Bogotá estrena una red de colilleros interactivos

Gracias al trabajo conjunto entre diversas organizaciones privadas y públicas, entre las que destacan Philip Morris International, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos de Bogotá, Fenalco, Asobares, Acodres y No Más Colillas Colombia, este miércoles fue inaugurado un programa piloto para que los fumadores adultos arrojen las colillas en los lugares adecuados.


De acuerdo con estimaciones del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad Piloto de Colombia, en Bogotá en un año se pueden llegar a recolectar 19 toneladas de colillas en el espacio público.

Precisamente, para mitigar esto, nació Bogotá No es un Cenicero. Se trata de un programa piloto, que arrancó inicialmente en el emblemático Parque de los Hippies, uno de los lugares de alta concentración de bares y restaurantes en la capital.

“Es una iniciativa donde prima la pedagogía, la cultura ciudadana y la interacción. La idea es fomentar un cambio en los comportamientos de los fumadores adultos para reducir la presencia de colillas en el espacio público”, indicó Silvia Barrero, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Philip Morris International en el Clúster Andino.

Silvia Barrero, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Philip Morris
International en el Clúster Andino, durante el lanzamiento de la campaña en el Parque de los Hippies.
Silvia Barrero, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Philip Morris International en el Clúster Andino, durante el lanzamiento de la campaña en el Parque de los Hippies. - Foto: SEMANA

Según el estudio técnico de la zona, desarrollado para la estructuración de este programa, se estima que solo en el Parque de los Hippies se pueden encontrar 334.000 colillas en el piso en un mes, lo que equivale a 4 millones de colillas en un año.

Los nuevos colilleros interactivos

Como parte de la campaña, el primer paso fue la instalación de varios colilleros interactivos que los fumadores adultos podrán encontrar entre las carreras 7 y 13, y las calles 58 y 60. Además de encontrar señalización en varios puntos de comercio, están demarcados con líneas en el piso para que los ciudadanos puedan encontrarlos más fácilmente.

En algunos establecimientos los colilleros estarán señalizados para que los ciudadanos puedan encontrarlos con facilidad.
En algunos establecimientos los colilleros estarán señalizados para que los ciudadanos puedan encontrarlos con facilidad. - Foto: SEMANA

Este primer avance de la campaña ha sido posible gracias a un esfuerzo desde diversos frentes. “Es muy importante la unión de la empresa privada con las autoridades públicas para cambiar los malos comportamientos ciudadanos”, explicó Hermes Forero, subdirector de Recolección, Barrido y Limpieza de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos de Bogotá (UAESP).

“Una pequeña acción realizada diariamente por más del 70% de los fumadores ha hecho que las colillas de cigarrillo sean uno de los mayores residuos en el mundo. Ahora, esta pequeña gran acción llamada Bogotá No es un Cenicero nos permitirá demostrar que juntos, ciudadanos, ONG’s, comerciantes, industria y Estado podemos darle una solución efectiva y replicable a esta problemática, con acciones concretas y medibles”, agregó Cindy Perilla, fundadora de la organización No más Colillas Bogotá.

Al esfuerzo conjunto también se unieron asociaciones del sector privado como Fenalco, Asobares y Acodres, para, desde su rol, incentivar a que los ciudadanos utilicen estos colilleros.

Silvia Barrero, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Philip Morris International en el Clúster Andino; Cindy Perilla, directora de No más colillas Colombia; Guillermo Gómez, Pdte. ejecutivo de Acodres; Adriana Plata, Pdte. ejecutiva de Asobares; y Hermes Forero, subdirector de Recolección, Barrido y Limpieza de la UESP.
Silvia Barrero, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Philip Morris International en el Clúster Andino; Cindy Perilla, directora de No más colillas Colombia; Guillermo Gómez, Pdte. ejecutivo de Acodres; Adriana Plata, Pdte. ejecutiva de Asobares; y Hermes Forero, subdirector de Recolección, Barrido y Limpieza de la UESP. - Foto: SEMANA

Durante esta primera etapa, se hará una medición del impacto de la medida por los próximos tres meses, para consolidar información, mejorar las estrategias y desarrollar iniciativas similares en otros puntos de la ciudad.

“Es muy importante que los ciudadanos se sumen a los esfuerzos que cada día hacemos desde el Distrito por mantener una ciudad más limpia y agradable. Si todos ponemos de nuestra parte, la ciudad cada día será un mejor lugar para vivir”, concluyó Luz Amanda Camacho, directora de la UAESP.

*Entre Coltabaco SAS y Semana existen acuerdos comerciales a efectos de publicar este artículo.