violencia de género

Video: Mujer fue golpeada por su expareja el pasado viernes en Popayán

El sujeto la había obligado a abortar meses atrás y la maltrataba tanto física como verbalmente. Esta es la historia


La violencia de género no da tregua en Colombia. A pesar de los múltiples esfuerzos que hacen las autoridades para evitar que esto ocurra, cada día se conocen nuevos casos de maltrato hacia hombres y mujeres, siendo más significativa la cifra de las segundas.

El pasado viernes, 12 de marzo, Lizeth Viviana Guerrero fue víctima de una fuerte golpiza por parte de su expareja, a quien ella identifica como Jonathan Felipe de la Rosa Guañarita, un hombre con quien convivió por más de un año y quien la maltrató tanto física como verbalmente.

“Yo ya venía varios meses conviviendo con él, con Jonathan Felipe de la Rosa. Anteriormente ya se venían presentando agresiones físicas y psicológicas, él es una persona muy controladora, obsesivo-compulsiva. Y en el transcurso de la semana pasada ya me había agredido”, relató la mujer a SEMANA Noticias.

Explicó que el viernes la agresión ocurrió en la vivienda del hombre en mención. “Eso ocurrió hacia las 11 o 12 del mediodía, yo ya quería irme de donde él y él no me dejaba ir. Él me decía que le fastidiaba, que ya no le servía ni siquiera para estar en la cama; él quería que yo fuera sexual y que si yo no hacía lo que él quería, me insultaba y me hacía sentir mal”, dijo.

“Ese día yo ya me quería ir y él me cogió del cabello, me empezó a pegar. Aparte de eso me venía insultando, me decía que si yo me quería ir era porque yo me quería acostar con varios hombres, que me querían comer, que me lo querían meter. Él siempre tenía esos pensamientos enfermos y sexuales contra eso”, relató Guerrero.

Continuó relatando que luego de ese episodio, ella se defendió. “Me defendí, lo empujé y le dije que dije que la tía de él era muy vulnerable, que accedía mucho a todo lo que él decía, porque a pesar de que la familia sabía de todo el maltrato que me había dado y delante de la tía, yo le dije a ella que era muy bobita y –Jonathan Felipe– cogió y me dijo “vos sos una malparida, ¿cómo es lo que le estás diciendo a mi tía” y me empezó a pegar puños en la cara, me pegó una patada en mi vagina, me hizo caer, me empezó a pegar puños en la cabeza. Ya de verme que yo estaba mal, yo iba a ir al citófono para llamar al vigilante y no me dejaba, me cogía del cabello”.

“Ya luego de tanto, pude salir de la casa de él, él me persiguió y en vigilancia se dieron cuenta. Desde ahí me salí de la casa de él y no quise volver más”, explicó Lizeth Viviana sobre lo ocurrido el pasado viernes.

Las agresiones no ocurrieron solo el viernes, Guerrero relató que vienen de tiempo atrás y que no ha sido ella la única víctima de sus maltratos. Señaló que, durante la pandemia, ella quedó embarazada y él la obligó a abortar.

“Él siempre se ha manifestado con agresiones conmigo, me hizo abortar. No solamente a mí, con la expareja de él, que duraron 10 años, también se presentaron esos inconvenientes”, señaló.

La mujer indicó que su victimario usa su profesión y sus presuntos contactos para atemorizar a sus parejas. “Con el miedo que él le coloca a uno, que porque es abogado, que porque el tío trabaja en la Fiscalía, que a él no le iban a hacer nada”, señaló.

Lizeth Viviana Guerrero relató que en anteriores ocasiones ya había denunciado a su agresor, no obstante, se las quitó “por él, porque él me decía que yo estaba con él y que yo se las tenía que quitar”.

De acuerdo con Guerrero, además de las constantes agresiones físicas, su expareja le prohibió a Guerrero hablar con sus amigos y familiares. Hoy, Lizeth Viviana Guerrero clama porque se haga justicia con su caso “y que pague por todo lo que ha hecho”.