Innovación aplicada a las necesidades del cliente

Más que hacer uso de la inteligencia artificial es transformar los procesos para estar en línea con las necesidades de las personas, aseguran expertos.


Más que tecnología, las organizaciones hoy en día necesitan innovación para mantenerse como líderes. Según el Ranking de Innovación Empresarial 2021 de la Andi, las empresas en el país pasaron de invertir de su presupuesto el 2,7 por ciento a 4,9 por ciento en promedio en actividades de ciencia, tecnología e innovación entre el 2016 y 2020.

“Gracias a la innovación, incrementaron de 10,6 por ciento a 15,2 por ciento sus ventas, que sumaron en total 66 billones de pesos durante el 2020, es decir, el 7 por ciento del PIB del país”, precisa un informe de la agremiación sobre el tema..

Efectivamente, según el informe “Fjord Trends 2021″, presentado por Accenture el año pasado, solo adoptando nuevas estrategias, servicios y experiencias, las empresas podrán satisfacer unas necesidades humanas que también evolucionan con el tiempo.

Todas las compañías, en opinión de Raúl Grijalba, Managing Director Región Mediterránea de ManpowerGroup, deben implantar una cultura corporativa innovadora que se mide por mucho más que sus inversiones en tecnología, sino por el propósito, los valores o el proceso en la toma de decisiones.

Innovación para mejorar la productividad empresarial

En el caso de Compensar, por ejemplo, la innovación traspasa los límites de la organización y repercuten en lo social. “Concebimos la innovación como parte de una estrategia que contribuye a resolver los retos del día a día, por ello, de manera permanente fortalecemos la cultura de la experimentación y la co-creación que genera soluciones que agregan valor e impactan favorablemente la salud y el bienestar de nuestros aliados y usuarios”, asegura Luisa Salazar, Gerente de Innovación de la caja de compensación.

Y aunque muchos sectores afirman que esta cultura se dio a partir de la transformación de las relaciones, los mercados y los procesos durante la pandemia, para Compensar es una estrategia que se viene implementando desde hace más de cuatro décadas, y es, incluso, un pilar en su gestión, lo que les ha permitido ser disruptivos en la generación de nuevos modelos de negocio, productos, servicios e ideas, con enfoque social y que agregan valor y favorecen la calidad de vida de los usuarios.

El modelo de innovación de Compensar contempla cuatro líneas de acción: intraemprendimiento, innovación abierta, transformación cultural y ecosistemas de innovación.

“Justamente en esta última recibimos el año pasado un importante reconocimiento: puesto número uno en el primer ranking de innovación abierta en Colombia, elaborado por la plataforma 100 Open Startups de la mano de Connect Bogotá, fruto de nuestro relacionamiento activo con el ecosistema de innovación”, precisó Luisa Salazar.

La directiva agregó que “tenemos un modelo de innovación con sentido, enfocado en la búsqueda de resultados que trasciendan, de tal forma que, como dice Google, sean 10 veces mejores: que los usuarios puedan acceder 10 veces mejor a nuestros servicios y puedan hacer que su dinero les rinda 10 veces más en opciones de bienestar, entre otros. También, hacemos apuestas y renuncias, es decir, si somos buenos en algo, nos apoyamos en eso para seguir generando valor, y lo que no funciona, se modifica, aunque requiera más esfuerzo y aprendizaje”.

Y el gran logro es que eso repercuta en el usuario final. La innovación, como pensamiento y cambio de cultura transversal, se refleja finalmente en el impacto en las personas.

Por ejemplo, puntualiza Luisa Salazar, “hemos habilitado IOT en algunos medios de transporte para ser más eficientes, así como  en los procesos de tratamiento de algunos pacientes, con el fin de monitorear síntomas e identificar alertas tempranas; además, optimizamos la gestión de los laboratorios clínicos y creamos programas de atención en salud basados en analítica predictiva, con la que hemos podido responder más eficazmente a situaciones como el COVID y enfermedades crónicas o de alto costo”, dice.

“Nuestro gran reto ha sido la transversalidad. Una empresa dentro de un segmento puntual se centra en su core business, en nuestro caso, tenemos muchos frentes de acción: hacemos turismo, salud, alimentos, vivienda, recreación, eventos, entre otros, entonces nos hemos esforzado en que esa innovación sea para que el usuario pueda, a través de nosotros, construir y diseñar una vida feliz, una vida productiva, una vida con sueños posibles y que pueda resolver todos sus desafíos. Si no tenemos la solución a lo que necesita, pues, junto con él, la podemos crear. Esta es la clave del liderazgo en innovación”, puntualiza.