medio ambiente

Carrera Verde: competencia que regala árboles y un respiro al planeta

Dentro de poco se verán corredores por las calles de Bogotá que, con su participación, estarán aportando un granito de arena para conservar el medio ambiente.


La descontrolada tala de árboles a lo largo y ancho del país evidencia hoy, y puntualmente en la Amazonía colombiana, la alarmante realidad de la deforestación de nuestros bosques.

Son estas zonas “tumbadas” las que ardieron en nuestro país debido, en parte, a la temporada de sequía que se vivió a comienzo de 2022, pero también, y en un porcentaje importante, debido a las quemas originadas por una heterogeneidad de grupos humanos que confluyen en la zona, lo que evidencia que son insuficientes las acciones que se llevan a cabo.

“Infortunadamente la quema no viene sola, arrastra consigo otros graves factores alrededor de la deforestación, como la emisión de carbono que va a la atmósfera en altos porcentajes, la pérdida de hábitat de distintas especies, muchas de las cuales solo habitan en estos ecosistemas, la afectación en la movilidad de especies voladoras a causa de las humaredas y la degradación del suelo, eliminando la posibilidad que se conserve el equilibrio de la selva, entre muchos otros. En conclusión, el agotamiento es en todos los niveles”, afirmó Clara Solano, directora ejecutiva de Fundación Natura.

Sin embargo, las alarmas no se prenden únicamente en las zonas donde ardió la selva, pues la Amazonía y los Andes forman juntos un corredor vital por el cual la atmósfera, así como moviliza el agua que nos da vida gracias a la dinámica climática, también moviliza innumerables partículas generadas por la quema, teniendo graves efectos en la vida en general.

La atmósfera es un sistema interconectado, lo que pasa en la Amazonía afecta a las regiones Andina, Caribe y Pacífica, porque, al ser continua y dinámica, todo lo moviliza mediante los vientos. Como plataforma de información, la Carrera Verde Colombia ayuda a conectarse con ese quehacer.

Los participantes de la carrera son ciudadanos y entidades que están comprometidos con una acción que conecta con una posible solución, estos manejan conceptos, información ambiental, de sostenibilidad y, sobre todo, aportan a la restauración, asegura Solano.

A través de la Carrera Verde Colombia, la única carbono cero en el mundo, así como también la única carrera en Colombia que se ha sumado a Sports for Climate Action, una iniciativa mundial de la Organización de Naciones Unidas que busca hacer un llamado a las organizaciones deportivas para que reconozcan la contribución del sector deportivo al cambio climático y su responsabilidad de luchar por la neutralidad climática, para un planeta más seguro, se aporta a la mitigación del cambio climático por medio de la restauración ecológica de los bosques del país.

Adicionalmente, esta competencia está avalada con la certificación Gold Inspire del Council for Responsible Sports de EE. UU., un sello que reconoce la labor de aquellos eventos deportivos inspiradores y responsables con el medio ambiente.

Además es la única que aporta a la mitigación del cambio climático a través de la restauración ecológica de los bosques andinos y altoandinos del país, la cual invita a corredores, empresas, cuerpos diplomáticos, instituciones educativas y ONG, entre otros, a sumarse a esta causa, y alcanzar entre todos a sembrar más de 8.000 árboles, en esta edición de la carrera.