SALSERO CREATIVO


Salsero como todo buen caleño, Carlos Duque, ha trajinado desde hace años por el mundo de las artes gráficas y la publicidad.
Pero, sin duda alguna, fue el afiche que realizó para la campaña de Luis Carlos Galán el que lo dio a conocer más allá del círculo de iniciados de la publicidad. Porque la mayor parte del tiempo ha trabajado tras bambalinas, craneando comerciales, diseñando campañas publicitarias, investigando las posibilidades comunicativas de la imagen.
Inquieto como buen creativo que es, ha incursionado en el grabado y ahora participa en el Salón Anual Op de Diseño Gráfico del Museo de Arte Moderno de Bogotá. Para hacerlo, abandonó hace cinco meses su trabajo en la "boutique creativa" que fundó con dos socios y se dedicó a dar vuelo a la imaginación. El resultado son obras muy extrañas como un Sagrado Corazón al que le explotan los ojos y el corazón, una Marilyn Monroe como salida de una orgía de sangre y una Monalisa con tres ojos. Todas hechas con una técnica que ha llamado fotografismo y que incorpora en el proceso de diseño, los recursos de las artes gráficas.