gente

El difícil relato de Camilo Villegas sobre la muerte de su hija de dos años

Luego de casi un mes de lo sucedido, el golfista colombiano reapareció ante las cámaras en una corta pero muy emotiva entrevista en la que agradeció el apoyo y la energía que ha recibido tras la partida de Mía. "Ella va a continuar inspirándonos y seguiremos adelante".


El golfista antioqueño Camilo Villegas ha pasado por un difícil momento en su vida personal por el fallecimiento de su hija Mía a finales del mes de julio. La niña, de dos años, no logró ganarle la batalla al cáncer luego de que le fuera diagnosticado un tumor cerebral y otros más en su columna vertebral, a pesar de haber superado algunas fases de quimioterapia.

En medio de su proceso personal, el colombiano ha sacado todas sus fuerzas para darle una nueva oportunidad al golf y decidió retornar a la competición oficial tras casi un mes de la pérdida. Villegas participará en el Nationwide Children’s Championship, el segundo de los torneos de las finales del Korn Ferry Tour, que se disputa en Ohio, Estados Unidos.

El deportista reapareció ante las cámaras en una corta pero muy emotiva entrevista que tuvo en el canal oficial de la PGA Tour, la Asociación de Golfistas Profesionales de América, en la que habló del complejo momento que ha pasado su familia durante un año "2020 muy fuerte", así como también de lo que significa su regreso a la competición.

Esta es la primera vez que el colombiano se refiere públicamente al fallecimiento de su pequeña Mía, puesto que únicamente en sus redes sociales se había limitado a agradecer los homenajes y mensajes de solidaridad que ha recibido de parte de sus compañeros y seguidores.

"Estoy feliz de estar aquí y estoy muy agradecido por todo el apoyo del PGA Tour, del Korn Ferry Tour, del mundo del golf, del mundo del no golf, cada uno ha sido genial. Puedo sentir el amor, puedo sentir la energía. Hoy no tenemos a Mía con nosotros, pero sí tenemos lo que llamamos el ‘Milagro de Mía‘", dijo en la entrevista.

Entre lágrimas, Camilo Villegas expresó que aunque no puede cambiar nada de lo que pasó, tanto su familia como él sí pueden tener una buena actitud para transformar lo que pase ahora y en un futuro. Agregó que la vida de su hija, en medio de sus problemas médicos, llegó a un punto en que no dependía de la voluntad de tenerla a su lado.

Obviamente, queríamos que ella estuviera con nosotros, pero llegó un punto en el que se volvió bastante loco y lo mejor fue su descanso. Ella no está aquí físicamente, pero permanece en nuestros corazones por siempre”, manifestó el golfista conmovido.

Así las cosas, el antioqueño resaltó que "la vida sigue" y que el golf siempre ha sido bueno para él, por lo que lo hace feliz poder participar en la competición. También comentó que su esposa regresó a casa con su mamá y que de esa forma "volverán a la normalidad lentamente".

Para finalizar, Camilo Villagas rompió en llanto y señaló que "las cosas suceden por alguna razón", al contar que gracias a una lesión en su hombro que le impidió jugar al golf por una larga temporada fue que pudo compartir por casi 22 meses con su esposa y su pequeña hija, en vez de estar medio tiempo con ellas. 

"Que con esta experiencia venga la Fundación Mía’s Miracles para ayudar y colaborar a otras personas para tener un buen impacto y algo positivo en las vidas", concluyó.