Home

Enfoque

Artículo

Los hospitales y la Policía

Al secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, le tocó pedir perdón a los funcionarios del Hospital de Meissen por haber afirmado que el último gerente, Carlos Lizcano, “en tres meses volvió mierda esto”.

Al secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, le tocó pedir perdón a los funcionarios del Hospital de Meissen por haber afirmado que el último gerente, Carlos Lizcano, “en tres meses volvió mierda esto”. Aunque sus palabras resultaron ofensivas, los hechos demostraron que sus denuncias y las de los medios de comunicación sobre la corrupción en la red hospitalaria del Distrito son para tomar en serio. La Policía intervino el jueves las oficinas administrativas del Hospital Simón Bolívar y el viernes el CTI de la Fiscalía llegó al Hospital de Meissen a llevarse los computadores y archivos del área de contratación, de donde salieron órdenes de compras para vinos, quesos y mariscos, entre otros, supuestamente, para los pacientes.