empleo

Hasta 2.000 euros mensuales pagarán por contar pingüinos en la Antártida

Los voluntarios deberán pasar cuatro meses en la zona de trabajo.


La propuesta fue hecha por el Fondo Antártico del Reino Unido, que se está encargando de encontrar personas que estén dispuestas a viajar y vivir durante cuatro meses en la Antártida para ayudar a contar cuántos pingüinos hay en el archipiélago Palmer.

Según se ha comunicado, los trabajadores deberán ubicarse más exactamente en las oficinas de correo de Port Lockroy de la isla Wienchke. Además del trabajo específico de contar los pingüinos, los empleados deberán encargarse de brindar asistencia en la tienda de recuerdos y el museo del lugar. Básicamente, tendrán que apoyar a los turistas que llegan a esta parte del mundo entre los meses de noviembre y marzo.

Los voluntarios tendrán que vivir aproximadamente cuatro meses en la estación de correos, que actualmente está igual que cuando fue inaugurada durante la Segunda Guerra Mundial, lo que genera una incomodidad para las personas, ya que no habrá wifi, luz ni calefacción.

Los cargos irán desde líder de base, gerente de tienda o asistente general y contarán con salarios entre los 1.497 y los 2.156 euros. Esta oferta laboral está abierta para cualquier persona que cuente con la documentación legal para poder trabajar en el Reino Unido.

La isla cuenta con una gran cantidad de pingüinos, por lo que otra de las incómodas funciones será limpiar las heces de los animales para que ellos no tengan que llegar hasta la oficina de correos. Y como estos animales construyen nidos y ponen huevos, los trabajadores también deberán contarlos y así ayudar con el programa de seguimiento de la población en esta zona.

Impresionante: iceberg casi tan grande como Bogotá se desprendió en la Antártida

Según se conoció por analistas de meteorología y glaciología, se completan alrededor de once días de continuos desprendimientos de hielo en la Antártida –es de resaltar que en esta parte del mundo se concentra el 90 % del hielo de todo el planeta–, y se estima que el último trozo en desprenderse es tan grande que alcanzaría la dimensión que tiene Bogotá.

La científica de la Nasa Catherine Colello Walker escribió en su cuenta de Twitter: “Colapso total de la plataforma de hielo Conger en la Antártida del este el 15 de marzo (unos 1.200 km²)”; para dimensionar lo sucedido, Bogotá tiene una dimensión de 1.775 km². Las afectaciones a ese gigantesco pedazo de hielo se vienen presentando desde hace décadas, pero en marzo la situación se complicó, al parecer, por cuenta del calentamiento global que registró picos altos en el primer trimestre, generando afectación el desprendimiento total, una información que aún están analizando los expertos.

Cabe recordar que el 19 de marzo confirmaron que un enorme iceberg se desprendió del lado occidental de la plataforma de hielo de Ronne, en el mar de Weddell, en la Antártida.

Apodado A-76, mide alrededor de 4.320 kilómetros cuadrados, lo que lo convierte en el iceberg más grande del mundo en la actualidad. Con todo, el recientemente desaparecido A68, que se desgajó del frente de hielo Larsen en la Península Antártica en 2017, llegó a medir 6.000 kilómetros cuadrados.

Visto en imágenes recientes capturadas por la misión Copernicus Sentinel-1, el iceberg mide alrededor de 170 kilómetros de largo y 25 kilómetros de ancho, y es un poco más grande que la isla de Mallorca, informa la ESA.

El tamaño del iceberg lo convierte en el más grande del mundo, arrebatándole el primer lugar al iceberg A-32A (aproximadamente 3.880 kilómetros cuadrados de tamaño) que también se encuentra en el mar de Weddell. En comparación, el iceberg A-74 que se desprendió de la plataforma de hielo Brunt en febrero a principios de este año tenía solo 1.270 kilómetros cuadrados.