finanzas

El número máximo de tarjetas de crédito que debería tener, según expertos

No siempre más es mejor, por lo que algunos expertos aseguran que tener muchas tarjetas de crédito puede convertirse en una pesadilla.


Tener una tarjeta de crédito es un beneficio por el que muchos colombianos optan para realizar compras de cualquier tipo y diferir el pago a cuotas, en caso de no contar con el efectivo suficiente para pagar por un producto inmediatamente.

En algunos casos, los bancos ofrecen a sus usuarios opciones de portafolios con dos y tres tarjetas para hacer compras y no tener que endeudarse con un solo plástico, sin embargo, es recomendable saber exactamente con cuántas tarjetas se puede tener una buena vida crediticia y salud financiera estable.

Expertos economistas aseguran que lo mejor es contar con un máximo de tres tarjetas y combinar el cupo entre estas para poder tener un buen manejo del dinero.

Sin embargo, este número puede variar dependiendo de la capacidad de pago y la forma en que se gestione la tarjeta mes a mes.

En este sentido, el banco Nu Bank da algunas recomendaciones para el uso de la tarjeta de forma responsable:

  • Organizar sus gastos: primero que todo, se debe realizar regularmente un presupuesto que contenga un análisis de sus ingresos y de sus gastos. Este debe incluir los costos de la tarjeta de crédito y el uso que se le dará mes a mes, teniendo en cuenta que este dinero plástico debe representar una ayuda y no un gasto innecesario. Existen herramientas que le ayudan a que este control sea más sencillo de llevar y permiten ajustar desde el celular el límite del crédito, asegurando que no se gaste más de lo planeado.
  • Revisar los costos antes de elegir una tarjeta de crédito: es importante tener en cuenta que, para octubre de 2020, según datos de la Superfinanciera, hubo 2 millones de tarjetas bloqueadas por falta de pago. La morosidad, muchas veces, puede ser resultado de los mismos costos que genera el producto, puesto que algunas tarjetas acarrean cobros adicionales como cuota de manejo, tarifa por cada vez que se use, costo por retiros de efectivo e inactividad, entre otros. Es importante al momento de realizar la planificación financiera tener en cuenta estos gastos extras u optar por entidades que no cobran estos costos adicionales.

Popularmente, las tarjetas de crédito pueden ser asociadas a gastos excesivos y falta de control, pero la verdad es que estos medios de pago pueden convertirse en grandes herramientas para cumplir metas y alcanzar objetivos personales, siempre y cuando se escoja una opción asequible, rentable y acorde al perfil del usuario y sus necesidades.