes de asilo?

En principio, la nueva ley también aplica a los solicitantes de asilo y a los refugiados, aunque los políticos admiten que muy pocos de ellos podrían optar por esto, ellos tienen una licencia excepcional para permanecer.

Los extranjeros que no poseen la residencia y por diversas razones no pueden ser deportados, pueden comenzar a estudiar bajo ciertas condiciones. Deben estar trabajando al menos 35 horas a la semana durante 18 meses, y necesitan ser capaces de mantenerse económicamente. Además, deben tener un nivel intermedio de alemán (nivel B2) y por último no deben haber cometido un delito.

Noticias relacionadas