congreso

El debate fantasma

Al parecer el Congreso no quiere tocar el tema de los falsos positivos.


Al parecer el Congreso no quiere tocar el tema de los falsos positivos. Por tercera vez la semana pasada, el debate propuesto por el representante del Polo, Alirio Uribe, quedó en veremos. La razón: el proyecto de reelección de alcaldes y gobernadores que a última hora se coló en la agenda. Aunque al iniciar la plenaria hubo quórum para cambiar el orden del día, a la hora de votar varios representantes se salieron.  Uribe radicó la proposición el 20 de julio para hacer el debate. Ahí quedó para el 15 de octubre y luego fue aplazado para el 22. Todo indicaba que la semana pasada se iba a dar el milagro pero no fue así. A varias víctimas y defensores de derechos humanos los dejaron plantados, y por ahora el aplazado debate quedó para este miércoles.