EL MALO DE LA T.V.


Sus personajes han sido siempre contradictorios. Cuando la gente lo ve caminar por la calle 19, cerca de los estudios donde se graban sus programas, se dice: "ahí va el malo de la televisión". Pero no es que Camilo Medina sea mal actor. Es que es el mejor "malo" de todos. Aunque ahora, con su último personaje de general Páez en la serie "Nariño" y su caracterización del "cacique Miranda" en la popular telenovela "La mala hierba", Medina está pasando de "malo" a"duro" .
Este veterano actor se subió a las tablas por primera vez en 1957, en la Escuela Nacional de Arte Dramático que funcionaba en el Teatro Colón. Y, contrariamente a lo que se imaginó, el papel de "cacique Miranda" le ha dado popularidad entre el público. A pesar de ciertas características negativas del personaje, al público le gusta la nobleza con que se comporta con su familia. El telespectador le perdona entonces cualquier crimen.
La grabación de la telenovela, que se hace en grupos de escenas que tengan lugar en el mismo "set" de exteriores y no de acuerdo al desarrollo cronológico de la narración, ha sido un reto para Medina y todo el equipo que le rodea. "Esta técnica exige una mayor concentración. El hecho de que tengamos que situarnos en diferentes épocas en una misma ronda de grabaciones hace que estudiemos los papeles con una intensidad tal que nos identifica plenamente con cada personaje" .