Las impresionantes cifras de Colanta, una de las cooperativas más grandes del país

A través de modelos socialmente responsables y pensando en el medioambiente y en una mejor calidad de vida de sus asociados, la cooperativa se ubica como la más grande del país.


La Cooperativa Colanta comenzó a tejer su historia el 19 de abril de 1964, cuando en el municipio de Donmatías, en el altiplano norte de Antioquia, 60 campesinos productores de leche, promovidos por la Secretaría de Agricultura del departamento, se asociaron para crear una empresa solidaria y así promover la venta de su producción lechera.

Hoy Colanta se ubica en el primer eslabón del cooperativismo colombiano con 6.159 productores asociados y no asociados, y 8.099 trabajadores entre vinculados, aprendices y temporales.

En total, esta cooperativa genera 14.689 empleos directos y 50.614 indirectos en el territorio nacional; además, cuenta con diferentes alianzas con recursos de cooperación internacional, que intervienen zonas estratégicas para el desarrollo de la industria lechera.

Su expansión y reconocimiento ha correspondido a su esencia de gobierno cooperativo, que desde sus inicios fomentó una cadena de abastecimiento sostenible y socialmente responsable; demuestra con hechos que es modelo de organización de economía solidaria y contribuye de manera eficaz a la transformación del campo colombiano y a la construcción de un mejor país para todos.

Cadenas de valor sostenibles, socialmente responsables y regenerativas

Anualmente, Colanta realiza en promedio una inversión social de 126.000 millones de pesos, con la cual busca mejorar la calidad de vida de los 262.212 beneficiarios de programas de desarrollo, en un círculo virtuoso de ayuda mutua, solidaridad, responsabilidad, equidad y todos los valores cooperativos que permiten las grandes transformaciones. Desde 2019, Colanta estableció la alianza con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en los programas ‘Yuca amarga para una dulce leche’ y ‘Riqueza natural’, con los objetivos de avanzar en una ganadería regenerativa y sostenible.

Además, respalda campañas y programas para la comunidad con donaciones en casi todos los municipios en donde desarrolla actividades comerciales, también en aquellos que solicitan su ayuda. Gracias a su naturaleza solidaria, expresada en el compromiso de todos los asociados y colaboradores, entregó durante 2020 más de 822 toneladas de leche fluida, derivados lácteos, carne, derivados cárnicos y otros artículos para satisfacer las necesidades de las familias.

Durante 2020, Colanta terminó la construcción e inició operaciones de la quinta planta de pulverización propia, con capacidad de procesar diariamente 600.000 litros de leche y 800.000 litros de suero de quesería; esta genera 68 empleos directos y 450 empleos indirectos, así como la disminución de las emisiones de CO2 al reducir el transporte y vertimiento del suero, logrando así un impacto ambiental positivo.

Durante más de medio siglo, Colanta ha transformado la calidad de vida de todos los actores sociales: impacta positivamente la producción pecuaria y aporta al mejoramiento de los hábitos de consumo de los colombianos. A lo largo del año 2021, siguió con su tarea de buscar estabilidad económica y social en los hatos lecheros de todos sus proveedores por medio de asesoría técnica en procesos y costos de producción para que cada uno de ellos dignifique cada vez más su actividad en el campo y lo haga un negocio sostenible en el tiempo.