opinión

default
- Foto: Columnista FP

¿Cómo desbloquear tu potencial?

Nos hemos enfocado a lo largo de la historia en otras áreas como el conocimiento de manera categórica, cuando la pieza fundamental y en donde están todas las respuestas, es precisamente nuestra mente.


Por: Paul Raminfar

¿Qué pasaría si pudieras acceder a tu máximo potencial siempre? La verdadera respuesta de esta pregunta es un ¡Sí! Rotundo y lo mejor de todo es que puede ser permanentemente. Nos hemos enfocado a lo largo de la historia en otras áreas como el conocimiento de manera categórica, cuando la pieza fundamental y en donde están todas las respuestas, es precisamente nuestra mente, la cual ha pasado desapercibida la gran parte de tu vida.

Todo al final de cuentas va a ir de la mano de las decisiones que tomamos, y así como una persona entiende algo con claridad, gracias a la perspectiva de tiene cada uno de los pensamientos, vienen las decisiones que se deberían tomar y las acciones lógicas que ejecutar. Este pequeño proceso, pero muy complejo para la minoría de los seres humanos es un nudo que logran desenredar.

Son precisamente estas personas que se desempeñan a un nivel elevado y han conseguido desarrollar una mentalidad basándose prácticamente en una sola cosa, su sistema de creencias, las cosas que resuenan con ellos y la autenticidad de poder ser fiel a lo que creen.

Piensa por un segundo en estas dos afirmaciones. ¡No se cómo, pero lo voy a lograr! Y la otra, ¡no creo que lo voy a lograr!

Cada una de estas afirmaciones trae consigo una historia que se ha ido reforzando a nivel subconsciente día a día, estableciéndola como un patrón de acciones, un modelo de ejecución y consecuentemente está limitando el potencial.

Cada uno de nosotros es capaz de lo que queramos, pero es algo realmente importante exponer lo siguiente.

Si le preguntamos a la mayoría de las personas, todos sienten que lo van a lograr y no ocurre así.

Las estadísticas no mienten y la calidad de vida que experimentan millones de seres humanos son resultados que están muy por debajo de las expectativas y del potencial personal de esos individuos que “creyeron que lo iban a lograr solo por ser ellos y no por la mentalidad que lograron desarrollar”.

Tomemos puntualmente los resultados más visibles y podemos ver la deficiencia en sistemas cardiovasculares, la cantidad de enfermedades físicas por lo malos hábitos principalmente alimenticios y la poca cantidad de ejercicio principalmente por pereza. Por otro lado podemos reconocer un nivel de ingresos muy por debajo de lo que soñaron esas personas, sin contar con una adicción sin precedentes al estrés y a un estilo de vida estresante.

Por otro lado, desde el plano emocional vemos un aumento significativo en la ansiedad, la depresión; piensa en la baja autoestima y poca seguridad de las personas a la hora de apostarlo por sus sueños y metas. Ahora quiero que leas un par de veces la siguiente frase:

Una nueva creencia abre nuevas puertas. La posibilidad es lo que se necesita y es precisamente esa posibilidad lo que demuestra que se puede alcanzar algo que antes no había. Eso requiere un esfuerzo nuevo, desde lo que pensamos hasta lo que ejecutamos, pero la realidad se puede alterar de acuerdo a nuestra forma de pensar.

Todos tenemos las mismas 24 horas, hablando en términos generales, todos contamos con las mismas piezas fundamentales para el éxito, el espíritu, la mente, el cuerpo, así que si alguien es capaz de algo, cualquiera es capaz de eso, y si nadie lo ha conseguido, claramente siempre tiene que haber una primera vez.

Para esto la clave es el enfoque, la capacidad de nuestra mente de concentrar la energía y así poder alcanzar a desarrollar altos niveles de desempeño a través del entrenamiento que le des y con la información que la nutras.

Una vez estemos claros con todo este concepto, empieza la verdadera prueba que es estructurar la historia que queremos contar. ¿Cómo se sentiría alcanzar tu máximo potencial? Quiero que te detengas por un segundo y pienses en esta afirmación: ¡Soy capaz de hacerlo! O en esta otra: ¡Lo voy a lograr! Repítelo en voz alta y piensa en las emociones, los sentimientos que estas dos afirmaciones generan.

Con esto quiero que pienses en tu siguiente reto, piensa e imagínate en lo que tienes que hacer, piensa en algo que sabes que debes hacer, pero que por alguna razón has ido procrastinando, dilatando, pero que es hora de hacerlo, y con la energía de esas dos afirmaciones piensa en ti conquistando esos nuevos objetivos.

Si te sientes capaz, lo que acabas de hacer es demostrarte a ti mismo cómo puedes aumentar tu potencial diariamente.

Todo en este camino de grandes resultados, sea cual sea el área en el que te quieras desempeñar, es un tema de deseo, de actitud y sobre todo de tener la mentalidad que te permita sobrepasar los límites normales y alcanzar cualquier resultado.

Quiero dejarte las tres partes más importantes de este proceso, para que a partir de ahora logres enfocar tu atención y de esta manera alcanzar la meta.

1. La historia que te estás contando. Siempre piensa en las reacciones de las cosas que piensas. Cuando vas a un restaurante y vas a ordenar, ¿piensas en el dinero?, ¿qué emociones están amarradas? Ahora toma ese ejemplo y hazlo con la situación a la que te debes enfrentar.

2. El Sistema de Creencias. Son el patrón que hemos construido por nuestro código genético y nuestro ambiente. Como mencioné anteriormente, todo es un tema de perspectiva, así que puedes pintar tu propio cuadro de la vida con las creencias que más resuenen contigo.

3. Los resultados. Son la última parte, son lo que demuestran el impacto de tus acciones y te dan la retroalimentación desde la forma de pensar, hasta la forma en la que actuaste. La mayoría de las personas son perezosas en la búsqueda de esos resultados soñados, no se toman el tiempo de analizarlos y ver cómo todo es parte de un ciclo.

Todo es un tema evolutivo, cambios constantes que te permiten cambiar, ser la nueva versión que se necesita para alcanzar la siguiente meta. Así que es hora de desbloquear tu potencial.