Tendencias
.
En los últimos 5 años han sido aprobados 119 proyectos colectivos que representan a 3.907 familias, de los más de 13.500 firmantes. - Foto: Getty Images

foros semana

Proyectos rurales para la paz: los retos de la reincorporación

Las iniciativas productivas desarrolladas por los excombatientes han tenido que sortear varios desafíos desde la firma del Acuerdo de Paz. Un grupo de expertos analizan las nuevas oportunidades que se vislumbran para los próximos años en el Gran Foro Colombia Rural 2022

El 95 por ciento de los excombatientes de las Farc que firmaron el Acuerdo de Paz y se desmovilizaron todavía hacen parte de los procesos de reincorporación, según la ONU. Un indicador exitoso teniendo en cuenta que se trata de la guerrilla más grande que ha tenido el país en la historia del conflicto y la más antigua de América Latina.

Para propiciar un tránsito a la vida civil, el Acuerdo contempló el apoyo de iniciativas productivas desarrolladas por los firmantes, que buscan la reincorporación económica de esta población de la mano de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN).

En los últimos 5 años han sido aprobados 119 proyectos colectivos que representan a 3.907 familias, de los más de 13.500 firmantes, y se han desembolsado 4.451 proyectos productivos de carácter individual, señala Valentina Beltrán, representante del Consejo Nacional de Reincorporación (CNR).

Sin embargo, el camino para estos proyectos en la ruralidad ha sido tortuoso, pues medidas de urgencia como auxilios para la sostenibilidad económica de los excombatientes no se han efectuado en su totalidad, según la investigación De lo urgente a lo importante, realizada por la Fundación Ideas para la Paz (FIP).

De acuerdo con Daviel Oyala, representante Legal de El Tercer Acuerdo, marca de café desarrollada en el corregimiento de Gaitana, Tolima; los esfuerzos para mantener los proyectos productivos recaen principalmente sobre los mismos excombatientes que con ayuda de figuras asociativas en las regiones, sacan a flote sus producciones.

La reincorporación también se enfrenta a grandes retos como “reestructurar su arquitectura a través de la implementación de un Sistema Nacional de Reincorporación como política de Estado”, afirma Beltrán. A esto se suma la necesidad de propiciar la transversalidad con un enfoque de género, étnico y de Derechos Humanos.

Hace falta el derecho a la vida, que no nos asesinen, porque estamos trabajando para construir paz”, destaca también Oyala. Y es que en lo corrido del 2022 han sido asesinados 36 excombatientes, según cifras de Indepaz.

La propuesta de Paz Total del nuevo Gobierno ha generado expectativas para esta población. Beltrán y Oyala advierten que es clave una paz con justicia social y enfoque de género, que brinde la sostenibilidad de los proyectos productivos. Asimismo, la formulación de una reforma rural integral, que garantice la tierra y el apoyo técnico para el sostenimiento y productividad de las comunidades que vivieron el conflicto en los diferentes territorios del país.

Este 16 de noviembre, Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia; Valentina Beltrán, firmante del Acuerdo de Paz; Diego Bautista, presidente de la Agencia de Desarrollo Rural; Carlos Amaya, exgobernador de Boyacá y Andrés Castro Forero, asesor y consultor de tierras en GEOMAP, analizarán las oportunidades que para los proyectos de los excombatientes se vislumbra para los próximos años durante el Gran Foro Colombia Rural 2022 que organiza Foros Semana.