gente

‘Me alegro de que mamá muriera’: exactriz de iCarly revela abuso que sufrió

La recordada Sam Puckett, en iCarly, cuenta cómo dará a conocer todos los detalles de su infancia y adolescencia.


Uno de los rostros más representativos de la serie televisiva que marcó a jóvenes de hace años fue el de Jennette McCurdy; desde muy pequeña la estadounidense empezó a trabajar frente a la pantalla y aunque ahora no labora como actriz, la recordada Sam Puckett en iCarly, bajo el sello de producción de Nickelodeon, decidió abrir su corazón y contar una historia sobre su infancia y adolescencia.

Con el titular I’m Glad My Mom Died, que traduce “Me alegro de que mi mamá muriera”, McCurdy escribió las memorias que la preceden en un libro que saldrá a la venta en agosto de este año.

Según declaraciones, la también cantante reveló que sufrió abuso emocional y sexual de parte de su progenitora. Para la exactriz, su madre estaba “obsesionada con convertirla en una estrella”.

En consecuencia, la madre de Jennette McCurdy la obligaba a someterse a exámenes vaginarios y mamarios hasta sus 17 años, además, tampoco se podía bañar sola, rememoró.

Una de los impactos que tuvo el control de su madre hizo que la recordada Sam Puckett, que se caracterizaba por comer mucho y ser rebelde, tuviera un trastorno alimenticio. En vista de ello, McCurdy había hablado en 2019 con el medio The Huffington Post y allí contó que habría sufrido de anorexia y bulimia nerviosa desde una corta edad, a los once años.

En septiembre de 2013, la madre de la exactriz falleció debido a un cáncer del que no pudo librarse. Luego de la partida, la también productora y compositora dejó su carrera actoral a un lado y se centró en la industria musical. Trató de superar el suceso e ir a terapia, pues también estaba consumiendo alcohol.

Después de que terminará la representativa serie de iCarly, en 2012, Jennette seguía en el mundo actoral y dio vida al mismo personaje de Sam, pero esta vez en una propuesta llamada Sam & Cat, junto a la reconocida cantante pop Ariana Grande.

En cuanto a la creación literaria, la mujer confiesa lo que tuvo que atravesar y la presión que la perseguía debido a que su madre buscaba convertirla en una de las estrellas de Nickelodeon. De acuerdo con las declaraciones de la mujer, fue una época que le generó depresión, desprecio y desespero, muestra de los trastornos alimenticios y la adicción al alcohol que experimentó.

El año pasado iCarly volvió a las pantallas a través de una serie en la que McCurdy no participó. Una de las razones por las que la mujer de 29 años dejó a un lado la oportunidad de reencontrarse con sus compañeros de set y grabación fue porque ese programa, en el que tres jóvenes transmitían videos a través de la web, le recordaba los abusos que sufrió de su madre.

De igual manera, confesó que trabajó en Sam & Cat únicamente para complacerla a ella.

Con el pasar de los años, la exactriz contó a sus seguidores de redes sociales que se encuentra preparada para dar a conocer cada una de sus memorias y el proceso de recuperación por el que tuvo que pasar. Así que, mediante su libro I’m Glad My Mom Died espera no solo ser un ejemplo de vida sino que, con sus palabras, busca apoyar a quienes también han tenido que vivenciar situaciones similares.

“Fue importante para mí explorar el abuso emocional y psicológico que sufrí durante mi tiempo como joven intérprete. Siento que no tenía las herramientas, el lenguaje o el apoyo necesarios para hablar por mí misma en ese entonces, por lo que este libro es una forma de honrar esa experiencia y dar voz a mi antiguo yo, sino también de alentar a los jóvenes a hablar por sí mismos en entornos donde pueden estar condicionados a simplemente ´jugar a la pelota´ y ´ser un buen deporte´”, aseguró la cantante y ahora escritora.

Cabe señalar que antes de que los relatos de Jennette McCurdy se convirtieran en un libro, estos se presentaban como una obra de teatro en varias ciudades de Estados Unidos.