tarjeta de crédito

El listado de compras que se aconseja pagar con tarjeta de crédito

Si no se usa sabiamente, este producto financiero puede representar un riesgo para las finanzas personales.


¿En qué compras valdrá la pena pasar un ‘tarjetazo’? Esa es la pregunta que se deben hacer las personas antes de costear todos sus gastos utilizando la tarjeta de crédito. Si bien este producto financiero es un excelente aliado, en ocasiones, cuando no se emplea sabiamente, puede representar un riesgo para el bolsillo.

Pensando en ello, los especialistas en las finanzas personales se han dedicado a entregar recomendaciones sobre el uso adecuado de los famosos plásticos, para evitar que se conviertan en una deuda impagable en el largo plazo.

Un consejo sencillo por el que se puede iniciar, y que hará que las personas se pregunten dos veces si una compra es realmente necesaria, es entender que, en principio, el dinero con el que se paga algo a crédito no se tiene en el bolsillo, como sí sucede en el caso de la tarjeta débito.

Lo anterior quiere decir que en algún momento será necesario reponer ese monto, por más pequeño que sea, y que ello implicará un movimiento en el presupuesto mensual, como parte de las obligaciones pendientes.

Ahora bien, ¿qué se debería pagar con la tarjeta de crédito?

En un artículo de Business Insider, se enlistan algunas de las compras que se deberían hacer con la tarjeta de crédito, aprovechando las facilidades que ofrecen los plásticos y que no se consiguen con el efectivo.

Dicho listado lo encabezan las compras en línea. Como precisa el texto, generalmente los métodos de pago más empleados en el comercio electrónico son las tarjetas de débito y crédito, precisamente por la agilidad con la que se pueden utilizar dentro de las plataformas y la seguridad que brindan.

Por otro lado, mencionan que estos productos financieros pueden ser de gran ayuda cuando se quiere realizar una compra grande y no se puede disponer de tal capital enseguida. Por ejemplo, en caso de necesitar un nuevo electrodoméstico, es recomendable utilizar la tarjeta de crédito, especialmente si existen beneficios asociados a ese método de pago (promociones, descuentos, entre otros), debido a que de esta manera se puede hacer el pago a cuotas.

El detalle en los electrodomésticos, según indica el referido artículo, está en que estos tienden a durar más tiempo del que tarda la persona en pagar su valor, por lo que se compensa la compra. Generalmente, estos productos se recomienda pagarlos entre 24 y 36 cuotas.

Todo lo contrario sucede con las compras pequeñas, detalla en cambio un artículo de la sección de economía en El Universo, el cual indica que los gastos de restaurantes o salidas con amigos se deberían pagar en efectivo o con otro método de pago diferente a las tarjetas de débito. No aguanta que la cena de una noche genere intereses en las cuotas de pago siguientes.

Otra sugerencia dentro del listado de compras son los tiquetes de avión o las reservas de hotel, pensando en que algunas compañías ofrecen beneficios adicionales por el pago con tarjeta de crédito, que pueden compensar parte de la inversión.

También puede ser de interés...

Independientemente de en qué se use la tarjeta de crédito, es importante no alcanzar el cupo que esta ofrece. Así lo explican los expertos del portal Saber más Ser más de Asobancaria, quienes indican que lo ideal es dejar un margen del cupo de la tarjeta de crédito para disponer de él en caso de emergencias.

Igualmente, de ser posible, aconsejan pagar un poco más del valor sugerido para la cuota mensual, para así poder ir recuperando el cupo y así aprovecharlo nuevamente en otra oportunidad. Además, de esta manera se puede disminuir la cantidad de cuotas a pagar y con ello los respectivos intereses.

Las tarjetas de crédito pueden ser excelentes amigas del bolsillo, siempre que sepan utilizar sabiamente.

Noticias relacionadas