Tendencias
Los dos cachorros perdieron a su madre. Son cuidados a diario por los expertos del lugar. Fotos: Parque Temático Nápoles. - Foto: Parque Nápoles

pandemia

EN VIDEO: Nacen dos tigres de bengala en zoológico de la Hacienda Nápoles

Naya y Kalú son los nuevos integrantes del parque temático: cachorros que a los pocos días de nacer perdieron a su madre. Expertos los cuidan y alimentan a diario, al igual que a los 40 animales que han nacido durante la cuarentena, como chigüiros, dantas y antílopes.

Más de 1.000 animales silvestres y exóticos habitan en el zoológico del Parque Temático Hacienda Nápoles, un lugar de 1.600 hectáreas ubicado en el municipio antioqueño de Puerto Triunfo que durante los años 80 y 90 fue propiedad del narcotraficante Pablo Escobar.

La mayoría de estos animales fue víctima del tráfico ilegal de fauna o del maltrato recibido en sitios como circos. Quedaron con profundas heridas y afectaciones en sus comportamientos. El zoológico les brindó una nueva oportunidad de vida que, a hoy, se ha visto reflejada en la reproducción de cerca de 50 especies de las que allí habitan.

Le puede interesar: Los salvavidas del Jaime Duque en la cuarentena

Hace 15 días, uno de los nueve tigres de bengala que habitan en el parque temático dejó sorprendidos a los veterinarios, biólogos y cuidadores. Una hembra dio a luz a dos cachorros, alumbramiento que dejó perplejos a los expertos porque ignoraban que estaba en embarazo.

“No esperábamos recibir una nueva camada. Uno de los trabajadores se dio cuenta que la tigresa tenía una nueva compañía, algo que nos alertó al comienzo por los antecedentes que tenía el animal. Las dos anteriores camadas que tuvo no lograron sobrevivir por el comportamiento de la madre. Ella misma puso fin a la vida de sus cachorros”, dijo Oberdan Martínez Orozco, administrador general del Parque Temático Hacienda Nápoles. 

Naya y Kalú son los nuevos tigres del santuario de fauna del parque. Foto: Parque Temático Hacienda Nápoles.

Sin embargo, en esta ocasión algo había cambiado en la tigresa de aproximadamente 12 años de vida, quien estaba bastante pendiente de sus dos nuevos cachorros, llamados Naya, una hembra, y Kalú, un macho. 

“A diferencia de sus primeras camadas, con las que la tigresa no desarrolló su instinto materno, con estos cachorros parecía que sí los iba a cuidar y proteger. La muerte de las crías es algo normal en los felinos. Muchas veces las hembras las matan para que el macho pueda volverlas a montar”, informó Daniela Flórez, bióloga y coordinadora del santuario de fauna del parque temático. 

Le puede interesar: Lanzan salvavidas digital para segundo aviario más grande de América

Hace ocho días, la tristeza inundó a los más de 100 trabajadores de la Hacienda Nápoles. La tigresa falleció y dejó huérfanos a los cachorros. “La necropsia determinó que murió por causas naturales derivadas de un problema pulmonar, una enfermedad que el animal tampoco había manifestado”, complementó Martínez.

Los pequeños tigres quedaron huérfanos a los ocho días de nacer. Foto: Parque Temático Hacienda Nápoles.

Según el administrador del parque, en los animales salvajes es muy difícil identificar enfermedades a tiempo por comportamientos que hacen parte de su genética. “En su hábitat natural, uno de los mecanismos de defensa para no ser víctimas de depredadores es no mostrar su debilidad. Cuando da muestras de enfermedad, es porque el estado es demasiado avanzado”.

Madres artificiales

Al perder a su madre, Naya y Kalú pasaron a habitar en la clínica veterinaria del santuario de fauna del parque temático. El macho cuenta con un peso aproximado de dos kilogramos y la hembra de 1,5 kilogramos.

En la semana que estuvieron con la madre, la tigresa los alimentó con su leche materna, un calostro que le aportó vitaminas y defensas. Ese fue un buen punto de partida para el futuro de los cachorros, a los cuales ahora alimentamos con unos lacto reemplazadores que se asimilan a la leche de la madre”, dijo Flórez.

Expertos del parque alimentan cada dos horas a los cachorros. Foto: Parque Temático Hacienda Nápoles.

Los cachorros son alimentados cada dos horas por los expertos del parque temático. Sumado a esto, los biólogos y veterinarios estimulan los cuerpos a los pequeños tigres de bengala con un paño mojado con agua tibia. “Lo que hacemos es simular lo que haría la mamá con su lengua, una actividad que tiene como fin que hagan sus necesidades fisiológicas, como orinar y defecar”, anota la bióloga.

Le puede interesar: 150 animales silvestres del Bioparque La Reserva también necesitan ayuda

Siete personas del parque están pendientes las 24 horas del día de los nuevos integrantes del santuario de fauna, quienes se convirtieron en sus madres sustitutas. “Les brindamos una crianza artificial para que los felinos desarrollen un tipo de vínculo, que luego nos permita generar una condición operante, es decir que se dejen sacar muestras de sangre y coprológicas y hacer valoraciones médicas sin la necesidad de que pasen por una anestesia”.

El ideal es que los cachorros puedan convivir con los otros ocho tigres de bengala cuando estén más grandes. Foto: Parque Temático Hacienda Nápoles.

En las jornadas de alimentación, Naya y Kalú salen de la clínica para que tener contacto con el pasto y el sol y mejorar su locomoción. Según Flórez, no sólo se trata de darles tetero y acostarlos a dormir. “Todos los días los estimulamos para que caminen y empiecen a descubrir el entorno que los rodea. Estarán aproximadamente seis meses en un proceso de cuidados y observaciones”.

Cumplido el tiempo en la clínica, los cachorros pasarán a vivir cerca de las áreas de manejo donde están los ocho tigres de bengala adultos, un grupo conformado por tres hembras y cinco machos. “Pondremos en marcha un proceso de socialización para que los vean, los olfateen y se reconozcan; por último serán juntados dependiendo de la evolución”, anota la experta.

Con estos dos cachorros, el parque ahora suma 10 tigres de bengala. Foto: Parque Temático Haciendo Nápoles.

Una adopción por parte de alguna de las tres tigresas hembras representaba un alto riesgo que nadie estaba dispuesto a correr. Según Flórez, estos felinos no reaccionan muy bien a este tipo de crías ajenas. “Además, se necesitaría de una tigresa que haya parido recientemente, y ninguna de las tres está en proceso de maternidad”. 

Le puede interesar: ¿Cómo funciona un zoológico sin visitantes?

El administrador general del parque temático indica que harán todo lo posible para que Naya y Kalú se conviertan en tigres de bengala vigorosos. “Esperamos ser exitosos en su crianza artificial, una tarea que no será fácil porque estos procedimientos suelen generar algunos problemas, como que los felinos no sean tan fuertes al no recibir alimento y la crianza de su madre”.

Los expertos harán hasta lo imposible para que los cachorros crezcan. Foto: Parque Temático Haciendo Nápoles.

Una nueva danta

El parque Nápoles también le dio la bienvenida a una pequeña danta amazónica (Tapirus terrestris), una especie que sólo habita en Sudamérica y que está catalogada como vulnerable a la extinción por la deforestación, cacería y reducción de su hábitat natural.

Se trata de un macho llamado Napoleón, que estará junto a su mamá en un corral apartado de las otras dantas, para que así los machos no agredan a la cría y madre e hijo desarrollen un vínculo. “Nos llena de satisfacción que en el parque estemos aportando al nacimiento de nuevas dantas de una especie bastante afectada por el hombre”, anota Flórez.

Napoleón es la nueva danta amazónica del santuario de fauna. Fotos: Parque Temático Hacienda Nápoles.

En Nápoles hay otras 12 dantas amazónicas adultas que ya han dado crías, mamíferos que le permitirán al parque temático generar un proyecto con la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare) para liberar en su hábitat natural a los nuevos descendientes.

El ideal es reintroducir unas dantas en un espacio de bosque conservado para que empiecen a poblarlo. Ese siempre es el propósito de la conservación, lo que toma mucho más peso con una especie que está en peligro de desaparecer”, indica la bióloga.

Baby boom

Durante los cinco meses que lleva la cuarentena por la pandemia del coronavirus, en el Parque Temático Hacienda Nápoles han nacido aproximadamente 40 animales, entre chigüiros, antílopes, dantas, tigres de bengala, cabras y ovejas.

Según Martínez, este baby boom de animales es normal en el parque. “Siempre hemos tenido una buena reproducción de las especies, como felinos, suricatas, dantas, chigüiros, cebras y primates. Esto es un claro indicio de que los animales cuentan con buenas condiciones para reproducirse”.

El chigüiro es el animal que más ha nacido durante la cuarentena. Foto: Parque Temático Hacienda Nápoles.

Para la bióloga, muchas personas creen que los zoológicos tienen animales con el único propósito de lucrarse. “Lo que hacemos es conservar especies que están en peligro de extinción y aquellas que fueron afectadas por el tráfico de fauna. Como muchos de los animales pasaron largos periodos en cautiverio, es imposible que regresen a su hábitat natural, por lo cual nos encargarmos de darles una vida con condiciones óptimas, que incluye alimentación, observación médica y enriquecimientos para que no tengan estrés”.

Le puede interesar: ESPECIAL: Así salvan al cóndor andino de la extinción

El administrador de Nápoles indica que los animales del parque temático no están en cautiverio sino en una libertad controlada. “Como contamos con una gran extensión de terreno, podemos ofrecerles espacios muy amplios con enriquecimientos ambiental y nutricional para que puedan sentirse lo más parecido posible a sus entornos naturales”.

39 felinos habitan en este parque ubicado en el Magdalena medio. Fotos: Parque Temático Hacienda Nápoles.

Entre los animales más representativos están 39 felinos, grupo que incluye 10 tigres de bengala, cinco jaguares, cuatro ocelotes, tres leones y 17 pumas.

Solo contamos con una hipopótama llamada Vanessa. Los otros que habitan en el Magdalena medio son responsabilidad de las autoridades ambientales y Gobierno, una problemática compleja que lleva mucho tiempo. Desde que se hizo el proceso de allanar los terrenos de Pablo Escobar, los hipopótamos son responsabilidad del Ministerio de Ambiente”, aclaró Martínez.

Desde marzo, el parque temático no recibe un sólo visitante. Foto: Jhon Barros.

Crisis por la pandemia

Desde mediados de marzo, el Parque Temático Hacienda Nápoles tuvo que cerrar sus puertas como medida preventiva para mitigar la pandemia de la covid-19, lo cual ha desatado una profunda crisis económica. 

Le puede interesar: ESPECIAL: ¿Qué pasó con Nala? La leona decomisada hace diez años a un circo de Bogotá

Al no recibir los dineros de los visitantes que llegaban casi a diario para disfrutar de las atracciones mecánicas, el zoológico o a hospedarse en los hoteles, las directivas del parque han tenido que ingeniárselas para salir a flote. 

Vanessa es la única hipopótama que habita en el parque. Fotos: Parque Temático Hacienda Nápoles.

Llevamos cinco meses sin recibir ningún tipo de ingreso, por lo cual hicimos algunos ajustes a la nómina fija, que suma 130 personas: 25 por ciento del personal está trabajando de manera completa, otro 25 por ciento en media jornada con menos salario y el 50 por ciento restante está en licencia no remunerada, personas a las que les hemos entregado algunos recursos provenientes de las ayudas del Gobierno”, menciona Martínez.

Las más de 150 personas de los municipios del Magdalena medio que trabajaban por temporadas o los fines de semana, son las más perjudicadas por la crisis económica, ya que se quedaron sin trabajo. “Nos vimos obligados a minimizar los gastos al máximo y hacer uso de las reservas y ahorros que teníamos para desarrollar proyectos de expansión en el terreno, recursos que no aguantarán más allá de octubre”.

Los más de 1.000 animales del parque temático también han sentido los estragos de la pandemia. Fotos: Parque Temático Hacienda Nápoles.

Incluso para la alimentación de los animales, las directivas del parque han tenido que ingeniar nuevos mecanismos, como disponer de nuevas áreas para la alimentación de los herbívoros y cambiar un poco la dieta de los concentrados de los carnívoros.

“También hemos creado campañas por las redes sociales para que la ciudadanía nos ayude a sobrevivir en la cuarentena, como comprar de manera anticipada las entradas al parque. Por ejemplo, damos un 50 por ciento de descuento para el pasaporte safari, uno de los más comprados por el público. Aunque sí se han presentado ventas, no son las esperadas. La crisis sigue viva en Nápoles”, concluye Martínez.

Los que quieran ayudar al parque temático con la compra de pasaportes anticipados pueden hacerlo en el siguiente link: https://haciendanapoles.com/product/pasaportes-safari/

Nápoles solo tiene ahorros para sobrevivir hasta octubrel. Fotos: Parque Temático Hacienda Nápoles.