ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 12/3/2005 12:00:00 AM

Blanca Uribe

Fue niña prodigio y con el paso de los años se ha consolidado como una pianista de primer nivel. Su especialidad, las 32 sonatas de Beethoven.

En la casa campestre Salsipuedes, cercana a Medellín, famosa por la canción de Lucho Bermúdez, la vieron tocar piano a los 3 años. Cuando tenía 11 años se estrenó frente a la Orquesta Sinfónica en Bogotá. Pero más que una niña prodigio de la música clásica es una artista profesional de larga trayectoria que amerita que la conozcan y aprecien más allá de los círculos de melómanos. Blanca Uribe nació en Bogotá en 1940 en una familia muy musical. Como resultado de su orientación hacia la tradición académica estudió en Viena y más tarde se especializó en Nueva York en la célebre academia de Juilliard. En el concurso Van Cliburn de 1966 recibió el premio a la mejor interpretación de música del siglo XIX, denominado como el siglo del piano. Fijó su residencia en Nueva York y desde 1969 se desempeñó como maestra de piano en el Vassar College. Los conciertos y recitales se han sucedido desde entonces en esa ciudad en los escenarios más renombrados como el Carnegie Hall, por sólo citar un ejemplo. Filadelfia, otro importante centro para la música clásica, la ha escuchado con frecuencia. Con su marido, el director y violinista Luis Biava ha tocado en orquestas y grupos de cámara en Norteamérica y Europa. Las 32 sonatas para piano de Beethoven han sido una de sus especialidades tanto en la interpretación en ciclo completo, como en la enseñanza y apreciación. En ciclo las ha presentado en Bogotá en 1977, Medellín 1989 y Nueva York 1999. Haydn, Mozart, Albeniz y Turina son algunos de los compositores con los que más se la asocia. Pero jamás le ha dado la espalda a la música colombiana. En 1985 grabó la Sonatina boyacense de Antonio María Valencia, lo que destaca su conocimiento y proximidad con la música colombiana que ella ha sabido ejecutar con la destreza y valor artístico necesarios para sacar todo el potencial de las piezas de Calvo, Murillo y otros compositores cercanos al sentimiento popular. Entre la colección de compositores colombianos del Banco de la República aparecen dos discos grabados por ella: uno con piezas de Emilio Murillo y el siguiente con obras de Antonio María Valencia. Ha tocado en casi todas las salas y con casi todas las orquestas nacionales. Como artista latinoamericana ha tocado y grabado obras del argentino Ginastera. El compositor colombiano Luis Carlos Figueroa le dedicó una pieza. Lleva cuatro decenios de conocer y ejecutar piezas del compositor estadounidense Richard Wilson. Entre ellas se encuentran grabadas Ecologue, el concierto para piano y por lo menos seis más. Ha tocado obras de la compositora Alba Potes, colombiana residente en Nueva York, de quien estrenó hace poco una pieza, lo mismo que del muy joven compositor colombiano Daniel Leguizamón. Además, una gran cantidad de sus alumnos anota con orgullo que estudió con ella. Cada concierto de Blanca Uribe recibe comentarios elogiosos. Cada disco, críticas emocionadas. Está al tanto de la más difícil y competida tradición para el piano a la vez que estudia y divulga obras de compositores contemporáneos, varios de ellos colombianos de gran valor. Como ella. *Musicólogo

EDICIÓN 0

PORTADA

¡Rebeldes con canas!

La estricta cuarentena para los mayores de 70 años tiene la rebelión de las canas al rojo vivo. ¿Había otra opción?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1987

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall